Ya saben cómo funciona este sistema político en el que malvivimos: Acción – Represalia del sistema contra el que encabece la acción. Y eso es, precisamente, lo que le está sucediendo al juez Fernando Presencia, que está sufriendo las represalias del sistema tras convertirse en uno de los principales azotes de la corrupción política y judicial.

Y con un agravante, la represalia además de ser injusta e injustificada, no solo afecta al juez, afecta a toda su familia e incluso a sus hijos, que son menores de edad. ¿Y creen que eso es algo que le importe a los delincuentes que manejan este sistema corrupto? En lo más mínimo. No les importa en absoluto lo que le pueda pasar a este juez, que se ha convertido en su azote continuo, y tampoco a su familia.

Además, escuchen cómo lo hacen. No se cortan ni un pelo. Aunque sea una ilegalidad y una injusticia manifiesta, les da absolutamente igual.

Por eso, desde aquí les pedimos que apoyen al juez Presencia en todo lo que puedan. Esto ya no puede ser. Es inconcebible que unos pocos lo dominen todo de esta manera y que los demás, que somos la mayoría, lo suframos.

 

1 Comentario

  1. Todo mi apoyo a don Fernando Presencia. Hay que apuntarse a ACODAP y apoyar económicamente, cada uno con lo que pueda, sus causas abiertas en contra de los delincuentes que malgobiernan este país. Bravo por usted don Fernando.

Comments are closed.