Parece que la guerra entre Rusia y Ucrania se ha convertido en la excusa perfecta. Si todos miramos hacia ese conflicto, no nos enteraremos de las tragedias que están sucediendo en nuestra propia casa y no nos daremos cuenta de que los problemas que tenemos justo delante de nuestras narices.

Despistados, no nos enteraremos de la tragedia que están viviendo muchas personas a causa de los efectos secundarios de las inoculaciones y tampoco de la más que delicada situación económica en la que nos encontramos. Ahora es todo Rusia y Ucrania. Ahora Putin es el responsable de todo, incluso de lo que provoque cada uno de los jefes de estados globalistas en sus propios países.

Por eso, la intervención que Sánchez tuvo ayer en el Congreso de los Diputados nos pareció un paso más en esa desvergüenza crónica que tiene el peor presidente de la historia de España y también, uno de los peores españoles. Que nos diga que las sanciones a Rusia “exigirán el sacrificio de los españoles”, ya nos parece surrealista porque, además, quienes seguro no se van a sacrificar en nada son tanto Sánchez como sus pelotas de gobierno.

Ahora, después de meses de subidas de la electricidad, el gas y las gasolinas, nos cuenta este impresentable que esas sanciones van a suponer el incremento de los precios de los productos básicos, así como del petróleo y el gas. ¿Y que sanciones había habido hasta ahora? Porque todo eso lleva subiendo desde hace meses y, que nosotros sepamos, no había ningún tipo de conflicto entre rusos y ucranianos.

Nos encontramos ante la excusa perfecta. Putin, Rusia, Ucrania, le mejor excusa. Ahora todo será por culpa de lo que está pasando allí, aunque llevemos meses tragando con lo mismo. Pero no pasa nada, porque en este país ya se sabe que la sociedad no se muere hasta que algún partido de la orden.

Tenemos lo que nos merecemos. Como sociedad, no podemos esperar nada mejor que lo que estamos sufriendo con esta clase política indecente.

 

9 Comentarios

  1. Perfecto. No cambio ni una coma.

    Ellos son incompetentes y nosotros llevamos décadas votándoles ¿Qué podemos esperar entonces?

    Cada vez que vamos a votar les hacemos más fuertes, legitimamos la inutilidad. Década a década. Repasemos los presidentes que ha tenido este Estado y los países vecinos…

  2. Y los españoles harán la declaración de la renta e ingresarán el IVA para enviar armas a los ucranianos que huyen, dar cobijo, comida y paga a los violentos invasores del sur y de allende los mares, financiar farmacéuticas criminales y llenar los bolsillos de hijos de la gran puta corruptos que destruyen la nación e imponen leyes totalitarias. A pagar, idiota sumiso.

  3. Puede poner todas las excusas que quiera, pero este puto inútil esta ya muy calado. Es alentador que los jovenes pasen de esta chusma.

  4. Que se puede esperar de un criminal de guerra??? Votar??? Yo no he votado en mi puta vida ni lo hare, Roma no paga traidores, somos minoria pero estos tiempos demuestran que las minorias se acercan mas a la realidad que las masas borreguiles

  5. Ayer se hablo de la realidad de Vladimir Putin y Rusia que sigue siendo la URSS solo cambio de nombre.
    Voy a poner uno a uno los enlaces a los canales donde se dio la información a ver si ya despertamos no como Trotapoker que ha llegado a extremo de desactivar los comentarios en su canal de Odysee para que no pongan a parir a su amado lider. Bueno se hablo en el canal de Colin Rivas, En la resistencia del Expreso (a destacar el video de un exagente de la KGB) y en el canal de Inmaq para el que no lo tenga claro.

    https://www.twitch.tv/videos/1413413765

  6. Putin ha vivido una vida de grandes lujos. Se ha dado cuenta de que la riqueza no da la felicidad. Ese vacío solamente lo llenan Dios y Jesucristo. No el tener cuarenta lujosas mansiones.

    Putin nunca se ha sentido amado. Eso es lo que le ha pasado.

    Y seguramente habrá dicho, en sus plegarias: “Jesucristo, como puedes comprobar, no me siento amado por nadie”.

    Lo que no sabe Putin es que Dios lo ama igualmente. Porque Dios ama a todos por igual. A las buenas personas y a las malas personas. Eso sí, Dios espera que las malas personas se arrepientan de sus graves pecados. Las buenas personas también cometemos pecados y, por supuesto, también debemos arrepentirnos. La única diferencia es que las buenas personas no cometemos pecados tan graves como los que sí está cometiendo, ahora mismo, Putin.

    La cuestión de fondo es esa: el no sentirse amado. Invadir Ucrania no es el objetivo final para Putin.

    La mayoría de las mujeres se visten de manera provocativa para llamar la atención. Y la culpa no es de ellas, sino de los diseñadores de moda, que diseñan ropa extremadamente sexy, la cual está muy de moda hoy en día. Esto sucede, sobre todo, en las prendas femeninas. Aunque muchos hombres jóvenes usan calzoncillos “bóxer”, que, en mi opinión, además de provocativo, es una auténtica horterada.

    Putin quiere llamar la atención. Es el presidente de Rusia. Para él, Rusia es la mayor potencia mundial. Para él, Estados Unidos, China y la Unión Europea son una pu.ta mi.er.da.

    Con 69 años de edad, ya le da igual todo. Le da igual ir al Infierno, después de esta vida terrenal. Su objetivo ya lo ha conseguido: que el resto del mundo se fijase en él.

    Y ahora ya puede decir, en sus plegarias: “¿Ves, Jesucristo, como yo tenía razón? ¡Nadie me ama! ¡Todo el mundo me odia!”

Comments are closed.