Ya hemos llegado al punto al que sospechábamos íbamos a llegar de inmediato, al paso que van las cosas: ya no se puede opinar. Hay que aclararlo todo porque si, simplemente, expresas tus dudas te puedes encontrar con todo tipo de respuestas, incluso con amenazas insultos y bloqueos.

Y todo es mucho más sencillo. Alguien ve algo raro y pretende advertir a los demás sobre lo que está viendo, recordando experiencias pasadas. Es decir, lo de no tropezar varias veces en la misma piedra. Pero parece que esto es un ejercicio de alto riesgo y no solo eso, sería más fácil romper un muro a cabezazos que conseguir que alguien, al menos, analice lo que está sucediendo de verdad.

Es evidente que las opiniones son libres y que cada uno tenemos la nuestra, pero lo que se ha perdido es el respeto por la de los demás. Hoy mismo, hace un rato, hemos publicado un artículo en el que una mujer reprochaba a los no inoculados el trato que estaba recibiendo tras inocularse y estar pasándolo mal por ello. Y nosotros le hemos ofrecido todo nuestro apoyo, pero también hemos dicho que casi nos hemos hasta cansado de advertir, como han hecho otros muchos. Precisamente los que no están inoculados.

Y ahora, con el asunto entre Rusia y Ucrania nos encontramos con algo similar: gente que lanza advertencias para que no haya precipitaciones y se analicen las cosas desde varios puntos de vista. Pues parece que seguimos sin aprender puesto que, a pesar de que hay gente que le da la razón y está con él, hay otros muchos que le ponen de vuelta y media por su tuit. Esto ya no es normal.

 

6 Comentarios

  1. Otro procomunista que no estoy defendiendo a Putin no que va claro que hay algo raro que todos se han puesto de acuerdo para jodernos y que llevamos dos años con un falso virus y que se esta inoculando venenos y ahí estan metidos todos. Y luego empieza a contar la pelicula de la OTAN y Occidente a ver si nos aclaramos ¿Rusia es Occidente o es Oriente es Europa o es Asia? otro tonto de RT diciendo payasadas mientras los secuestrados en los Gulags tienen que aguantar sus gilipolleces,

  2. A mi con esto de Ucrania me pasa como con el virus, ya estoy varios meses por delante, hoy dejado las dos cuentas bancarias que aún estaban activas a cero y además las he cancelado.

    Ahora ya más tranquilo y sin temor a que me okupen por el artículo 33 mis raquíticas cuentas estoy investigando los siguientes pasos de Sánchez ordenados por el globalismo.

    La verdad es que es divertido, ya tengo hecho un mapa de cómo va a quedar el mundo económico tras lo de Ucrania, que tiene que ir a más para que sea efectivo.

    El afán de Biden y Cerdito Borrell por meter el dedo en el ojo a Rusia desde que el primero llegó a la Casa Blanca apuntaba a todo lo que está sucediendo como segunda parte del guión 20-30.

    Tengo la impresión, lo repito, que todo esto obedece a un reparto ya hecho ente los tres grupos o potencias mundiales que a partir de después del susto o muerte ucraniano se repartirán el mundo.

    La cosa no pinta bien para Europa ni para el resto de ciudadanos del mundo llamado sarcásticamente libre.

    Todo esto necesita de tiempo para permitir implementar las medidas que faltan, es el.mismo juego que los dos últimos años: tensar, aflojar, reprimir, tensar, aflojar, reprimir, legislar y vuelta a empezar.

    Yo lo tengo claro, pasta en Rusia, pasta en China y pasta en el bolsillo o en un teléfono americano.

  3. A mi me ha ocurrido algo similar.
    He puesto un enlace a un vídeo sobre lo que ha ha estado ocurriendo en Dombas en los últimos años a modo de comprender qué narices ha estado pasando allí.
    He intentado entender la situación de la zona informándome como he podido y he hecho alusión a las imágenes falsas que está emitiendo la TV.
    He intentado comentar que la realidad es mucho más compleja que las noticias para niños que aparecen en la Televisión en las que todo o es blanco o es negro. La realidad tienen multitud de grises y muchas capas.
    Ahora según parece y como no me he puesto en Facebbok una bandera de ucrania en mi perfil, soy pro-Putin, pro-guerra y hay gente que no me habla.
    Sólo por intentar ir algo más allá de lo que aparece en TV y de analizar la situación como un adulto.

    Es increible la sensación de “Deja vu” que tengo actualmente con respecto a diciembre de 2019, la misma estrategia mediática, las mismas reacciones de la gente.

  4. @ No te preocupes Carlos. Así son los seres humanos. Estoy muy solo. Bueno, tengo tres amigos, a los que tamopco es que vea muy a menudo. Es la consecuencia de ser coherente. Huyo de la gente. Jesús ya nos advirtió de que, los que son de este mundo, son la inmensa mayoría, yo diría que el 99 %.

Comments are closed.