Dice el refrán que la cara es el reflejo del alma. Y la cara de Pedro Castillo, presidente del Perú desde el 28 de julio de 2021, refleja cualquier cosa, excepto que tenga alma. Ha llegado al poder gracias a los resultados electorales obtenidos en unas elecciones más que dudosas, como todas las que se celebran en todo el mundo desde hace un tiempo, y poco a poco va demostrando para qué se le puso ahí y cuál va a ser su cometido.

Inútil hasta decir basta y con menos cerebro que un adoquín, los pocos meses que lleva Castillo en el gobierno se van contando por abandonos de ministros y colaboradores dentro de su ejecutivo. Desde que fue elegido han sido cuatro las veces que ha tenido que renovar el gobierno debido a las dimisiones que se van produciendo dentro del mismo. La última, la primer ministro Mirtha Vásquez.

Tras su dimisión, Vásques publicaba un tuit en el que decía: “Ante la imposibilidad de lograr consensos en beneficio del país, informo que hoy presenté mi carta de renuncia al presidente Pedro Castillo, la cual fue aceptada. Reafirmo mi compromiso con el país y los cambios para la justicia socia”.

Y esto lo hacía porque Castillo quería hacer creer a todos que había sido él quien había echado a Vásques al publicar un tuit en el que decía lo siguiente: “Como siempre he anunciado en mis intervenciones, el gabinete está en constante evaluación. Por tal motivo, he decidido renovarlo y conformar un nuevo equipo”.

El caso es que parece un inútil y es un inútil. Y lo es tanto, que en una reciente encuesta un 69% de los peruanos desaprobaban su labor y un 56· consideraba que debería dimitir.

Los datos de esta encuesta no nos extrañan en lo más mínimo si este tipejo toma decisiones como la publicada por el Ministerio de Salud en su cuenta de Twitter: “A partir del 1 de abril, los ciudadanos desde los 18 años deberán tener tres dosis de la vacuna contra la #COVID19 para ingresar a establecimientos públicos y privados, según lo acordado en Consejo de Ministros. El decreto supremo será publicado en los próximos días”.

Como verán, queda muy claro a quién sirve este tipejo y desde luego no es a los peruanos.

 

11 Comentarios

  1. Covid es para siempre de una forma u otra.

    La mentira ha sido tal éxito que nos van a llevar de mentira y mentiras mientras nos aniquilan.

  2. Me estoy dando cuenta que vivimos en una sociedad incapaz de pensar y razonar y lo estoy viviendo en mis propias carnes ya que mi familia cree en el sistema corrupto y en los charlatanes y bocazas de los medios de comunicación terroristas, tú le muestras documentos y la televisión no le muestra nada, pero creen en ella porque para ello han sido adiestrados, yo soy el único hermano que no pisó la universidad, solo ayudé a construir algunas facultades, pero por lo menos no me creo todo lo que escucho y veo y mucho menos la televisión, hoy he visto una niña triste que la llevaba su madre con un bozal a ella y a su hermana, y la madre a decirle que se alegrase, que pena me dio y se que todos esos padres que viven cagados de miedo por que se le ve en los ojos, les van a llevar poner las dosis del veneno que les mande el dictador de turno, está sociedad ya no es que me de pena, me aso.

  3. Esta claro que los políticos covid quieren matar con el veneno de sus vacunas, es mejor morir de hambre que someterse, desobediencia a los tiranos genocidas.

  4. Ningún virus salió de China, eso es una mentira cochina, ni murciélago ni pangolín , ni de laboratorio , el patógeno lo introducen en el organismo con la jeringuilla con esa mierda de veneno al que llaman vacuna y por la nariz con el hisopo de las pruebas PCR y por otros métodos, no vino de China en avión, salió de DARPA y de la farmacéutica moderna, las vacunas son el virus o el patógeno o como se les quiera llamar y los dictadores que ponen las élites nos quieren enfermar, matar y a los demás convertiros en robots, transhumanismo, ya quedamos pocos h8umanos.

  5. La pena que a este tapon no le ponen el sombrero hasta los pies apretando para que le entre bien en todo el cuerpo abulta más el sombrero que el.

  6. Cada día está más claro que, la “democracia”, es el mayor engaño en cuanto a forma de gobierno se refiere.
    Me da la impresión de que en España, a poco tardar, vamos a tener a otro como éste, pero con gaita.

Comments are closed.