He visto la confusión que hay con la función que cumplen tanto la triada de alimentos Carbono, Oxígeno y Nitrógeno, como la energía Hidrógeno en el proceso alquímico de los sistemas acotados. Hoy intentaremos explicar tanto la función como la relación (C-O-N) / (H). Primero aclaro que la nomenclatura usada es sólo para funciones explicativas y de comprensión, pues estamos hablando de energías, y de alguna manera hay que visualizarlas para su entendimiento.

Los Carbonos representan un conjunto de elementos o nutrientes, sean sales, vitaminas, minerales, carbohidratos, etc, consumido de forma oral por nosotros u otras formas de vida. Estos alimentos son procesados por el centro instintivo cuando se alimenta por necesidad (hambre) y por el motor cuando se alimenta por costumbre o impulso (deseo). Los Oxígenos representan un conjunto de gases como nitrógeno, oxígeno, argón y otros tantos más, consumidos por la respiración y procesados también por el centro instintivo cuando por alguna causa se interrumpe el suministro, o por el motor cuando se respira naturalmente. Por último, los Nitrógenos representan una serie de impresiones externas percibidas por los sentidos y llevadas al sistema mediante los nitrógenos del aire, estos son procesados por el centro emocional cuando son endo y exo energías y el espiritual cuando son estados superiores como la contemplación, éxtasis o iluminación. Esta triada energética de carbonos, oxígenos y nitrógenos son los combustibles utilizados por el sistema para producir la energía que éste necesita en sus siete cuerpos o estratos que lo componen. Esta energía es catalogada como Hidrógenos, siendo estos la representación de varios tipos de potencia o fuerza vital que le dé “anima” al sistema.

Como ya sabrán los carbonos, oxígenos y nitrógenos tienen una base (x) que determina la calidad o pureza (octanaje) de estos, marcando esa base la energía (H) del elemento representativo. Ejemplo, un carbono de base 48 “C48”, quiere decir que su energía promedio está constituida por hidrógenos H48. Lo mismo pasa con los Oxígenos y los Nitrógenos cuya base representan hidrógenos (energía) promedio. Según la combinación de la triada y las energías base, será el resultado de los Hidrógenos (energía) final.

Tenemos entonces una nomenclatura de la siguiente forma: (elemento de la triada) base (x) donde x=h (hidrógenos). Cuanto más puro sea el hidrógeno, más rápida será la destilación o alquimia, pues tiene menor densidad y por lo tanto menor concentración de masa. Sabiendo ahora la relación base/energía, podríamos suplantar (x) por (h) y tendríamos entonces una idea aproximada y más exacta del proceso energético de la triada C-O-N, siendo ahora los hidrógenos base (Ch-Oh-Nh) la nueva nomenclatura utilizada.

Veamos un ejemplo del proceso alquímico de (C-O-N). Supongamos que tenemos la siguiente triada con los siguientes hidrógenos base: (Ch48-Oh24-Nh96) para igualar a Hs48. Esta triada está dividida en dos partes, la primera es la que maneja el centro instintivo y motor, y la segunda es la que maneja el centro emocional y espiritual. Abreviando mucho el proceso alquímico, tendríamos las siguientes ecuaciones que igualar para conseguir el hidrógeno estándar H48:

(Ch48+Oh24) ≠ H48 y (Nh96) ≠ H48

COr72 ≠ H48 y (Nh96) ≠ H48

Hr72 ẽ↑ H24 = H48 y Nh96 ẽ↑ H48 = H48

CO48 = H48 y N48 = H48

Como observan, el resultado final de una combinación de (Ch48-Oh24-Nh96) es un hidrógeno H48, pero para conseguirlo se tuvo que desprender de 72 hidrógenos de reacción, H24+H48=Hr72, para igualar la ecuación, siendo la alquimia sumamente deficiente en energía para alcanzar el hidrógeno H48 promedio que necesita la UdC para funcionar de forma armónica, pues tiene una deficiencia energética o pérdida de 72 hidrógenos base, o 24 unidades de H3 que son reutilizadas por otros que necesitan igualar tomando hidrógenos, o son consumidas por luces y sombras nuestras o ajenas. Lo ideal sería una ecuación igualada y sin desperdicio energético positivo o negativo alguno, cuya energía sólo consumamos nosotros, así dejaríamos de alimentar luces y sombras con los desechos de nuestra alquimia, o de necesitar cubrir faltantes con sobrantes ajenos. Si bien éste es un ejemplo burdo e impreciso de igualación, pues las variables son mucho más complejas en el desarrollo de la alquimia de la triada, igualmente puede considerarse correcta para ejemplificar el proceso. Más adelante veremos en detalle el papel de los componentes en la alquimia de la triada (C-O-N) con respecto a su tendencia negativa (ẽ↓) cuando toma hidrógenos. Por hoy finalizamos esta exposición sumando a los artículos anteriores un poco más de conocimiento sobre el universo de los Hidrógenos y su funcionamiento.  

 

2 Comentarios

  1. No hay que olvidar que el hidrogeno es uno y trino, como el Díos único y verdadero que se manifiesta como Padre, HIjo y Espiritu Santo.
    ¿Qué tiene que ver esto con la noticia? Ni yo, ni nadie ni el San Morfeo mismo lo sabe pero es el arcangel quien habla por nuestra bocas.
    El que tenga orejas que oiga.

  2. Llevo mucho tiempo intentando entender el verdadero sentido del CO2 en toda esta historia, pero me faltan infinidad de conocimientos para resolver el puzzle.
    Sabemos de sobra que el cambio climático es una tomadura de pelo del agresor. Y algo me dice que el CO2 no es un pretexto peregrino sino que representa algo más, algo importante, vital.

    Por un lado sospecho que se refieren al humano exterminable o doblegable como “huella de carbono” o “emisión de carbono” a modo de lenguaje en clave entre ellos. Así, lo que ellos llaman reducir emisiones (como si no hubiese toneladas de otros materiales y gases infinitamente más dañinos para la naturaleza), o peor, el objetivo de “emisiones cero”, es una alusión a reducir población, es decir, su genocidio planetario en marcha.

    Pero aparte de eso tengo el pálpito de que hay algo más. Que el CO2 de alguna forma es una amenaza para el ser híbrido transhumano que están fabricando, de ahí su obsesión -absurda- de reducirla o incluso llevarla a cero, lo cual se antoja una utopía demencial. Puede haber también simbología oculta en algunas esculturas siniestras de “CO2 capturado” que exhiben en cumbres del clima y demás akelarres satánicos.

Comments are closed.