A lo largo de estos días, Rafa Nadal ha sido noticia por los problemas de salud que padeció en la final del Abierto de Indian Wells. Una vez acabado el partido, en la rueda de prensa posterior, la cara de Nadal era un poema y se evidenciaba lo preocupado que estaba por lo que había sufrido. Explicaba los problemas que había tenido para respirar y los dolores que sentía al hacerlo. Muchos vimos muy claro que le estaba sucediendo lo mismo que a otros muchos deportistas.

A partir de ese momento se han rumoreado muchas cosas y todos esperábamos lo que el tenista pudiera contarnos, después de hacerse una revisión médica. Y lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter. Nadal ha contado que los médicos le han dicho que tiene una “fisura por estrés en una de las costillas y estaré entre 4 y 6 semanas de baja”.

Una fisura por estrés, en este caso en la costilla, sucede, según cuenta ‘Mejor con Salud’, “cuando una o varias costillas se rompen por una fuerza repetitiva que se aplica sobre ellas a causa de un ejercicio. Para que suceda la condición, es fundamental que esta fuerza sea menor a la capacidad de resistencia del hueso”.

La verdad es que nos cuesta mucho creer esa lesión en un deportista, como lo es Nadal, que lleva muchos años en la élite y que, suponemos, estará más que preparado para que este tipo de circunstancias no se produzcan. Nosotros, sinceramente, no nos lo creemos.

Y es que nos parece demasiado casual que sea, precisamente ahora, cuando sufre unos problemas similares a los sufridos por otros deportistas por culpa de las inoculaciones. Nos parece demasiada coincidencia. Y mucho más cuando el ha sido uno de los grandes promotores de esas inoculaciones y ha demostrado una falta de solidaridad vergonzosa con la situación por la que ha pasado, y está pasando, Djokovic por no haberse inoculado.

¿Que podría ser verdad lo que nos ha contado Nadal? Podría. ¿Que nos cuesta creérnoslo? También. Hace ya demasiado tiempo que no creemos en las casualidades y todo esto nos parece demasiado casual. Veremos lo que pasa en esas semanas que tiene que estar de baja.

 

7 Comentarios

  1. La costo-condritis en hemitorax izquierdo está incluído como efecto secundario de la vacunación RNA -Covid-19 en la mayoría de prospectos después de un estudio llevado a cabo por unos investigadores japoneses.

  2. Descripción general
    Caja torácica y el esternón
    CostocondritisOpen pop-up dialog box
    La costocondritis es una inflamación del cartílago que conecta una costilla al esternón (hueso del pecho). El dolor causado por la costocondritis podría asemejarse al de un ataque cardíaco u otras enfermedades del corazón.

    La costocondritis en ocasiones se conoce como «dolor en la pared torácica», «síndrome costoesternal» o «condrodinia costoesternal». A veces, el dolor viene acompañado por hinchazón (síndrome de Tietze).

    Advertisement

    Mayo Clinic no respalda compañías ni productos. Las recaudaciones de los avisos comerciales financian nuestra misión sin fines de lucro.

    Avisos comerciales y patrocinio
    PolíticaOportunidadesOpciones de avisos
    La costocondritis suele no tener causa aparente. El tratamiento se centra en aliviar el dolor mientras esperas que la enfermedad mejore por sí sola, lo cual puede tardar varias semanas o más.

    La costocondritis suele desaparecer por sí sola, aunque es posible que dure varias semanas o más. El tratamiento se centra en el alivio del dolor.

    Productos y servicios
    Bibliografía: Mayo Clinic Family Health Book (Libro de Salud Familiar de Mayo Clinic) 5.ª edición
    Mostrar más productos de Mayo Clinic
    Síntomas
    El dolor asociado a la costocondritis, por lo general:

    Se presenta en el lado izquierdo del esternón
    Es agudo, punzante o da una sensación de presión
    Afecta a más de una costilla
    Empeora cuando respiras profundo o cuando toses
    Cuándo consultar al médico
    Si tienes dolor en el pecho, debes buscar atención médica de urgencia para descartar causas potencialmente mortales, como un ataque cardíaco.

    Causas
    En general, la costocondritis no tiene una causa clara. Sin embargo, en ocasiones, la costocondritis puede ser provocada por los siguientes factores:

    Lesiones. Un golpe en el pecho es un ejemplo.
    Tensión física. Levantar cosas pesadas, hacer ejercicios intensos y tener tos intensa pueden estar asociados a la costocondritis.
    Artritis. La costocondritis podría estar relacionada con problemas específicos, como la artrosis, la artritis reumatoide o la espondiloartritis anquilosante.
    Infección en la articulación. Los virus, las bacterias y los hongos (como la tuberculosis, la sífilis y la aspergilosis) pueden infectar la articulación de las costillas.
    Tumores. Los tumores cancerosos y no cancerosos pueden causar costocondritis. El cáncer puede desplazarse a la articulación desde otra parte del cuerpo, como las mamas, la tiroides o los pulmones.

  3. Pues como en mi opinión “las casualidades no existen”, estoy casi segura, por no decir segura al 100% que al bueno de Nadalito lo que le ha pasado tiene que ver con su amor por la inoculación. Y si es así, solo le deseo la misma solidaridad que él tuvo con Djokovic y que Dios le ayude.

  4. Este sujeto (Nadal) ha demostrado que es un tirano aliado con los políticos covid y que defiende la estafa covid y el veneno de sus vacunas. Sus síntomas son de pericarditis, no se ha roto ninguna costilla ni le “raspan” el pecho, pero harán todo por tapar la vacuna. No se va a volver a pinchar la vacuna jamas, pero no pedirá perdón por su error nunca.

  5. Ahora dice que tiene fisura de costilla
    QUE MENTIROSO,ESO ES PORQUE LE PONDRAN UN ANTIDOTO para el COVID y la puta vacuna,suramina según dicen que les ponen a la élite si enferman como por ejemplo solana del PSOE o Aguirre del PP,que en poco tiempo les curaron en un hospital privado en madrid

  6. Gracias a la Terapia de Regeneracion Celula, Quantica Biohemotoxica, creada en Colombia desde 1980, muchos deportistas podran volver a competir despues de 4 meses.

Comments are closed.