conquistaremos

La final de la Champions League celebrada en París el sábado pasado entre el Real Madrid y el Liverpool ha servido para, al margen del tema futbolístico, poner en evidencia dos cosas:

[Abierta convocatoria para el Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda]

1.La calidad lingüística del idioma castellano, o español, para nombrar una cosa por decenas de diferentes retóricas formas, pero dando siempre un circunloquio para no citarlas por su nombre directo, concreto y usado por nuestros mejores literatos desde el Siglo de Oro, para no molestar al falso progresismo que impera en la sociedad. Así, se dice “sobrecarga ponderal” por gorda; “interrupción del embarazo” por aborto; “poco agraciado” por feo; “colonia flor de andamio” por “hueles a sudor”, “de religión musulmana” o “natural de norte de África” por moro, que así lo define el diccionario de la Academia Española de la Lengua.

2.Desde su creación, los políticos que iban al Parlamento Europeo eran personas ya amortizadas en su desarrollo público nacional, cementerio de elefantes en espera de una pacífica jubilación e inexpertos jóvenes que confiaban en ser llamados para labores superiores en la política nacional.

Ambos temas se han ido de las manos. Fue la periodista italiana Oriana Fallaci la primera persona que avisó del peligro de decadencia de la civilización occidental, amenazada por el fundamentalismo islámico, considerándola incapaz de defenderse. Fallaci opinaba que la creciente presión ejercida en los últimos años por la inmigración islámica hacia Europa era un planificado intento del mundo islámico de islamizar Occidente, basado en las estructuras del Corán y que estaría avalado por más de un milenio de conflictos y hostilidades entre musulmanes y cristianos; esta tentativa llevaría inevitablemente a un choque de civilizaciones.

Y parece que Europa en su conjunto y Bruselas como capital de los 28 países de la Unión Europea, está permitiendo la llegaba masiva de inmigrantes ilegales de esa procedencia, muchos de ellos jóvenes con un aspecto físico envidiable y preparación militar suficiente como para seccionar un brazo con un solo tajo de machete, los subvencionamos gratis durante toda su vida, forman barrios enteros en ciudades importantes en dónde no entra la policía, en lugares como Cataluña (España) los nacimientos con al menos un progenitor extranjero de dicha procedencia van desde el 44,4% en Tarragona al 52,3% en Gerona, y ni uno solo de sus líderes europeos condenan ninguna de las muchas ilegalidades que protagonizan en todos los países europeos.

Lo sucedido en París antes, durante y después del partido de fútbol contra los aficionados ingleses y españoles, contado por periodistas profesionales de reconocido prestigio nacional, amigos personales presentes e imágenes captadas por distintas televisiones que pueden verse en España a través de antenas parabólicas, fue que los aficionados fueron atacados y robados por los residentes en el barrio de Saint Denis, o sea, moros, de forma organizada y previamente estudiada, avanzando y rodeando a los asaltados en grupos de unas treinta personas, en la que los medios públicos de comunicación dejaban a las dos aficiones a unos dos kilómetros del campo de fútbol, debiendo recorrer a pie dicho tramo, por calles tomadas en su totalidad por inmigrantes carteristas, ladrones y delincuentes de todo tipo, sin que la gendarmería francesa hiciera nada para evitarlo, supongo que siguiendo instrucciones del presidente francés adalid de la Agenda 2030, con la misma condescendencia con la que se tratan estos mismo asuntos por los políticos gobernantes españoles.

Estas líneas no tienen nada de racismo, es, única y exclusivamente, la verdad, que soy consciente está escrita de forma no políticamente correcta; pero, repito, es la verdad, la diga Agamenón o su porquero.

Lo peor de todo es que cada día que pasa es más evidente aquello que alguien dijo hace ya muchos años: “Os conquistaremos con vuestra propia democracia”.

También te puede interesar...


Artículo anteriorPereza
Artículo siguienteMás sobre vergüenza torera…
Antonio Campos
Antonio Campos nació en Ciudad Real, en la España del queso amarillo y la leche en polvo de los americanos. Licenciado en Económicas, Diplomado en Humanidades, PDG por el IESE. Ha trabajado durante muchos años en un importante grupo multinacional del sector financiero, al que reconoce estar agradecido por haberle dado la oportunidad de desarrollarse profesional, académica, personal y humanamente. Conseguida cierta estabilidad profesional y dineraria, volvió a su verdadera pasión de juventud, escribir; desde entonces, han sido cuatro libros y unos dos mil artículos de opinión, económica y política, publicados en diferentes medios de comunicación, pretendiendo conjugar la libertad individual o personal (el progresismo) con la libertad económica (el conservadurismo), elogiando las ideas y no las ideologías. Y lo hace, dice, pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.

3 Comentarios

  1. Si tan sólo se investigará quien creó y financio El Islam (Por cierto en castellano al revés se lee mal si) veríamos muchos enigmas resueltos.
    Spoiler lo creó la llamada Iglesia como no Católica.

    Si no lo crees pues aquí están las pruebas.

    https://youtu.be/-n53g5reD28

    Un saludo

  2. Las palabras del dictador Gadafi, si ese que quitaron del medio con otra revolución de colores, para apropiarse de sus recursos naturales Soros, con la inestimable ayuda de los Clinton, Zarkosy que peligraba en la France, porque se descubrió la financiación para su campaña que obtuvo de Gadafi, en realidad toda la masonería de alta escala de nuevo. Gadafi dijo “Con el vientre de nuestras mujeres os conquistaremos”. Al principio la reacción de uno, no presupone lo que iba a ocurrir y piensa que es un brindis al sol, pero nada más cierto años después, Españistán lleno de ellos, al igual que Francia y Bélgica, e Inglaterra que los tiene metidos dentro de su Congreso y mandando. No, no es ser racista, eso es otra cosa, precisamente los españoles siempre nos hemos mezclados con otros pueblos en nuestra conquista de América, no como los masones que iban arrasando por donde pasaban. Esto es un plan predefinido por esta elite global, para acabar con las nacionalidades, ESO ES . Saludos

Comments are closed.