peatonalización

Desconozco como es el paseo o el desplazamiento de peatones por otras ciudades. En Sevilla, por las aceras que en otras épocas eran de lo más seguros, hoy es de todo menos tranquilo, y lo peor, es que en las calles, hoy definidas como peatonales, es todavía más peligroso.

[Convocadas ayudas a transportistas autónomos por carretera que abandonen la actividad en 2022]

Hay que reconocerle un gran mérito a los ideólogos y a los paniaguados del Nuevo Orden Mundial, al hacernos creer que la guerra era contra los coches, cuando realmente, es contra el peatón, o mejor expresado, contra las interrelaciones de las personas, paso fundamental en la imposición del Nuevo Orden.

Es verdad que a los coches le están haciendo la guerra,  en muchos casos le imposibilitan el acceso a lugares de concurrencia necesaria, pero que raramente las autoridades,  compensan con transportes públicos, al menos aquí en Sevilla. A quien realmente le han hecho la guerra, a quien realmente, le han imposibilitado el desplazamiento cómodo, razonable,  agradable,  tranquilo y especialmente y también el más natural y el más sostenible medio-ambientalmente hablando, es a la  familia que pasea,  al peatón.

Las aceras de hoy  -ya hace años empezaron por eliminar la barrera arquitectónica, por estar sobre elevadas,  con respecto a la zona de rodamiento de los vehículos, como excusa, facilitar el desplazamiento de personas con movilidad reducida-  no ofrecen la más mínima seguridad al peatón. A continuación, se fue permitiendo y acostumbrando, a que los ciclistas, circularan por las mismas. Más tarde, comenzaron a invadirlas con carriles-bici en los que el desarrollo de los mismos, prioriza sobre el paso de los peatones, además de estar a la misma altura y solo limitados,  por una línea pintada sobre el suelo. Ya por último, llegaron los patinetes para acabar de expulsar a los verdaderos dueños de las aceras de las mismas, que son los peatones.

El empoderamiento  que nuestras autoridades ha ofrecido a ciclistas y conductores de patinetes ya hoy -buena parte de ellos, con tracción motorizada que no personal, por lo que realmente, son vehículos motorizados-  hace que definitivamente el peatón sea una víctima, un elemento a batir,  de estos conductores que en muchos casos, lo hacen a altas velocidades.

Si piensan que esta es la situación más extrema, están equivocados, porque luego nos trajeron, la  peatonalización de muchas calles, en las que se “eliminó” el paso de vehículos a motor,  dando prioridad, en teoría,  al peatón. A día de hoy al igual que en las aceras, anteriormente mencionadas, además de circular los vehículos a motor, aunque de forma más sorpresiva, el peatón es el que sufre mayor incordio en las mismas. El ejemplo más determinante en Sevilla, lo tenemos en la Av. de la Constitución, en la que, además de todo lo anteriormente mencionado, tenemos “el trenecito” un transporte público, que además del extraordinario coste económico del mismo,  no aporta nada a la mejora de la movilidad en Sevilla y que sin embargo ha traído el mayor de los incordios para los peatones, por las zonas que se desplaza.

Mientras tanto, nuestras autoridades y a pesar de la modificación que se hiciera y que entrará en vigor el dos de enero del pasado año, del Reglamento General de Tráfico, en el que se prohíbe la circulación de todos los vehículos aquí mencionados por las aceras, no dejan de mirar para otro lado, además de poner todo el empeño posible, para que no llegue a la opinión pública, los numerosos atropellos de peatones, con daños importantes, que se producen en las aceras y calles peatonales provocados por esos vehículos.

Termino como empecé; la intención por mucho que nos la disfracen, es hacer inviable el paso, paseo de peatones por las aceras, para así evitar la interrelación entre las personas. Como decía, es un paso fundamental para la imposición del Nuevo Orden Mundial.

También te puede interesar...


Artículo anteriorEuro-tongo-Visión
Artículo siguienteEspionaje: la enésima patraña de un gobierno malo hasta para mentir
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

3 Comentarios

  1. Buen artículo. La situación es la misma en muchas ciudades: Madrid, Alicante, Málaga, Murcia… Nuestras autoridades son una m. pinchada en un palo, además de robarnos por todos lados. Seguid votando a los mismos.

    ..

  2. Hace mucho tiempo que se cargaron Sevilla, al igual que en el resto de ciudades la globalizacion no trabaja para el ciudadano, su falta de sentido comun solo se rige por mandatos globalistas a traves de chiringuitos de cuñaos politicos para robar presupuestos y de camino cercar las ciudades para limitar el acceso.

  3. AQUI EN MADRID CON CONSTANTES OBRAS PUBLICAS Y DE PEATONALIZACION DA LA SENSACION DE QUE SE LO ESTAN LLEVANDO CALENTITO COMO CON EL TEMA DEL COVID…
    PIENSA MAL Y ACERTARAS…

Comments are closed.