culpa

El cateto, plagiador, embustero y cínico habitante de La Moncloa, cada vez que habla, sube el pan, las verduras y frutas, productos lácteos y cárnicos, embutidos, aceites y vinagres, los pescados, los carburantes, la energía eléctrica, los productos de droguería, las ropas, el calzado y un largo etcétera que, a buen seguro, todos conocemos y sufrimos.

Lo curioso es que este tipo ¡nunca! se siente responsable de sus fracasos, porque suele ejercer como mentiroso mayor del Reino de España y espera que le creamos. Donde se encuentra verdaderamente cómodo es “falconeando” por rutas más o menos imperiales gastando del presupuesto y complaciendo a parientes y amigos. Y, de vez en cuando, “vomitando” unas palabras con las que cree que nos engaña. Hace unos días (30/3/2022) se dignó “subir” a la tribuna de oradores del Congreso, a la que tanta aversión tiene, para tratar de engañarnos una vez más.

No sé quién le escribe ahora, pero soltó unas cuantas milongas increíbles para justificar lo injustificable y se felicitó por sus muchos logros. ¿Dijo algo positivo? ¡Nada! ¿Alguna noticia esperanzadora creíble? ¡Ninguna! Pero si se explayó en los contratiempos habidos desde que llegó a La Moncloa, como la pandemia, el precio de la energía y hasta ¡la calima!, que, según él, son la causa del 9,80% de inflación. Muy zorro él, no dijo que en Francia la inflación está en el 4,5%. ¿Es que para Francia no han existido los mismos contratiempos?

Y como si hablara a unos parvulitos de primer curso, con un descaro infinito, aseguró que la guerra de Ucrania, que empezó hace solo 36 días, ha influido en la inflación ¡en un “73%”! y ¡se acabó! En definitiva, la culpa ha sido del Chachachá, de la guerra, de la calima y de la oposición; es decir, de circunstancias ajenas a él.

No sé lo que pensarán sus más cercanos, pero por muy “retorcidos” que sean se habrán dado cuenta de que este asaltador de tumbas nos ha instalado en el más profundo de los precipicios.

3 Comentarios

  1. El problema que tenemos es que no existe cuarto poder. La prensa, entendida en términos globales, televisión, radio y digitales está alineada y comprada en un 99%, y el bombardeo a favor del canalla Sánchez es continuo y diario

    • Exacto. Y el segundo problema es que el 99 % de la población parece que no se entera de que eso es así y se creen y siguen las consignas lanzadas por los medios de manipulación sin ni siquiera pararse por una vez a pensar… ¿a ver si me estarán mintiendo? Y la plandemia ha sido la prueba del algodón.

Comments are closed.