Es tremendamente llamativo lo que está sucediendo con muchos de los que se han inoculado. Aunque hay una parte de ellos que se han dado cuenta del error cometido, estos son una minoría entre los inoculados. No sabemos si es porque no quieren ver la realidad, como una especie de protección psicológica, o es que realmente no la ven y siguen convencidos, realmente, de que es lo mejor que han podido hacer.

Y es que, además, les da igual las pruebas que se les muestre. Que vean caer gente a su alrededor o que ellos mismos estén sufriendo en sus propias carnes las consecuencias que muchos llevamos advirtiendo desde hace tiempo. No sabemos si es como una especie de hechizo, una hipnosis, o si es que a muchos de ellos, sencillamente, la cabeza no les da para más. Pero por más pruebas que se les muestre, siguen en su mundo.

Un claro ejemplo, más que nada porque es un personaje conocido y ha estado a punto de morir, es el de Antonio Resines. Nos llama la atención que, después de todo lo que le ha pasado, siga en sus trece. Insultaba y se burlaba de los no inoculados antes de entrar en la UCI y lo sigue haciendo ahora, a pesar de haberle visto las orejas al lobo. Ha estado a punto de morir por esa enfermedad contra la que se había inmunizado y sigue insultado y burlándose de los que no nos hemos inoculado. Tremendo porque nosotros no hemos pasado por una UCI y el sí.

Pero parece que no aprende y sigue tentando al karma. A ese karma que le ha dado una lección de la que, por desgracia, parece no haber aprendido nada. Y miren que ya es mayorcito para haberlo hecho. Miren que lo ha tenido que pasar mal. Por eso nos parece tan acertado esto que hemos leído en las redes sociales.

 

19 Comentarios

    • Totalmente de acuerdo. Y por desgracia, mentecatos como este abundan más que las setas. Con el tema del COVID y las “vacunas” se han destapado del todo. Nunca pensé que hubiera tanto idiota. Y malos, en muchos casos.

  1. “los héroes” del celuloide “se vuelven normales al bajar de cada escenario”, cantaba Enrique Urquijo. Él lo sabía y su cántico era un grito de auxilio, una llamada de atención para que no les idealizaramos, una reivindicación de su “humanidad”. Otros se creen su personaje y se mudan a vivir en él, como la Herrera, el fantoche éste o el momificado Raphael.

    Algunos quieren que se les considere normales y otros divinos, este imbécil no sabemos si era anormal antes o se hizo durante, lo que sí sabemos es que se morirá anormal.

    La escobilla del WC que quería meterle en la boca a su hijo díscolo en los Serranos, debería metérsela él cual bastoncillo de PCR hasta el cerebro. Igual se le descongestionaba esa nariz suya con tan poco olfato para el peligro y le hacía un buen drenaje en su cerebro lleno de imbecilidad supina.

    En fin. Hay gente que caga por la boca y habla por el culo. Hay más sensatez en un peso mío que en cualquier chorrada que han dicho estos 2 años endemoniados, todos estos “referentes”.

  2. Resines es el caso del actor que dan la.razon tanto a Tennessee Williams como a William Shakespeare, el uno decía que “los actores son factorías de emociones son una sola idea” y el otro pedía a los actores que se abstuvieran de añadir nada de su parte al texto.

    Parece que Resines cumple las dos premisas que debe tener un actor, ni se sale del guión ni tiene ninguna idea.

    “Que le den” ….lo dice él, yo me limito a repetir el guión.

  3. Grande, Resines, gente como tú esta llamada por Mediaset a trabajar en sus series, claro, de seguir vivos. Si te hace falta más vacunas te cedo mis cuatro gratuitamente

  4. Yo creo que al Resines le cabrea tanto que por culpa del grafeno haya estado en UCI que la quiere cargar con los que no nos hemos metido todo ese veneno.
    En realidad él es el corto mental y su orgullo no le permite reconocer la gran metedura de pata que ha cometido.
    Pobre Resines el grafeno que se ha inoculado le ha hecho ser un retrasado mental, aunque un poco retrasado mental ya lo era antes , sólo que el grafeno inoculado en su cuerpo se lo ha acentuado

  5. Si Resines supiera que casi todos mis familiares y amigos excepto dos o tres estamos sin vacunar, no hemos tenido ninguna precaución e incluso ha habido alguno que al principio del susto-miedo intentaba contagiarse a propósito sin conseguirlo, es el caso de una sobrina que se olió el cuento desde Wuhan y aprovechó su lugar de trabajo para hacer el test de veracidad cuando la primera ola llegó a Italia, en un museo abarrotado procuraba tocar todas las superficies que tocaban los demás y charlar con el máximo número de personas llegadas desde todas las partes del mundo, muchos de ellos orientales, pues nada, que no hubo manera de contagiarse, solo se contagio cuando fue a dar a luz al hospital hace un par de meses, dos años sin contagiarse y allí le hicieron un test positivo, suponemos que apropósito, porque por las mismas que le dijeron que eran positivos tanto ella como el bebé y le relataron los terribles peligro que corrían ambos agarró al churumbel, pidió el alta, echo la bronca al médico y se largo del hospital, hasta la fecha, el bebé está sano, sano, como cualquier bebé sano bien atendido.

    Resines, espabila.

  6. Estoy deseando que se ponga la tercera si no se la han puesto ya, y en todo caso que siga con la cuarta, porque en la logica de este cenutrio sin cerebro cuantas mas le metan mas inmunizado estara.

  7. REsines,mis 4 estan x ahi de sobrantes,,,ahi las tienes para cuando quieras ,,dios los de la ceja,,lo qur hay que hacer para seguir en el”candelabro”que decia aquella🙃

  8. Este Resines no se entera. ¿Cómo te ha ido la neumonía bilateral?. Veo que has salido, pero no tientes mucho a la suerte, no vaya a ser que…….ERES UN PUTO IDIOTA REDOMAO, DE LOS DE LA CEJITA DE ZP.

  9. Denominar actor a un fulano que se interpreta a sí mismo en cada papel, porque su “talento” no da para más y por supuesto, para soltar una parrafada de más de 6 palabras, sin soltar algún exabrupto,… resulta hilarante.
    Es el puro ejemplo de lo que dice J. Mota, relacionado con que de niño, se debió dar un golpe en el cogote contra un poyete. O tal vez, le arrearon un cantazo en su pueblo Cantabro.
    Iba de campechano, pero no es más que un marrano.

  10. Este sabe bien lo que habla. Es la viva imagen del tío falso que tratando de vender su burra coja, vaga e inútil intenta que algún ingenuo se la compre.
    Es el típico pillo de feria que en el presente caso cree que hablando bien de la vacunas será uno de los elegidos para obtener su billete salvador y entrar en esa nueva arca de Noé mientras los demás nos ahogamos con cacuna o sin ella.
    Lo que no se ha parado a pensar es que quien hace tratos con malhechores mal acaba, y en su caso y con su edad, es un comedor humano muy prescindible.
    ¡Qué el buen Dios le perdone este mísero pecado!

Comments are closed.