La eutanasia
Jeringuilla (Pixabay)

Las evidencias sobre lo que realmente está sucediendo, aunque haya muchos que no las quieran ver, siguen apareciendo. Y no lo hacen, precisamente, en medios que pudiéramos calificar de conspiranoicos, negacionistas o antivacunas. Lo hace en medios como la revista “Nature”.

¿Qué pensarán todos esos que nos llaman locos y que creen que nos estamos inventando las cosas cuando lean estudios que digan cosas como estas? “Aumento de eventos cardiovasculares de emergencia entre la población menor de 40 años en Israel durante el lanzamiento de la vacuna y la tercera ola de COVID-19”.

Y lean con mucha atención porque, tal y como lo cuentan, no hay demasiado lugar a la duda. Vamos, que no están encubriendo nada o contando algo que pueda generar demasiadas preguntas:

“Utilizando un conjunto de datos único de los Servicios Médicos de Emergencia Nacional (EMS) de Israel de 2019 a 2021, el estudio tiene como objetivo evaluar la asociación entre el volumen de paro cardíaco y llamadas de EMS de síndrome coronario agudo en la población de 16 a 39 años con factores potenciales. incluidas las tasas de infección y vacunación de COVID-19. Se detectó un aumento de más del 25% en ambos tipos de llamadas durante enero-mayo de 2021, en comparación con los años 2019-2020. Usando modelos de regresión Binomial Negativa, los recuentos semanales de llamadas de emergencia se asociaron significativamente con las tasas de la primera y segunda dosis de vacuna administradas a este grupo de edad, pero no con las tasas de infección por COVID-19”.

Y nosotros nos basamos en un estudio, al igual que hacen otros cuando nos cuentan sus milongas. A estas alturas, estamos preparados para jugar en cualquier terreno, incluso en el mismo terreno del oficialismo. ¿Quieren estudios? Los tienen. ¿Quieren más evidencias? Se pueden dar una vuelta por cualquier red social y verlas, sin hacer ningún esfuerzo especial para encontrarlas.

¿Nos dirán también aquello de que los beneficios superan a los riesgos? Puede que lo hagan. A estas alturas ya nos podemos esperar cualquier cosa del oficialismo y de sus voceros vendidos. Pero observen con atención lo que dice ese estudio porque no es ninguna tontería. En primer lugar, el estudio se hace entre personas de 16 a 39 años, unos rangos de edad en los que padecer un problema coronario, hasta ahora, era bastante difícil y se daba en contadas ocasiones.

Y por otro lado, el porcentaje en el que han aumentado los problemas, un 25%. La cifra no está nada mal, mucho más si tenemos en cuenta de que, en realidad, tampoco llevamos tanto tiempo con esto de las inoculaciones, ha pasado poco más de un año desde que comenzaron.

El problema, bajo nuestro punto de vista, es que las cosas irán a mucho peor y dentro de un tiempo, pocos serán los que asocien los problemas que haya con las inoculaciones. Conviene recordar que todos, absolutamente todos a los que consulten, desconocen los efectos de las inoculaciones a medio y largo plazo. La cosa puede ser muy, muy complicada.

 

4 Comentarios

  1. La recomendación, recientemente exacerbada, de no tomar alcohol en general (etanol) parece ser debido a que reacciona con el óxido de grafeno (GO).
    Graphitization of Graphene Oxide with Ethanol during Thermal Reduction
    https://pubs.acs.org/doi/10.1021/jp212584t

    Tampoco se pimplen demasiado 😀

  2. ¿”Regresión binomial negativa”? JA JA JA

    Hoy me siento generoso, así que lo diré sencillo y directo: los que no sigan el programa de chutes de aquí al año 2025, no llegarán, ni por asomo, a disfrutar del famoso 2030. Y los que lo hagan, réstense unos 10 – 15 años de la edad que esperasen vivir. Win-win para los oligarcas eugenistas y su progenie.

    Saludos cordiales.

  3. Aquí otro estudio de la JAMA en paises nordicos, ahora ya reconocen que el riesgo “es real”: https://jamanetwork.com/journals/jamacardiology/fullarticle/2791253?guestAccessKey=b76ffbb1-d5c4-4f00-add1-a30d0dce45e7&utm_source=For_The_Media&utm_medium=referral&utm_campaign=ftm_links&utm_content=tfl&utm_term=042022

    COMPARADOS CON LOS NO VACUNADOS.

    En letra pequeña “Las vacunaciones contra el coronavirus aumentan el riesgo de sufrir miocarditis.”

    https://www.redaccionmedica.com/secciones/cardiologia/recibir-2-dosis-de-la-misma-vacuna-aumenta-el-riesgo-de-sufrir-miocarditis-2576
    Recibir 2 dosis de la misma vacuna aumenta el riesgo de sufrir miocarditis
    Un estudio afirma que el grupo con más riesgo es el formado por hombres de 16 a 24 años con dos dosis de ARN Mensajero

    Las vacunaciones contra el coronavirus aumentan el riesgo de sufrir miocarditis.

    f l i

    02 may 2022. 09.50H
    SE LEE EN 3 minutos
    POR XAVIER MAGRANER
    • TAGS
    • Investigación
    • Miocardiopatía
    • Coronavirus
    A lo largo de la pandemia originada por el coronavirus se han llegado a realizar diferentes investigaciones que constatan el vínculo entre las vacunas covid de ARN mensajero y la posibilidad de sufrir diferentes inflamaciones en el corazón, como puede ser la miocarditis. Según un estudio de cohorte a gran escala realizado por parte de diferentes científicos europeos, se ha llegado a constatar que el riesgo de sufrir miocarditis es más elevado en hombres de 16 a 24 años después de la segunda dosis de la misma vacuna contra el coronavirus, si se compara con el hecho de no vacunarse.

    Para llevar a cabo la investigación, publicada en la revista Jama, se llegaron a realizar un total de cuatro estudios de cohortes, reuniendo a 23.122.522 residentes de 12 años o más. A partir de aquí, el estudio para analizar miocarditis decidió hacer un seguimiento desde el 27 de diciembre de 2020 hasta constatar la miocarditis incidente, la censura o el final del estudio, que fue el 5 de octubre de 2021. Los registros de salud nacionales que se analizaron fueron vinculados a Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia.

    Entre el total de residentes nórdicos, de los cuales un 81 por ciento estaba vacunado una vez finalizó el estudio, se identificaron 1077 incidentes de miocarditis y 1149 de pericarditis. A lo largo de un período de hasta 28 días, tiempo de riesgo después de la fecha de administración de la primera y segunda dosis, tanto en hombres como mujeres la segunda vacuna estuvo ligada a un mayor riesgo de sufrir miocarditis.

    Los investigadores constataron que las tasas de incidencia de miocarditis durante el período no vacunado fueron de 9,7 por 100 000 personas-año para los hombres y 4,3 por 100 000 años-persona para las mujeres. Por otra parte, entre los individuos de 16 a 24 años, las tasas de incidencia fueron de 18,8 por 100 000 años-persona para los hombres y de 4,4 por 100 000 años-persona para las mujeres.

    Las vacunas con ARN mensajero generan más riesgo de miocarditis

    Tras de la administración de la primera vacuna, se observaron 105 casos de miocarditis después de la administración de la dosis de BNT162b2 y 115 casos de miocarditis una vez se inoculó la segunda dosis. Por lo que respecta la vacuna contra el coronavirus de ARN mensajero, observamos 15 casos de miocarditis después de la administración de la primera dosis y 60 de la segunda.

    Al analizar las ratios de tasa de incidencia ajustados que compararon los períodos de riesgo de 28 días después de la primera y segunda dosis en comparación con los períodos no vacunados, se constató que las más elevadas representaban a hombres de 16 a 24 años que habían recibido las dos dosis de ARN mensajero, de 9 a 28 casos por cada 100.000 vacunados.

    La principal conclusión que destacan los investigadores del estudio es que el riesgo de miocarditis asociado a la vacunación contra el coronavirus es real, por lo que debe equilibra

Comments are closed.