La tergiversación de la historia en favor del pancatalanismo y de menosprecio hacia Aragón continúa. En esta ocasión, es la Real Academia Española (RAE) la que le hace un flaco favor al conocimiento histórico y afirma sin ningún rubor, en su propia web oficial, que Cataluña fue un reino.

Según ha denunciado el filólogo valenciano Voro López, en la biografía que la RAE dedica a su fundador y primer director, don Juan Manuel Pacheco y Zúñiga, se afirma que Pacheco fue, asimismo, virrey y capitán general de los reinos de Navarra, Aragón, Cataluña, Sicilia y Nápoles, y mayordomo mayor del rey Felipe V”. 

https://www.rae.es/academico/juan-manuel-fernandez-pacheco-y-zuniga

Pero los dislates de la Real Academia Española no acaban aquí. En la misma denuncia del lingüista valenciano se señala que uno de los académicos correspondientes de la RAE, el doctor en Romanística Sergio O. Valdés, afirma, entre otras cosas, que “…en 1137, Aragón se unió con el reino de Cataluña” y que “Cataluña se convirtió en uno de los reinos cristianos de mayor pujanza en la guerra contra las árabes”. En su libro “La hispanización de América y la americanización de la lengua español” (2015), Valdés también escribe que “Con el mandato de Jaime I el Conquistador de 1213 a 1276, fueron incorporados a la gran Cataluña las Baleares y Valencia, poblados por catalanes”. (Pág. 312). 

Aragón sale muy malparado en el libro de Valdés, en el cual se llega a afirmar que “Mientras Cataluña se desarrollaba como poderosa potencia imperial marítima, no dejó de cooperar con la reconquista del país… entre el reinado de Jaime II el Justo de 1291 a 1327 y el de Martín el Humano de 1396 a 1410, el Imperio catalán llegó a ser constituido por Cataluña, Aragón, Valencia, Baleares, Cerdeña, Sicilia, Malta, Nápoles, los ducados de Atenas y Neopatria, siendo tributarios los reinos de Bugía, Tremecén y Túnez”. (Pág. 312).

Según la propia Real Academia Española, “La categoría de académico correspondiente, formalizada en los estatutos de 1859, distingue a personas reconocidas por sus investigaciones, estudios y publicaciones sobre distintas materias relacionadas con la lengua o la literatura españolas. Contribuyen a los fines de la institución desempeñando las tareas que esta les encomienda e informando de las variantes del español en sus lugares de residencia”.

https://www.rae.es/academicos/academicos-correspondientes

Y mientras tanto, en Aragón seguimos sufriendo la imposición del catalán por parte del gobierno cuatripartito a través de la Dirección General de Política Lingüística (Chunta Aragonesista). Desde la Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán seguiremos defendiendo el aragonés en todas sus modalidades frente a la fagocitación por parte de la lengua catalana auspiciada por el propio Gobierno de Aragón de Javier Lambán.

 

7 Comentarios

  1. Cataluña, CONDADO y no reino:

    Hay que decir que Cataluña hasta la formación del Estado Español en 1516, disfruto de múltiples acontecimientos, entre ellos, la formación de la identidad catalana con una indudable desazón histórica por no haberse constituido en REINO como hicieron otros espacios peninsulares y tal fue su caso, que primero dependió de los Carolingios y después de Francia. Pues bien, al hacerse los Trasmatara con la Corona de Aragon en 1412 y la posterior unión de las dos coronas por los Reyes Católicos el proceso de unión no fue bienvenido por algunos catalanes, que hubiesen preferido un destino más propio. En definitiva Cataluña nunca se consolido como un REINO, y los reyes de los que disfruto, fueron reyes consortes.

    • Los mercachifles no tienen el fuste moral para erigirse como Estado propio o como reino en el pasado. Son los mismos que se han beneficiado durante toda la historia de su asociación con Aragón y, posteriormente, con Castilla, para seguir medrando sin tener que aportar nada substancial militarmente en cuanto pueblo. Ha habido soldados y militares profesionales catalanes de gran valía como españoles pero la burguesía catetalana siempre se ha hecho el longuis. Sólo han apoyado y de modo oblicuo, con toda su doblez, al Reino de España cuando los territorios de ultramar les abrían mercados o cuando con subvenciones o con aranceles se les entregaban mercados cautivos. Eso se ha acabado hoy y lo resienten.

  2. Llueve sobre mojado. La Cacademia da mucho asco. Para la Cacademia, el valenciano es un dialecto del catalán; lo que cualquier filólogo sabe que es falso. También una falacia es una mentira y un cociente es un coeficiente; lo que un lógico o un matemático saben que es falso. La Cacademia ha renunciado a su cometido original y ya no limpia, brilla y da esplendor. En sus propias palabras, se han pasado al lado obscuro del “descriptivismo” o populacherismo cultural. Qué sean los especialistas de cada área del saber y el uso culto consagrado los que escriban las acepciones de los términos. Es éste un asunto político y social urgente. El “pueblo” (la chusma o lumpen postindustrial) no hace el lenguaje sino que lo deshace. La España Invertebrada orteguiana nos mata también en materias de expresión. La lengua es la patria. Los enemigos de España atacan en varios frentes y éste es uno de ellos.

  3. Mi solidaridad. Yo nací en Barcelona, hijo de andaluces, y, con esto de la imposición del catalán, que no hablaba ni el 30% de la población, cuando yo nací, y ahora no lo habla ni el 50% aunque pobres niños están bajo la bota de estos tarados…pues en estos lodos de la independencia estamos.
    De la RAE no me extraña nada, ahora comprendo por qué ese afán de quitar los diacríticos…todo les da igual, a medrar y a mamar de las ubres del régimen coz-titucional.

  4. Sigue el rastro del dinero.

    La manipulación es tan burda y ha sido tan constante en el tiempo, que ahora ya ni se molestan en disimular un poco, sueltan su deposición tal cual la bestia donde se le antoja, sin mirar lo que hay debajo. Debajo estamos España en General (Colón, Santa Teresa, Cervantes etc, eran catalanes) y valencianos, aragoneses y Baleares en particular. Tampoco se libran franceses y murcianos, y conquenses no porque los desprecian profundamente, que si no…….

    En fin. Nadie nos ha explicado aún a los valencianos el porqué de que Sanchís Guarner cambiara de opinión tras su estancia en Barcelona. El caso es que cambio de opinión y se le nombró algo (no recuerdo ni tampoco es que me preocupe mi ignorancia sobre el elemento en cuestión) importante de Cataluña. Abrazó las tesis catalanistas y ahora tiene en cumplido pago por sus servicios a título póstumo, reconocimientos, calles, colegios y hasta premio literario……poderoso caballero es don dinero.

    Ahora está de moda volver al origen de todo, salvo, claro, que esa nueva interpretación de la historia no convenga a los interpretadores. Seguimos en la adulteración de la historia de la corona de Aragón, de la que los condados catalanes formaron parte. Nunca fueron reino pues hasta el tratado de Corbeil (1258), siguieron siendo nominalmente (aunque no de facto pues por la vía de los hechos consumados hacía tiempo que se habían “independizado”) parte del reino franco. Sólo y gracias a ese tratado firmado entre Jaime I y el rey Luis IX de Francia, se marcaron las fronteras que delimitaban ambos reinos a uno y otro lado de los Pirineos. El francés renunciaba a su pretensiones sobre “sus” condados – entre ellos los de Barcelona – a este lado y el aragonés hacia lo propio al otro lado, renunciando al Languedoc exceptuando su lugar de nacimiento Montpellier.

    Esa es la historia escrita y rubricada que da carta de legitimidad a Aragón, lo demás son cuentos de gentes con ínfulas de grandeza y sobre todo “cuentas”, muchas y muy mezquinas cuentas de muchos que hicieron “cuentas” y les salía más a cuenta mentir que ser fiel a la verdad.

    Los catalanes independentistas viven en un universo creado a imagen y semejanza de sus ínfulas inventadas. Hay una ausencia de vergüenza propia en ellos, digna de la alta psiquiatría, pues o mientes descaradamente a sabiendas, adulterando documentos (como Bofarull – archivero del archivo de la corona de Aragón – en su momento con el llibre del repartiment del reino de Valencia, tachando apellidos no catalanes para demostrar que en mi tierra todo descendía de ellos) o sin el más mínimo rubor por su parte, aseveran auténticas burradas y se quedan tan panchos. Paradigmático es el caso del cronista oficial de Murcia hoy, que para demostrar que Murcia también le debe todo a Cataluña, asegura llevado por su entusiasmo catalanista – sin caer en su propio error de bulto – que la tradición del pantumaca (el tomate) lo llevaron las huestes de Jaime I cuando conquistaron ilegítimamente el reino de Murcia, pasándose por el arco Jaime I su tratado de reparto moro con su yerno Alfonso X. Conquista que tuvo que ceder enseguida al susodicho para que no se liara parda. Pues bien, resulta que el buen señor, despreciando la importancia de lo suyo (muy al estilo valenciano “meninfot”), de lo bien sabido y por todos conocido que, el pan con tomate lo importaron a Cataluña los obreros murcianos que fueron a construir el metro de Barcelona, el tío en una cabriola imposible, atribuye dicho hábito culinario a aquellos sucios guerreros que salieron, como digo, por patas para que no se liara un conflicto tanto familiar como territorial, y escribe (no es textual pues las palabras exactas no las recuerdo): ” con el correr del tiempo en Cataluña se “olvidó” el manjar y se recuperó al traerlo de vuelta los obreros murcianos del metro”. En fin, triple salto con tirabuzón lo de estos catalanistas de pro, sobretodo teniendo en cuenta que era materialmente imposible ese viaje de ida, que no de vuelta, por lo menos hasta 2 siglos después, concretamente hasta 1492 en que Cristóbal Colón arribó a las costas de América y descubrió también las exquisiteces de aquellas tierras, como la patata o el tomate. Y así funciona la cosa en este país siempre de espaldas a lo auténtico conformándose con sucedáneos de….lo que sea, teniendo una gran historia de la que presumir. Sea las primeras cortes de la historia, sea el descubrimiento de América (los vikingos por aquí y por allá, bla bla, bla bla), sea la vuelta al mundo (portuguesa porque Magallanes lo era? Quién la promovió, financió etc?), sea hoy la democracia; dejamos que se nos arrebaten las glorias o las posibilidades de progresar (como ocurre con esta pseudodemocracia que nos implantaron a más “gloria” y beneficio único de las oligarquías económicas y políticas), ya no sé si por exceso de humildad y generosidad (siempre hemos abierto caminos comiéndonos las penalidades y sin colocarnos las medallas, para después dejar a “los más listos de la clase” aprovecharse de las mieles con el camino abierto y sin currarselo) o porque de tan buenos somos tontos, que se dice; pero el caso es que así vamos dejando que todo Dios nos pisotee (de dejarnos chafar sabemos un rato valencianos y baleares).

    Este dolor que tengo dentro como valenciana siempre traicionada por “las elites” del tipo que sean, no solo no amaina sino que, con los recientes acontecimientos de infamias continuas de Sánchez, ese dolor antes solo por mi parte valenciana, hoy es un malestar general como española.

    Saludos tardíos diestros. No sé cómo se me pudo pasar esta entrada. La mano negra de la Reynolds es real, no solo me pasa con el diestro. Todo lo que venga de “la derecha” cada vez se manifiesta más vetado. El algoritmo “selectivo” funciona a todo gas.

  5. La RAE tiene menos credivilidad que la NASA, si no fuera otro chiringuito mas de gobiernos terroristas haria su trabajo corrigiendo el neo lenguaje inclusivo, el lenguaje de etiquetas y de ingenieria social y demas mariconadas del globalismo

Comments are closed.