abortistas

Las políticas abortistas, empezando Irene Montero, madre de tres hijos, por cierto, dicen que tienen “derecho” a asesinar a sus hijos, y que es inconcebible la posible sentencia del Tribunal Supremo de USA, prohibiendo el aborto, si Dios quiere.

[Aprobadas Medidas laborales y de protección para zonas afectadas por emergencias]

Predican una cosa, y hacen la contraria, para tener bien cogido por los huevos al macho alfa de la manada, solo que la cabra siempre tira al monte, y no digamos el cabrón…

He formado parte durante largos años, y contribuido económicamente, al sostenimiento de una casa hogar para madres embarazadas, que no disponían de medios económicos, habían sido echadas de sus casas, al quedarse embarazadas, o los novios pretendían que abortasen, y ellas no querían etc.

Recuerdo el sangrante caso de una chica a quien los padres del  novio pretendían que abortarse, supongo que para que la relación con su hijo no se formalizase y consolidase, y que no sabía que hacer…

Avisado por la encargada de la casa, me persona allí, prohibí que se dejara entrar al  sujeto, y le dije a la chica que iba a tener todo el apoyo, asesoramiento jurídico, etc., que necesitara, gratis et amore.

La casa de acogida satisfaría todas sus necesidades, hasta que su hijo niños tuviera dos años, pues lógicamente había que hacer sitio para otras, pero en el ínterin se les daban cursos de cocina, de servicio doméstico, o reanudaban sus estudios, en su caso, en definitiva, se pretendía que cuando salieran del hogar, tuvieran medios lícitos de vida.

Pues bien, como tuve que marcharme a atender obligaciones profesionales, una de las cuidadoras me llamó, unas horas más tarde, para decirme que alguna empleada o voluntaria había franqueado el acceso al  tipejo, y éste se había llevado a su “novia”, supongo que para hacerla abortar.

Anécdotas aparte, y la pérdida de una vida humana siempre es una desgracia, además de un crimen, hay dos cosas que como jurista, e incluso como persona normal y corriente, con algo de sentido común, nunca he  conseguido entender:

  1. ¿Y los derechos del niño no nacido todavía…?

Las abortistas, acaudilladas por Irene Montero, Carmen Calvo, etc., todas ellas madres de varios hijos, dicen que “nosotras parimos,  nosotras decidimos”, como si los hijos fuesen de su propiedad, pero da la casualidad de que los hijos tienen vida propia, y son también sujetos de derechos.

  1. ¿Y los derechos del padre del no nacido…?

Los hombres que tienen una esposa, pareja de hecho, novia, etc., ¿acaso no tienen derecho a opinar sobre el futuro de su hijo, defendiendo su derecho a la vida?

Nunca he oído a nadie que hable de ese  derecho del padre, pero es obvio que existe, y que es idéntico al de la madre.

Resumiendo y concretando, solo una sociedad enferma, que ya ha hecho metástasis moral, puede asesinar impunemente a sus hijos, a manos, precisamente, de quiénes tienen el deber jurídico de cuidar de ellos.

Y ese ¿Tribunal Constitucional? Español, que ni es tribunal ni es nada, pues actúa con criterios meramente políticos y de oportunidad,  que lleva doce años “estudiando” el recurso del PP contra la ley del aborto de ese auténtico aborto, llamado Zapatero, merece la reprobación de cualquier español honrado.

Esos “magistrados”, repito, políticos, algunos de los cuales son del Opus Dei, para más inri, ¿no sienten vergüenza y asco de sí mismos cuándo se miran al espejo, al afeitarse, cada mañana…?

Y aquellos que tienen  nietos, la mayoría, de doce o menos años, ¿no piensan, en su fuero interno, que son unos miserables, al   no cumplir con su deber, dictando la sentencia correspondiente, y que están permitiendo un genocidio de más de 300 niños diariamente, mientras sus nietos viven felices y contentos…?

Cada año se asesinan, impunemente, a más de cien mil niños en España… Es decir, que en doce años se ha “liquidado” a cerca de millón y medio de niños indefensos. ¡Y luego dicen que hace falta que vengan extranjeros, pues no tenemos natalidad!

¿Cómo pueden dormir tranquilos?

Excuso decirles que si mis palabras les parecen ofensivas, pueden denunciarme o demandarme, que tengo anchas las espaldas.

Para mí sería un honor ser perseguido por defender el derecho a vivir de los que no pueden defenderse por sí mismos.

También te puede interesar...


Artículo anteriorYa no tenéis al pueblo de vuestro lado
Artículo siguienteLa verdad, ese bien ocultado; la mentira, el arma del poderoso
Ramiro Grau Morancho
Ramiro GRAU MORANCHO es Graduado Social (Premio Extraordinario), Licenciado en Ciencias del Trabajo y Abogado. Profesor de Derecho del Trabajo y Seguridad Social, Derecho Penal y Administrativo, en varias Universidades, Públicas y Privadas. Ha publicado treinta libros sobre temas jurídicos y sociales, y miles de artículos en prensa, diarios jurídicos y revistas especializadas. Tiene un blog, titulado Navegando Contracorriente, y sus libros se venden en www.graueditores.com Es Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de España.

2 Comentarios

  1. ¿Nadie piensa en el derecho a vivir del niño concebido, y no nacido, todavía…?
    ¿Y en el derecho del padre a que su hijo nazca?

  2. Narraba Antonio Herraiz esta notica en Heraldo de Aragón:
    “Un medico aragonés opera un feto en el hospital General de Vigo, un feto de 26 semanas salvo la vida gracias a la intervención practicada mientras seguía prácticamente en el seno materno. El cirujano, un zaragozano que ostenta con orgullo el apellido Ramón y Cajal, narraba a este periódico los movimientos del feto tratando de retirar con su diminuta mano la aguja que llevaba en su pulmón y que le iba a salvar la vida. Un nuevo logro Científico que hace más odioso al aborto provocado”.
    Saludos.

Comments are closed.