semana

En el sector de la distribución se denomina “semana valle” a esa que se encuentra comprendida entre varias promociones que de manera interesada conviven a la vez para mayor despiste del consumidor, de tal manera que este deambula por los pasillos de los establecimientos sin enterarse realmente de lo que está de oferta.

[Decathlon busca contratar 1.000 empleados para la campaña de verano 2022]

Pues bien, esta semana que hoy finaliza, es una de esas que resultan -políticamente hablando-, de esa condición, pues salvo por lo indiferente de lo destacable, cabe la posibilidad de caer en reseñar cuestiones nimias en vez de profundizar en los verdaderos asuntos de Estado. Pero es que por mucho que lo intentemos, no siempre se producen acontecimientos importantes lo cual para un Gobierno vacío de ideas y carente de sentido es magnífico, pues de esta manera ha gastado otros siete días sin hacer prácticamente nada para sacar al país de la ruina en la que lo ha metido a los que hay que sumar, los de parte de la semana anterior declarada oficialmente como vacacional.

Desde Moncloa: diversas fuentes han destacado que no se ha permitido al Rey emérito, disfrutar de un “finde” en familia en la Zarzuela, por lo que ya con esta nueva, se ha conseguido llenar páginas y páginas de los medios apaniaguados apaciguando el resquemo de la izquierda por la sobreexposición a las tradiciones cristianas de la recién finalizada Semana Santa. Mientras tanto y a falta de conversaciones rigurosas, el tiempo ha dejado de dar una tregua y se han producido fuertes nevadas en el interior de la península, lo cual es aprovechado para dar sentido a los argumentos de los principales feligreses de la religión del cambio climático poniendo a la borrasca el calificativo de histórica, cifrando hasta en quince los años que no nevaba con tal fuerza.

Sánchez mientras tanto ha lucido palmito por tierras ucranianas, poniendo carita de compungido, morritos de interesante y haciéndose la foto de rigor con el “famosete” español de turno que repta por allí; en este caso hablamos del Chef José Andrés, que no se pierde un sarao ni harto de vino. El “autócrata” en rueda de prensa bien protegido por los GEOS y ataviado con chaleco antibalas, desveló sin despeinarse el inicio de la travesía que el buque Ysabel de la Armada Española va a llevar a cabo con sus bodegas llenas de armamento obsoleto para el disfrute de los de Zelenski.  La visita fue bien defendida por la transversal e independiente dentro del Gobierno Yolanda Díaz; levantando ampollas ante sus socios de Podemos, empezando por la ministra Ione Bellarra la cual se nos presentó como fiel defensora del pacifismo absurdo apelando a la diplomacia como la solución de todos los males del universo.

Por las redes sociales analizando las principales cuentas de los portavoces de la progresía dos cuestiones son las que destacan. En primer lugar era necesario desactivar de inicio sin ni tan siquiera leerla, la propuesta de Feijóo (presentada sin las siglas del PP como a él le gusta), para bajar impuestos de inmediato y así reducir los estragos de la inflación. Dos sobreros: José Zaragoza y Rafael Simancas fueron los encargados de ello, lo cual demuestra lo absurdo del esfuerzo de los populares a nivel nacional presentando propuestas y pleitesía de nuevo al PSOE, salvo que sea una medida dirigida a su propia parroquia con el fin de que comprueben que la nueva dirección se entretiene en algo, aunque no sea demasiado productivo a estas alturas de la película. Los socialistas respaldados por la ministra de Hacienda han repetido hasta la náusea la falsedad de que una bajada de impuestos reduciría las inversiones en sanidad y educación, demostrando que los socialistas lo único que saben vender a su propio electorado es el miedo y el bulo, aunque lo importante es que el propio Sánchez no ha tenido ni que contestar al gallego para decirle que se meta las propuestas por donde le quepan.

Y la segunda cuestión atañe a las diversas corruptelas: los del PP de Madrid más espabilados que los de Feijóo para contrarrestar el efecto negativo de lo del hermano de Ayuso y los amigos de Almeida, ya han presentado denuncia para sacar los colores al menos de entrada al mismísimo Sánchez, junto a Calviño, Illa y Ábalos, por contratos valorados en 315 millones de euros con defectos de forma (veremos en que queda), para comprar material sanitario. Y aunque no llegará la sangre al rio en ninguno de los casos (incluidos los del PP), sin duda los madrileños continúan demostrando ante la opinión pública nacional, que son junto a VOX la única oposición responsable.

Los de Abascal han presentado también la pertinente denuncia para tratar de frenar la transferencia de la gestión del IMV al Gobierno vasco, lo cual demuestra que la unión de los esfuerzos de los de Isabel Díaz Ayuso y los del de Amurrio, (vistos juntos en la proclamación de Fernández Mañueco en Castilla y León), de momento son los únicos que proporcionan cierta ilusión al mostrar al menos preocupación por los verdaderos asuntos de Estado, ya que el resto: con sus actos y acciones inicuas y escasamente reseñables dejan bien claro que no están por la labor de tratar de frenar la sangría.

1 Comentario

  1. Pedro I el sepulturero, jamás he conocido ser más asqueroso que este mocoso, presume de hermosura cuando no es más que basura, hay días que tiene los ojos morados del oxido de adrenalina y presume en cada esquina, esta comadreja le gusta engañar a las viejas, no le gusta la religión porque es masón y obedece ordenes del sionismo además de predicar el comunismo. Hay quien confía en está hiena, que pena y a mi no me hace ninguna gracia que le llame democracia a una tecnocracia, dictadura comunista totalitaria donde todo es controlado por el estado y no se libra ni el tato. A este psicópata aún hay quien lo vota, está alimaña a destruido y arruinado a España, a resucitado un cadáver que llevaba 43 años muerto para fomentar el odio en el huerto y ha realizado un acto satánico en el Valle de los Caídos y otro en el Patio del Palacio Real y a la gente todo esto le parece normal, que pena que para un hijo de perra como este no haya condena.

Comments are closed.