Si bien en DDLA se usa la palabra Avatar para una generalidad como sinónimo de contenedor del Ser, si la tratamos como una particularidad, etimológicamente hablando el término Avatar proviene del francés “avatar”, que deriva de la palabra sánscrita “avatâra”, que significa que un dios ha encarnado o se ha manifestado en el hombre.  En el marco del hinduismo, un avatar es la encarnación terrestre de un dios, en particular Visnú. La palabra también se utiliza para referirse a encarnaciones de dioses o de maestros muy influyentes de otras religiones aparte del hinduismo, especialmente a los adherentes a tradiciones dhármicas cuando tratan de explicar a personajes como Cristo. Esta información está a disposición de cualquiera en la red como podrán apreciar, pero otra, la más esotérica y mística, sólo es entregada de forma oral, como siempre ha sido. Hoy trataremos parte de esa información relacionada a los Avatares y sus propósitos.

Como ya sabrán por haber leído el artículo “El Ser” en su momento, el entramado de la vida consciente es como una progresión aritmética, donde ésta se va multiplicando exponencialmente de 49 en 49, según avanza la octava de creación desde la fuente hasta nuestros días. Así como nuestro Ser está conectado a 49 Avatares, el SER también lo está, con la diferencia que es el AVATAR cero (0) que da inicio a la progresión, por consiguiente, finalmente está conectado a toda la vida consciente de la creación. Un Demiurgo o un Logos también está conectado a 49 Avatares, y de estos, 42 tienen o han tenido su reflejo en la materia como dioses encarnados. Tomaremos en este desarrollo unos pocos de esos 42, para ejemplificar su proyección.

  • Zoroastro (siglo VII a. C.): creador del zoroastrismo.
  • Buda (460-380 a. C. aprox.) creador del budismo.
  • Jesucristo: fundador del cristianismo.

Como verán tomé a tres representantes de las principales religiones, las iranias, dhármicas y abrahámicas. Aunque para el neófito parecieran religiones completamente antagónicas, realmente sus principios son los mismo para todas, pero cada una adaptada al paradigma reinante de su época. Sus representantes, Zoroastro, Buda y Cristo, son Avatares del mismo Ser, del Logos regente del sistema Rawak. Así pasa también con los Avatares del Demiurgo proyectados en cada trialidad como Zaratustra, Gautama y Jesús. Estos Avatares son puntos de inflexión en la octava de la humanidad, son iniciadores de paradigmas históricos y arquetipos religiosos, son choques conscientes para toda la humanidad. De igual manera, también los Avatares pueden manifestarse para un choque distinto, dirigido a la consciencia y cuya raíz no es espiritual o religiosa, sino Humana en el sentido social, donde los Seres son los protagonistas igualitarios, sin dioses o representantes de por medio. Casi siempre estos Avatares son personajes históricos que marcaron una época, o dejaron un legado como herencia para la Humanidad. ¿Qué quiero decir con esto? Que no todos los Avatares de un Logos o Demiurgo tienen que ser Avatares como Zoroastro, Buda o Cristo, sino que también pueden ser cualquier otro personaje histórico no relacionado a lo espiritual donde el propósito no sea el perdón o el Amor, sino que sea la Humanidad o cualquier otro valor moral. 

Ahora les pido que observen de fuera de la caja, no cubran el faltante de información con la fantasía de su mente, sólo vean los hechos expuestos y sientan las energías comparando a unos y otros. Los Avatares tienen la capacidad de trascender existencias, y muchas veces hablan a los habitantes de otro tiempo, de otra de sus conexiones. En Mateo 10:34-39 Jesús dijo: 

  • 34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.
  • 35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;
  • 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.
  • 37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;
  • 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.
  • 39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

¿Cómo se entiende esto, si Jesús pregonó el perdón y el Amor? Pues muy simple, Jesús no le estaba hablando a su generación, sino a la generación de la segunda guerra mundial, porque uno sino el último de sus Avatares, era Adolf Hitler, el último Avatar del Demiurgo, el Avatar 42.

 

2 Comentarios

  1. El nieto ilegítimo de un Rothschild. Cabo austriaco aupado por Wallstreet, eugenista de manual, inversor de la esvastica hindu, ocultista y genocida.
    Definitivamente con este artículo te has coronado…

  2. Sucede con esta creencia, señor Hawk, como con la falsa teoría, de que los judíos proceden de un pueblo jázaro, ambas mentiras son creación del parasito y “Falsificador de la Cultura” como decía Francis Parker Yockey, en su gran obra Imperium. De momento me voy a centrar en el tema de la procedencia, falsa, del pueblo judío del jázaro. De ambos temas, del Hitler judío y de este, el de los jázaros, dejo un par de enlaces.

    Primero que nada, no existe ningún registro de ADN jázaro, por tanto, nadie puede saber quién desciende o no de ellos, segundo no existe evidencia de una conversión en masa, sino solo de su elite gobernante, y tercero el problema judío, así como la ley judía, existen desde el inicio de la historia escrita, por tanto, poco o nada tienen que ver esos jázaros en el asunto, eso sin mencionar que el elemento dominante del rabinato en Israel es SAFARDITA, no askenazi. Esta falsa teoría fue creada por 3 judíos, principalmente por el judío, Arthur Koestler, con el fin de proteger la identidad judía, que es su más preciado secreto. Los judíos son una raza, no un grupo religioso, y con esta teoría Koestler, busco, y tuvo éxito, ESCONDER que el verdadero origen de la identidad judía es genético. En otras palabras, Koestler buscaba eliminar la base racial del antisemitismo y con esto eliminar el antisemitismo mismo, la lógica detrás de este argumente es que, si no hay una raza judía, entonces el antisemitismo se convierte en algo ilógico, exactamente igual que si creemos que Hitler era un judío: el antisemitismo nacionalsocialista y pro Hitler no tendría razón de ser. Por tanto, los antisemitas (*) de la noche a la mañana se convierten en Iunánticos, defender a Hitler y despreciar a su raza, algo verdaderamente lunático. Koestler mismo admite esto en su biografía (escrita por Michael Scammell).
    (*) Es decir, una persona que resiste el imperialismo judío.
    “Si esta teoría es confirmada, el término ‘antisemitismo’ quedara vacío y sin significado, dijo Koestler” … Koestler les dijo al biólogo francés, Pierre Debray-Ritzen, que “estaba convencido de que si podía demostrar que la mayor Parte de los Judíos del este de Europa eran descendientes de los jázaros, la base racial del antisemitismo sería eliminado el propio antisemitismo podría desaparecer”. – Scammell, Michael. Koestler: Th Literary and Political Odyssey of a Twentieth-Century Skeptic, Random House, 2009, p. 546)

    Era Hitler no era un Rothschild.
    https://t.me/QNOIrokoin/748

    Refutando la teoría jázara – Dr. David Duke.
    https://t.me/QNOIrokoin/322
    Definitivamente con este comentario te has coronado…
    Saludos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here