Pasan los días y sigue apareciendo más y más información en el canal de YouTube de Santiago Royuela Samit acerca de los presuntos chanchullos y delitos cometidos por el que fuera presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Todas y cada una de las informaciones que está sacando a la luz Santiago provocarían, en un país normal, que los protagonistas de las mismas fueran, al menos, investigados. Pero esto es España, señores, el cortijo de la clase política que sufrimos y aquí no se investiga nada.

Pero lo más grave de todo es que, entre esa clase política, está la supuesta oposición. Esa oposición que, en teoría, quiere desbancar al gobierno y que, sorprendentemente, parece no querer ni oír hablar de todo lo que está denunciando la familia Royuela. ¿Se imaginan lo que podría conseguir esa supuesta oposición si revisara la enorme cantidad de documentos que tienen los Royuela?

Como por ejemplo, lo denunciado en el último vídeo. Un vídeo que explicaría claramente el por qué de ese amor tan intenso que Zapatero siente por Venezuela y que toca muchos temas que, simplemente, se habían sospechado hasta ahora. ¿Recuerdan la cantidad de veces que se ha hablado acerca de las supuestas conexiones del gobierno venezolano y de Zapatero con el narcotráfico?

¿Recuerdan las famosas maletas de Delcy Rodríguez y su encuentro con Ábalos? ¿Se dan cuenta cómo las cosas, aunque no lo parezca, van encajando poco a poco? El caso es que seguimos en las mismas, se sigue sacando información, se sigue denunciando y aquí nadie hace nada. Y que después tengamos que enterarnos de episodios como el sufrido por Pedro Rosillo en la comisaría de Leganés…

4 Comentarios

  1. Pero, ¿es que nadie se ha dado cuenta de que la letra de Zapatero se parece a la que aquí presenta Royuela como un huevo a una castaña: https://www.periodistadigital.com/politica/20090522/grafologia-acomplejado-letra-noticia-689403019261/ ?

    Se cura en salud diciendo que puede ser la de su secretario pero, digo yo, cuando alguien se mete en estos berenjenales delictivos, ¿no procuraría que cuanto menos gente lo supiera, mejor? ¿Quén le dice a ZP que un día el tal secretario no se va a disgustar con él por lo que sea y canta?

    ¿Cómo puede haber gente que se crea estas fantasías? ¿Cómo puede haber medios de comunicación (acertados en sus fines pero equivocados en muchos de sus medios) que dan voz a una persona enferma?

Comments are closed.