Ahora ya sí, señores, podemos decir que se avecina algo bastante gordo y con consecuencias desconocidas por todos nosotros, pero que son, evidentemente, muy graves. Y es que, para darnos cuenta de ello no tenemos más que observas los movimientos que se producen a nuestro alrededor, aunque estos pudieran parecer pequeños y poco relevantes.

Analicemos fechas. En diciembre de 2020 comenzaron las inoculaciones con el medicamento experimental a nivel mundial. En primer lugar, se comenzó por los ancianos, las personas de más edad, y poco a poco se fue inoculando a una gran parte de la población, incluidos los niños, algo absolutamente innecesario.

Desde el primer momento, las inoculaciones comenzaron a provocar graves efectos secundarios en muchas personas e incluso la muerte en otras y de manera casi fulminante. Pero los médicos y expertos, porque en el mal llamado “negacionismo” también los hay, comenzaron a alertar que las consecuencias más graves se podrían ver a medio y largo plazo. Y todo ello sin asegurar nada, puesto que siempre se nos ha advertido que lo que se nos pretendía inocular era completamente desconocido y no se podía prever qué es lo que sucedería pasado el tiempo, aunque se sospechaba que provocaría efectos muy graves.

Poco a poco se han producido movimientos extraños por parte de gobiernos, como aquel del que nos hacíamos eco hace unos meses del ayuntamiento de Londres. En junio de 2021, el Ayuntamiento de Londres publica contrato para buscar almacenamiento de cadáveres para casos de “excesos de muertes” en los próximos cuatro años. Lo pueden leer haciendo “clic” en este enlace.

Y aunque las evidencias de lo que están provocando las inoculaciones las estamos viendo a diario, con muertes de personas jóvenes e incluso niños de manera fulminante, creemos que lo más duro y lo más grave aún está por venir. Lo creemos porque lo hemos sospechado desde un primer momento y porque siempre hemos mantenido que esto de las inoculaciones sería como los efectos de los venenos matarratas: van actuando en el cuerpo de la rata poco a poco, para que el animal no identifique dónde se ha envenenado.

De esta forma, las pistas que nos siguen dando algunos gobiernos nos demuestran que no vamos muy desencaminados. La última nos la ha dado el gobierno de los Estados Unidos. En una publicación realizada el pasado 14 de marzo, el Departamento de Justicia estadounidense ha lanzado una oferta de empleo en la que busca: “Abogados litigantes en la Oficina de Litigios Constitucionales y Especializados por Agravios (Personal de Litigios por Vacunas)”.

En la descripción de ese trabajo dicen que van a representar “los intereses del Secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos en todos los casos presentados en el Tribunal de Reclamos Federales de los EEUU. Los casos involucran reclamos de lesiones como resultado de la recepción de vacunas cubiertas por la Ley”.

A partir de noticias como esta, cada uno es muy libre de sacar sus propias conclusiones, tal y como hacemos nosotros. Pero que un gobierno tan implicado en las inoculaciones, como lo es el de Estados Unidos, esté lanzando este tipo de ofertas de trabajo, nos lleva a pensar que lo más grave está por venir.

Mientras tanto, como habrán comprobado en estos últimos días, en países como España ya se habla de cuarta dosis y en otros ya empiezan a hablar de la quinta. Puede que haya gente, a estas alturas, todavía demasiado despistada y que no vea las señales, ni aunque se las pongan delante de sus ojos, ellos sabrán.

Pero nosotros tenemos muy claro que, para los que han ideado toda esta farsa, somos esas ratas con las que quieren acabar y pretenden que no nos enteremos de nada. Cuando se trata de sobrevivir, cualquier precaución es poca. Quien siga pensando que toda esta gente busca nuestro bien y les preocupa en lo más mínimo nuestra vida y nuestra salud, sigue siendo muy libre de hacerlo, ellos sabrán. Pero nosotros no nos cansaremos de advertir. Esto pinta tremendamente mal y podemos llegar a ver escenas dramáticas.

 

8 Comentarios

  1. Innecesarias, NO!! que son la principal causa de muerte cachís!! a nadie se le tiene que recomendar intoxicarse, que no existe ningún virus, que es un tóxico!! ES ÓXIDO DE GRAFENO con NANOCIRCUITERÍA. Pase por favor por la 5ª Columna, o si no, compruébelo con un microscopio por si mismo. No soluciona una enfermedad que no está creada por un patógeno inexistente, es un tóxico que potencia una enfermedad inflamatoria y sistémica cuando encienden a una determinada potencia las antenas.
    La sintomatología atribuida al inexistente virus que causa la enfermedad, que es verdadera, es calcada a la que produce el síndrome de irradiación aguda (verdadero nombre de la enfermedad y no COVID 19). Si te inoculas con el óxido de grafeno mueres a cualquier edad, antes o después dado que es un condensador de energía que amplifica por mil la radiación de los dispositivos (antenas) que emiten en la banda de GH a TH, en concreto 26 TH, que es la energía necesaria para hacer funcionar la nanocircuitería, pero que mata. El propio grafeno busca los órganos del cuerpo eléctricos como el corazón y el cerebro. Ésta es la causa del dolor que siente Rafa Nadal a la altura de su pecho, y que la prensa lo justifica como una rotura o incisión en las costillas. Debe ser que todos los deportistas que están muriendo lo hacen a causa de una lesión de costillas, todos por lo mismo, y aún así NO SE INVESTIGA ni nungún deportista se atreve a denunciarlo.
    Los articulistas del Diestro tenéis que estar más al día e informaros mejor para no seguir confundiendo a la gente. LA SITUACIÓN ES MUY GRAVE

  2. Hasta que no vea a los jorge javier vazquez, belenes esteban, a los sanchez martos, periodistas en general y responsables de medios de comunicacion, medicos, personal de enfermeria, incluso farmaceuticos, y tambien a jueces, policias, politicos de todos los partidos, reyes silenciosos y cooperantes, cajeras del caballero la mascarilla, aprovechados iluminados como los carballos de turno y demas criminales implicados colgando de una soga o esperando su turno en las escaleras de una guillotina, hasta que no veamos eso, la farsa y el crimen continuara.

  3. Responsabilidad civil no, penal por delitos de estafa y asesinato vamos a dejarnos de gaitas ya.

Comments are closed.