Después de tantos meses de mentiras y de tomaduras de pelo, nadie podrá decir que los criminales no nos han dejado pistas de por dónde iban a ir los tiros, o que se han tomado algún tipo de molestia para disimular. Lo han hecho todo con luz y taquígrafos, delante de nuestras asombradas narices. Por tanto, hemos de decir que quien se ha dejado engañar es porque ha querido, o porque no se ha tomado la molestia de escuchar, tan siquiera.

Una nueva prueba de esa falta de disimulo nos la hemos encontrado en estos días en el Foro de Davos. En este caso, con la entrevista que mantenían dos personajes más que oscuros: Albert Bourla, CEO de Pfizer, y el innombrable Klaus Schwab. Así, como quien no quiere la cosa, te dicen a la cara que cuando Bourla asumió la presidencia de Pfizer, en 2019, la empresa estaba la ruina y que ha sido la farsemia, con sus venenos, la que ha conseguido sacar el negocio adelante.

¿Y creen que esta confesión tan importante ha provocado algún tipo de escándalo? Qué va. Encima tenemos que escuchar cómo Schwap alaba a Bourla como si se tratara del gran empresario mundial, cuando no es más que un miserable que ha montado una farsa para enriquecerse.

En cima el tipo va tan ancho, como si fuera algo del otro mundo. Y a todo esto, con la complicidad de gobiernos y medios de comunicación que han hecho de comerciales agresivos a lo largo de estos dos últimos años. Alucinante lo que tenemos que ver.

6 Comentarios

      • Si se queda con lo importante o no es un asunto distinto. No hay que desviar. Una mera observación es válida en cuanto tal sin implicaciones ajenas a ella.

      • Os lo he puesto asi para que podais corregirlo. Era evidente que se trataba de un error al mecanografiar la fecha. Para nada he pretendido criticaros, y mis disculpas si lo habeis entendido asi

  1. Algo parecido (pero al contrario) a lo que le sucedió al Presidente Sánchez: Asumió el gobierno en junio de 2018 con una España en franca mejoría y con buenos datos económicos y logró en muy poco tiempo condenarla a ser el peor país de la UE en datos económicos, tasa de paro y empleo, así como lograr ser el peor país en la gestión de la pandemia con mayor número de contagios y muertos del mundo.

Comments are closed.