El asunto de los “chemtrails” evidencia que los que nos gobiernan no son más listos que el resto; evidencia que ellos no son los verdaderos pastores sino los más borregos pues ¿No respiran el mismo aire fumigado que respiramos nosotros? Ellos dieron permiso a los fumigadores y los fumigadores fumigan sobre sus propios hijos. A los políticos (Y me refiero a todos pues ¿ha denunciado alguno de ellos la geoingeniería?). A los políticos, repito, no es que no les importemos tú y yo, es que no les importan ni sus propios hijos.

Una vez le preguntaron a un avispado financiero -¿Cómo se le ocurrió poner al frente de uno de sus bancos a un auténtico incompetente?- El financiero respondió -Si lo que quieres es quebrar un banco, nadie mejor que un auténtico incompetente-. En la escuela nos dijeron que los más estudiosos son los que ocupan los mejores puestos en la sociedad, pero eso no es cierto. ¿A cuántos estudiosos conoces? ¿A cuántos incompetentes? Los políticos son los más incompetentes y están ahí, precisamente, para quebrar el país, a fin de que unos avispados financieros puedan quedárselo todo, a precio de saldo.

Ellos aprobaron una ley que autoriza los chemtrails (Real Decreto 849/1986) y autorizaron fumigar a sus propias familias. Tú no les importas pero no es nada personal. No les importa nadie. ¿Y cómo llaman en el cine a ese tipo de tipos y tipas que no sienten ninguna empatía por el prójimo? Correcto, los llaman psicópatas. ¿Y qué es pues un psicópata? Un egoísta extremo. Ellos fingen, no porque les importe la “opinión pública”. Si les importara ¿Se hincharían a cañas después de decir que la cerveza no es buena? ¿Se comerían unas lonchitas de jamón después de decirnos que evitemos consumir carne? Si ellos fingen no es porque les importe su “imagen pública”; fingen porque fingir es lo que hacen los que quieren engañar y ellos quieren engañar-nos.

Pero no creas que hay muchos tipos y tipas dispuestEs a hacer ese “trabajo”. Por ahí lo tienen fácil y también por el hecho de que son, tan de ideas fijas, que la siguen y la consiguen. No todo el mundo tiene huevos para salir ante la audiencia y decir que ha hecho un viaje montado en un cohete y ha vivido en una “estación espacial”, por poner un ejemplo. Así acabó el pobre, que no sabía ni ajustarse el bozal. Lo tuvieron que apartar porque era tanta su “disonancia cognitiva” que metía la pata a cada momento, haciendo peligrar el plan.

Porque la verdad es que uno, cuando miente, lo pasa mal; y cuando más grande es la mentira, peor lo pasa; y cuanto más grande es el auditorio ante el que miente, más se raya. Eso es absolutamente inevitable, por el simple hecho de que el ser humano es bueno por naturaleza y el mentiroso ataca, con sus mentiras, a su propia naturaleza, a su propia esencia. Porque la bondad es el fundamento, el principio, el origen del ser humano y es, por tanto, irreemplazable. Puedes taparla con mentiras, puedes ocultarla, pero la bondad sigue estando ahí y sigue cortocircuitando tu voluntad de mentir.

Ellos autorizaron la adición de químicos dañinos en los alimentos y bebidas pero comen y beben esos mismos alimentos contaminados que comemos nosotros. Es cierto que hay unos cuantos que dicen estar en contra de los químicos, que son incluso veganos. Estos están en contra de los alimentos transgénicos y a favor de las vacunas transgénicas. ¿Se puede ser más imbécil?

En fin, que esto es lo que hay, y cuanto antes nos vayamos dando cuenta, mejor para todos. Veinte mil millones han puesto en circulación para enseñarnos las ventajas del consolador. ¿A los camioneros cuántos les ofrecieron? ¿Quinientos? Mejor que se pongan una peluca y unos tacones y se conviertan en “profesores de educación sexual”.

El gran problema que tenemos es que fueron ellos los que redactaron su contrato de trabajo. Fueron los políticos los que explicaron, en numerosos textos legales, en qué iba a consistir su trabajo, pero en ninguno de ellos explicaron de qué forma se puede despedir a un político vago, o negligente, o felón. Claro que ¿Quién hubiera incluido el procedimiento para proceder a su propio despido. ¿Lo hubieras hecho tú?

Ellos pensaron –Sin no incluimos un procedimiento de despido, nunca podrán despedirnos- Y así fue, mejor dicho, así es: No podemos despedirlos. Solo podemos elegirlos y, una vez hecho, tenemos que tragar, sí o sí; tenemos que pechar con lo que hagan, sea lo que sea, hasta que ellos quieran (Generalmente hasta que puedan jubilarse con la paga máxima).

Fíjate si serán inconscientes que, al no establecer un sistema de despido “por las buenas”, establecieron, como única opción, el despido “por las malas”. Fue, sin duda, un crimen muy grande por el que, sin duda, deben estar sufriendo mucho. No es extraño que intenten compensar con putas, con cocaína y con gambas.

Pero no todo está perdido. Yo aún veo una posibilidad de solución pacífica. Yo les pido, a los políticos, que hagan una ley, cuanto antes, otorgándose la máxima pensión de jubilación ya, tengan la edad que tengan. Háganla, aplíquenla, y déjennos en paz de una vez (Nunca mejor dicho)… Y cúrense. Busquen en su interior y verán que son buenos por naturaleza. Para ello solo hace falta calma y la jubilación suele ofrecerla. Y aprendan a cocinar, háganse su propia comida y bebida. ¡Quién sabe la de escupitajos que puede haber, en un plato o en un vaso, cuando te ganas, tan bien ganado, el odio de la otra parte contratante!

Por mi parte pienso que, aunque para jubilarlos tengamos que gastar las últimas monedas que nos quedan, será un dinero bien empleado. Y si alguien entiende que lo que propongo es un disparate, ruego me perdone si no doy para más y sepa que se aceptan sugerencias. Seguro que Ana, aquella chica que cantaba aquello de “España, camisa blanca de mi esperanza”, me apoyaría, si estuviera viva. Ni rojos, ni azules, ni morados, ni verdes, ni mucho menos de colorines. Bandera blanca, Ana. Bandera blanca, y punto.

 

5 Comentarios

  1. Por una parte te hacen leyes para controlar la calidad del aire y por otro te hacen leyes para contaminarlo y producir enfermedades con la escusa, que escusa de jodernos el clima. Ya estoy viendo que dentro de cuatro telediarios nos están machacando que el calor y la sequía son debidad al cambio climático y no a la mierda que fumigan.

    Ya lo he comentado en otras ocasiones, pero desde que ha comenzado las fumigaciones masivas estoy recogiendo en las ventanas de la casa unas partículas de una décima de milímetro que se agrupan entre sí y responden al magnetismo. Tienen toda la pinta de ser muy tóxicas. No digo más, que cada cual haga la prueba, basta pasar un imán por la parte inferior de la ventana y raspar el imán con un papel sobre un folio en blanco, luego pasar el imán por debajo del folio.

    Otra noticia que me ha llamado la atención es una que he oído de pasada sin prestarle atención pero que me ha hecho pensar.

    Era sobre las víctimas del presunto asesino en serie, por lo visto certificaron su muerte como natural, ojo al dato, algo que nos demuestra que si hayan una persona muerta sin signos externos de violencia no le hacen autopsia.

    Los periodistas deberían centrarse en esto porque casi nos indica con total seguridad que se están normalizando las muertes repentinas sin signos externos que la hayan provocado.

    También que el número de choques frontales haya aumentado a pesar de reducir la velocidad. Dicen que es por los adelantamientos. ¿…?

    • Hallan, coño, prometo a partir de ahora releer y corregir los comentarios. A ver si soy capaz de cumplir mi palabra y no me pasa como a “el Mierda”.

  2. El problema de los políticos es que solo leen ‘la biblia del diablo’,un libro que fue escrito en pergamino de piel de burro.

    Hoy en día no son políticos son solo miembros de Logias Masónicas,y simplemente obedecen a los grados superiores,si es algo que cuesta de creer,pero es así como al parecer funcionan hoy en día las cosas.

    Los masones rinden culto a Satán,y este desea el mal al género humano y la perdición de los hombres,y como para gustos colores!,pues hay gente que no ven nada malo en seguir este juego,incluso les divierte…normalmente a cambio de sobornos económicos.

    Las ideas más insensatas y locas,llegan de los millonarios chiflados como Bill Gates,que quieren fumigar el mundo,y esto es muy satánico.

    Pero nada de esto puede funcionar sin la ayuda de los medios masivos de desinformación,en su malloria de izquierdas,que como dice Trump:
    ¿Por qué deberían los medios de noticias falsas y sus “periodistas” recibir un Premio Pulitzer por sus informes totalmente incorrectos sobre Rusia, Rusia, Rusia? Fue un completo ENGAÑO. El Comité Pulitzer está en crisis. Estén atentos!!!

  3. Y no solo los politicos sino quienes ejercen la accion. Quien pilota el avion y nos fumiga a diario o mejor dicho, quien aprieta el gatillo ? Es igual que con las inyecciones quienes las administran ? Si fuesen solo los politicos el problema no existiria. Y si les preguntas a estos ” profesionales ” por que lo hacen te dicen que tienen hijos que mantener y que lo hacen por ellos. No solo culpan a sus hijos de sus propias acciones malditas sino que encima los intoxican a ellos tambien. Probablemente deberiamos analizar a una gran parte de la humanidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here