Garamendi

La tomadura de pelo a la que nos tienen sometidos los representantes de la actividad económica española, no tiene nombre. Solo es posible, gracias al maquillaje y a la forma en la que lo presentan “los Medios de Desinformación Masiva y Adoctrinamiento” largamente subvencionados desde el poder.

[Ofertas de empleo visitadores y delegados sector farmacéutico en España]

Hoy nos están vendiendo como una virtud de la CEOE y en la persona del Chico de Neguri -presidente de esa organización, señor Garamendi, que no deja de ser, una marioneta mas del régimen- con una foto, levantándose de la mesa de diálogo con la señora Calviño, “No firmara convenios por encima de un 3,4 por ciento”. Pero no se lo pierdan, para cada año de los próximos, y que más o menos, ya tiene apalabrado con Comisiones Obreras y con  UGT y por supuesto con la misma ministra de Economía, que buscan adaptar los salarios a la inflación. Como ya saben, al menos los que seguimos la trayectoria de este señor, es solo una puesta en escena. Como siempre, acabara firmando todo lo que los demás interlocutores sociales, los de la “Paz Social” le pongan por delante.

Mientras que la representación del sector empresarial español, uno de los más brillantes del mundo, pero a su vez, de los más borrego e indolente con sus dirigentes,  este representando por esa organización, a su vez dirigida por ese señor, y a su vez, subvencionada por el Estado, este  sector está abocado a su desaparición.

Por mucho que quieran insistir nuestros gobernantes en esas formulas, funcionarios en general y todos sus seguidores, que ni saben, ni se quieren enterar de cómo funciona una empresa, los países ricos son los que tienen empresas fuertes,  empresas que producen, que crean, que innovan, que funcionan en base a la capacidad que tiene de producir algo atractivo para el posible cliente y sobre todo, siendo competitivas. Adaptar las subidas salariales a la inflación y no a la productividad -hace mucho que estamos en ello- es el camino más corto para acabar definitivamente con este sector y en definitiva, con la creación de riqueza.

Llevamos ya muchos años -empezaron muy disimuladamente y ya no se ruboriza nadie- en que la única intención de nuestros legisladores y gobernantes es la de acabar con el sector empresarial, para que sea el propio Estado, el único empresario, hasta aquí, lo que sería un régimen comunista a la antigua usanza, de esos que ya fracasaron. Por otro lado, al dejar los productos de “consumo obligado”, en manos de multinacionales, allende nuestras fronteras, y como mejor fórmula, para que se lleven la riqueza que producimos, al más viejo estilo colonial, se acaba conformando,  lo que hoy se denomina como Neo-liberalismo pero que igualmente, podría denominarse Neo-comunismo, pues se fusionan, lo peor del Comunismo y la deformación del Liberalismo.

Esto lo sabe toda persona que tenga ciertos conocimientos de economía y que por supuesto esté capacitado para pensar y que además, razone. Pero como saben, cualidades  ya  casi del todo desaparecidas en España..

También te puede interesar...


Artículo anteriorCorrupción generalizada
Artículo siguienteLa tauromaquia en México
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

6 Comentarios

  1. Garamendi es el perro político que, hablando sobre los trabajadores y las vacunas dijo al micrófono: -oye que este qué tengo al lado no esta vacunado…- Garamendi es un tirano y un criminal “liberal”.

    • Estos tios lo que hace falta es que un trabajador hasta los cojones les de jarabe de palo y que se dejen de hostias de incitacion al odio cuando son responsables de muertes directas e indirectas. Legitima Defensa señores.

  2. Este está huntado por el Gobierno y a parte por Pfizer, que ya pertenece a la patronal por obra y gracia del Espiritu Santo. SINVERGUENZA

  3. Garamendi es un ladron como toda la CEOE que no hace más que vivir del presupuesto publico y no crear nada más bien al contrario destruir el poco empleo que queda son parasitos que no aportan nada. Reformas estructurales yo os reformaba la cabeza pero en el psiquiatrico.

Comments are closed.