verdad

ALGUNAS FORMAS DE LA MENTIRA: La ocultación, el prejuicio, la falsa verdad, la propaganda y repetición de la mentira, la creación de disidencia controlada, la distracción y el miedo.

[Vacantes de Endesa publicadas en Madrid hoy 20 de mayo]

En este escrito se presenta la mentira como el entramado creado por una élite de inspiración satánica cuya finalidad es dominar el  mundo. Para ello se doblega la razón por medio de la mentira y paralelamente se controla su mente por medio de los inyectables con nanopartículas de grafeno.

La ocultación: ocultar la verdad es la base de cualquier engaño, en este caso la ocultación es doble, por un lado se oculta la verdad que revelan los hechos y se ocultan las intenciones que se persiguen.

La verdad que revelan los hechos, es la presencia de grafeno, componente no declarado, en las falsas vacunas. La verdad ocultada se fundamenta en un análisis micro Raman, realizado por el profesor D. Pablo Campra de la universidad de Almería y corroborado por múltiples análisis en otros países. El carácter electromagnético del grafeno queda reflejado por la adhesión de  materiales metálicos en el lugar de la inoculación en numerosos vacunados y ratificado con aparatos de medida, según muestran vídeos en canales minoritarios de internet. La ocultación de hechos culmina con la situación actual en la que se oculta la presencia en un microscopio común de estructuras de comunicación que quedan patentes además por la emisión de los vacunados de un código MAC que identifica a la persona y lo que es peor, se convierte en un canal de comunicación con el exterior.

Y se oculta ¡como no! Las intenciones que se persiguen y que los hechos diarios confirman: la Covid-19 es un proyecto genocida basado en la inoculación de grafeno en el torrente sanguíneo principalmente. Actualmente se sabe que esta sustancia ya la portaban las vacunas de la gripe del año 2019 y que está introducida incluso en las vacunas infantiles.

Los prejuicios: Son descalificaciones dirigidas a personas individuales o a grupos de personas, cuando ponen de manifiesto una verdad irrebatible, en el caso que nos ocupa una verdad científica totalmente demostrada. En cualquier caso, se trata de anular la verdad, minando la credibilidad del que la transmite y nunca demostrando su falsedad.

Sirva como ejemplo todas las calumnias, descalificaciones profesionales, dirigidas a esas dos personas excepcionales, que dirigen “La quinta columna” y que, en las presentes circunstancias, están dando claridad y explicación a esta situación creada por las falsas vacunas, poniendo en riesgo su propia vida.

Las personas elegidas con este propósito son líderes creados por su repetida presencia en los medios controlados de comunicación públicos y privados, y cualquiera al que se le obligue, por extorsión, amenaza o compensación económica.

La falsa verdad: La creación y propagación de una falsa verdad ha sido y sigue siendo la base de todo lo acontecido para llevar a cabo este macabro plan genocida. Se ofrece como causante de todo, la creación de un virus que nunca ha dejado de ser virtual (creado en parte por medio de un ordenador y nunca encontrado como causante de la sintomatología de la Covid-19).

Pero una falsa verdad necesita de otras que la acompañen y así crean la idea de que  las conocidas PCRs detectan la presencia del virus, cuando su mismo creador las invalida como medio de diagnòstico. La aparición de las famosas “olas” primero y mutaciones del falso virus, durante y antes de una nueva inoculación, constituyen otra prueba de las falsas verdades que apoyaron y siguen apoyando la gran mentira.

Propaganda y repetición de la mentira: este ha sido y sigue siendo el pilar sobre el que se asienta este enorme engaño a nivel mundial. A este nivel se ha producido la transmisión y repetición de instrucciones y consignas, emanadas de organismos internacionales como la OMS, la misma ONU, los gobiernos y los partidos mayoritarios que “okupando” las instituciones presionan a todo el entramado público: sanitario, de seguridad, judicial y los medios de comunicación públicos y privados. Sin olvidar aquellas consignas y acciones que de manera piramidal se ejercen a través de la maraña de ONGs que se achacan al inquietante personaje George Soros.

Creación de disidencia controlada: esta nueva y sofisticada forma de engaño, consiste en la creación de grupos que se atribuyen motivaciones sociales elevadas como la manoseada “por la verdad” y que juegan con una falsa verdad, en este caso la proteína spike y las vacunas de ARN mensajero, como medios para ocultar el grafeno. Mezclada con verdades menos decisivas como la falsedad de las PCRs y la inutilidad y perjuicios de las mascarillas.

Su falsedad ha quedado al descubierto porque siguen negando la demostrada evidencia de la presencia de grafeno y su perversa acción sobre el organismo, bien directamente, bien por interacción con las radiaciones de antenas e incluso sonidos intensos y cambios de presión, según reflejan muertes, s´bitas en muchos casos, y figura en estudios científicos.

La distracción y el miedo: estas dos armas de la mentira, se aplican simultánea y conjuntamente, así se plantea la existencia de un falso virus, lleno de falsas incertidumbres en cuanto a creación y procedencia, añadiendo el miedo por su extrema peligrosidad y sobretodo, al provocar una mortandad en los geriátricos con las vacunas de la gripe, mortalidad acentuada en aquellas residencias con antenas de telefonía cercanas. Genocidio extendido hoy a toda la población con la “vacunación generalizada”.

El manoseado cambio climático y la guerra de devastación al que está siendo sometido el pueblo ucraniano por la OTAN, corrompida por el globalismo y su Nuevo Orden Mundial, forzando  la participación, ya sea intencionada o no, de Rusia, son dos muestras elocuentes de esta situación.

 

No olvidar que la verdad está a la vista con un simple microscopio.

 

*Un artículo de Pablo Blas Villarmín

1 Comentario

  1. Con la ley de Seguridad Nacional apoyada por todos los partidos, incluso los cobardes de VOX, los periódicos podrán publicar al unísono en su portada idénticos titulares:

    “ESPAÑA HA MUERTO”

    O bien,

    ESPAÑOLES, STALIN HA RESUCITADO.
    ¡Viva la marioneta totalitaria de turno!

    A elegir.

Comments are closed.