Que Carballo es más fantasma y más pesado que una vaca en brazos, es algo que no vamos a descubrir ahora. Va de médico estrella por la vida y de entendido de todo. Todo lo sabe, es experto en la mayoría de los asuntos que saltan en la primera plana de noticias y de todo ello quiere sacar tajada. Se le nota a la legua.

De lo que no se entera, o sí pero le da igual, es de que la gente ya no le toma en serio. al principio nos la coló a casi todos, pero el tiempo le ha dejado como un simple aprovechado que quiere sus quince minutos de gloria y que no se corta en demostrarlo. Por eso, ahora cada vez que publica algo en Twitter, las respuestas son de cachondeo, en lugar de las alabanzas con las que se encontraba antes.

Lo de este tipo ya no cuela, todo el mundo le tiene completamente “calado”. Pero a él esto parece darle igual porque sigue, erre que erre, dando consejos que nadie le pide y demostrando que puede más su vanidad y su bolsillo, que su cerebro. Eso si lo tiene, porque ya empezamos a dudarlo.

El caso es que también ha decidido darnos consejos sobre cómo afrontar estos días de calima. Y lo hace con una propuesta absurda, como todas las que da: “Hoy con la calima, sobre todo si tienen patología respiratoria, POR FAVOR, no salgan a la calle sin FFP2”.