Es un secreto a voces, eso lo sabe toda España aunque haya cobarñoles solo despierten cuando les afecta a ellos directamente, que en España se está produciendo una de las mayores aberraciones que nos podamos imaginar con el tráfico de menores. El estado da una inmensa cantidad de dinero a asociaciones y familias de acogida por un lado, mientras por el otro le roba los hijos a unos padres que, en una gran parte, están perfectamente capacitados para mantenerles y hacerse cargo de ellos.

Cada comunidad autónoma maneja su paquete de subvenciones para asociaciones y familias que “acogen” a menores. Pero a pesar de que en cada comunidad haya un importe determinado, les podemos asegurar que es un gran negocio del que participan muchos y que está provocando que se cometan muchas ilegalidades. Un negocio similar al de la violencia de género, pero en este caso con menores que son arrancados de sus familias de manera injusta, injustificada y en muchos casos, incluso delictiva.

Una de las comunidades autónomas en la que más irregularidades se están cometiendo con los menores es la valenciana. No olviden nunca lo que ha hecho la consejera Oltra y su exmarido, por no hablar de muchos de sus colaboradores en el gobierno. Y de ahí precisamente, es de donde es Josué Esteban, el joven que está sufriendo un auténtico calvario después de que los servicios sociales de la Comunidad Valenciana le hayan arrebatado a su hijo de 3 años.

Escuchen la historia porque no tiene desperdicio. Y recuerden, esto le puede pasar a cualquiera.

 

1 Comentario

Comments are closed.