clase política

Esta España que tan generosamente se porta con los hijos de George Soros, esos que de forma violenta se saltan las vallas en la ciudades españolas de áfrica, y que en muchos casos lesionan, incluso gravemente a asalariados españoles de uniforme, que están allí defendiendo un triste jornal, de qué forma más canalla, se comporta con sus propios hijos, esos que nacieron a mediados del pasado siglo y que tuvieron una infancia de hambre y miseria,  fruto de la posguerra de aquellos momentos, los mismos que  treinta  años después hicieron de España, la séptima potencia económica del mundo.

[¿Te gustaría trabajar en Helicópteros Sanitarios?]

Hoy ha venido a verme un buen amigo, no lo ha hecho antes porque le daba vergüenza. Ha venido para que le redactara su currículum vitae, para buscar trabajo, con sesenta y tres años. Porque, después de cuarenta y siete años cotizados como autónomos, y haber tenido que cerrar su pequeña tienda, no tiene el más mínimo derecho a ninguna prestación de nuestra -no tengo muy claro por qué digo nuestra Seguridad Social, cuando en el mejor de los casos es, de ellos.

Una tienda que ha tenido que cerrar, víctima del asedio de las grandes multinacionales de su sector, esas que sólo reciben ventajas, subvenciones y el trato más favorable desde la administración pública.

Tenemos una Seguridad Social, que tiene paguitas para cualquier persona, siempre que no sea hombre, heterosexual o autónomo. Por el contrario, todo tipo de facilidades, si es mujer, extranjero o cualquier tipo de asalariado.

La misma administración pública,  que no deja de castigar y penalizar a los verdaderos héroes españoles, y qué son los autónomos, los que de verdad han traído a España, a lo que es hoy, y no esas multinacionales que solo  han venido, allende nuestras fronteras,  a robar el fruto que aquellos consiguieron con sangre sudor y lágrimas.

Esta es la clase política que tenemos hoy en España. Compuesta por todos los partidos políticos, todos han participado en mayor o menor grado, para llegar a la actual situación. Estaré encantado de tener que rectificar, llegado el motivo. En definitiva gente que se comporta como solo lo hacen los hijos de una muy mala Madre.

También te puede interesar...


Artículo anteriorLa Cruz de la enfermedad y la fe católica
Artículo siguienteLas exigencias de Frascuelo
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

2 Comentarios

  1. Quizás ahora, los despiertos que más que despiertos Están o estamos con los mismísimos chamuscados. Pues ha llegado la hora de decirle a las urnas que carga el DIABLO que no, que queremos saber los nombres de los que de verdad nos GOBIERNNA NO LOS polichinelas que ellos eligen. Que en cada colegio electoral DEL PLANETA cuando llegue la hora de votar, pongan papeletas C, Bilderberg , Club de Roma, FMI, y debajo los espadas, dominguillos , Soros, Gates y más mierda etc, tec, etc…….. y así las familias de DEGENERADOS PSICOPATAS QUE DECIDEN POR TODOS. Ya aprendimos la A sabemos al menos como se llaman estos “cocos merderos” ahora vamos por el resto del abecedario.
    Son pocas familias trece , que te roban, la cartera, la salud y tu alma a todo el planeta 7800 millones de personas.
    ¿ VAMOS A CONSENTIRLO , QUE VAMOS HACER AL RESPECTO?

Comments are closed.