Garamendi

No es que sorprenda, es sabido, la increíble cara de hormigón armado que hay que tener para liderar esas “muletillas” extraordinariamente bien subvencionada con nuestro dinero y que hacen más agradable, más confortable, la permanencia y la estabilidad de los gobiernos en España y en general de los partidos políticos. Naturalmente, me refiero a los sindicatos UGT  y CCOO y por supuesto, a la gran patronal, CEOE.

[Convocatoria para cubrir plazas de asesores, archiveros y taquígrafos en las Cortes Generales]

Son ya muchas las veces que he escrito del señor Garamendi, el Niño de Neguri, sin lugar a dudas, el mejor “tapado” en el empresariado español, para naturalmente hacerle el juego siempre a los sindicatos, y como beneficiado principal, la estabilidad de la clase política española. El gran perjudicado, por supuesto, el tejido empresarial, especialmente PYMES y Autónomos, y con ello, la economía, y la sociedad española en su conjunto, cada vez, más empobrecida.

Todo esto ha venido para poner en situación la sorpresa que al parecer se ha llevado el señor Garramendi, por el hecho, de que una patronal independiente y jurídicamente inexistente haya podido parar el transporte en España. Un señor, “Siempre pensando en las formas y no en el fondo” o si quieren, “lo importante, es el expediente” y porque “La representación en España, tiene unos cauces marcados por la ley”. Una ley, siempre orientada en beneficio de los sindicatos y la clase política. Este señor al parecer, aún no se ha enterado, que son mayoría, las empresas que no viven de las subvenciones, del papeleo, y sí de la rentabilidad de su propia actividad empresarial. Además, su incapacidad para entender las cosas y para poder ver, la situación en la que nos encontramos, parecen  estar al mismo nivel que lo de la dureza de su cara.

No se podría entender de otra manera, y tras los muchos avisos que ya ha recibido, este individuo, con todas la veces que los verdaderos empresarios –y que de verdad quieren crecer, hacer empresa  y no vivir de las subvenciones o por el calor del poder- han alzado su voz en contra de todo lo que este señor ha firmado y ha expresado públicamente, siempre a favor  de los sindicatos y de la clase política española y en perjuicio del tejido empresarial.

Este señor , como político, que no como empresario, se pensaba que metiendo en su gobierno al presidente de la Confederación de Autónomos más importante de España que más o menos está en la misma línea, por mucho que haga el paripé y dé, una de cal y otra de arena y al igual que el de la Confederación de Pequeños y Medianos empresarios, e incluso por cuestión de paridad que no de eficacia, pusiera también a alguna señora en ese consejo, ya tendría  garantizada, además de confortable, la estabilidad en su poltrona.

Tan seguro se sentía, perdón, se sentaba, que como hechos más recientes y relevantes; Tragó con todo lo que le impusieron, en la aún reciente negociación para derogar la “Reforma Laboral” y que escoció mucho entre “sus compañeros” para soltar hace unos días -con la mayoría de empresas españolas en pérdidas-  lo de la subida salarial por convenios, de un 9%.

Llegan tiempos de cambio, aunque, aún sin determinar la orientación de los mismos, seguramente, entre estos se dé,  el traslado de sillón del señor Garamendi, desde el de  la CEOE, al de su casa. Sin duda alguna y gracias a las extraordinarias remuneraciones que reciben las muletillas que sustentan el poder, será, si cabe, más confortable que el anterior, otra cosa, será la conciencia, de tenerla, le será difícil, encontrar una cómoda  y confortable postura.

También te puede interesar...


Artículo anteriorPues a mí sí que me consta
Artículo siguienteLa gran decisión
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.