Vamos de sorpresa en sorpresa. La ministra de Defensa deposita su confianza en personas que reciben sospechosas cantidades de dinero en bancos del extranjero, y las nombra como altos cargos. El nombre de la directora general de la Guardia Civil también aparece en este escenario, como ya saltase el famoso Luis Roldán.

La indecorosa lista no para de crecer. Las recientes investigaciones arrojan nuevos nombres. A saber: Esperanza Casteleiro Llamazares, nueva directora del CNIYolanda Rodríguez Vidales, pareja de Margarita Robles y su directora de comunicación en el Ministerio de Defensa, y la Directora General de la Guardia Civil, María Gámez Gámez.

Hacienda está sobre la pista de esos dineros opacos al fisco. Alberto Royuela y Juan Martínez Grasa vuelven a interponer la correspondiente denuncia ante la temida Agencia Tributaria. Una vez firmada y  remitida dicha denuncia, la han hecho llegar al Buzón de denuncias de ACODAP. En ella aparece una relación de los depósitos dinerarios realizados a favor de las tres “compañeras de fatigas” de Robles. Los sobornos ha sido depositados en bancos tanto en Luxemburgo como en la Isla de Man.

La denuncia junto a los apuntes que describen cada ingreso ocupan 18 páginas, que pueden ser consultadas en el fichero pdf adjunto.

DENUNCIA EXP 1040 CNI Y OTROS AEAT

 

8 Comentarios

  1. ¿Y se va a casar la ministra…?
    Pues, como tarde mucho, va a coincidir con su jubilación.

  2. Yolanda RODRÍGUEZ VIDALES era o es, la esposa o pareja de hecho de Don Carlos BERBELL, director del diario dgital CONFILEGAL, del Grupo Intereconomía (familia ARIZA).
    Desconocía que también le gustaba el pescado…
    (Por cierto, el Berbell es opusino).

  3. Ahora entiendo tanta obsesion de estos gobiernos globalcomunistass por la normalizacion de bolleras y movimientos lgtbigei, si es que son todos unos degenerados satanicoviciosos, esta “señora” con nombre de Vaca lo pasara bien en la carcel

  4. Yolanda Rodríguez Vidales pienso que es una simple testaferro de Margarita, y ello con independencia de que sea o no su “amor”…
    Amor otoñal, en el caso de Margarita, pero más vale tarde que nunca.

Comments are closed.