Dieciocho

Pasó un año más y, como viene siendo mi costumbre anual, dejo mi recuerdo en homenaje a las víctimas inocentes de la mayor masacre terrorista perpetrada en España. Desde que empecé a compartir mis desahogos escritos allá por 2008, primero en mi perfil de Facebook y después en medios digitales, creo que lo menos que puedo hacer es mantener viva la llama de la duda que permanece desde entonces sobre el cerebro del atentado. 192 víctimas portales y casi 2.000 heridos y mutilados, que no han podido sacar de sus cabezas aquellos trágicos momentos y de preguntarse por el “por qué”, merecen nuestro permanente recuerdo y petición de Justicia, con mayúscula en este caso, aunque sus altas instancias no la merezcan en muchos casos.

[Una familia de Arabia Saudí ofrece 5.000 dólares mensuales a una niñera por cuidar de su hijo]

Y un año más, repito, el décimo octavo, y después de tres cambios de gobierno, el primero producto directamente del efecto de la tragedia en el voto de los españoles, como en la famosa novela de Giuseppe Tomás di Lampedusa, todo sigue igual. Recordemos que en su única obra, El Gatopardo, este autor italiano nos dejó su famosa frase “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. Y efectivamente, todo cambió a mucho peor, por acción de unos y omisión de otros, y todo sigue igual respecto al conocimiento de la verdad del horrible crimen, para la que “los españoles no están preparados”, según el juez instructor del caso, el malagueño Javier Gómez Bermúdez. Ese que iba a poner a los responsables “caminito de Jerez”, ciudad cercana a la prisión de El Puerto de Santa María. Primero, creo que José Mª Aznar no tuvo el acierto  –¿valor?– de retrasar las elecciones convocadas para tres días después del atentado. ¿No reparó en que la naturaleza de los españoles, demasiado susceptibles al dolor, sobre todo si son “bien” dirigidos mediáticamente, como ocurrió, podría estar influenciada por la tragedia? Por supuesto, el gran beneficiado –seguimos sin saber si directa o indirectamente–, José Luis Rodríguez Zapatero, no iba a impulsar una investigación que, quién sabe, podía ponerlo, a él o a su partido, en una situación cuando menos incómoda. Siete años después, Mariano Rajoy tampoco pareció tener mucho interés en reabrir la investigación de unos hechos que lo  dejaron con la miel del Palacio de la Moncloa en los labios y con la hiel de una amarga derrota, que las encuestas descartaban tres días antes, y que se fue a “digerir” a Méjico. No sabemos con qué acompañó esa “digestión”, en algunos momentos, en compañía –se dijo– de Carlos Slim y Felipe González, pero no debió ser muy “digestivo”. Por último, el clon del que reabrió los odios entre españoles, Pedro Sánchez, al que superó con creces, como era presumible, que ni llegaba ni se le esperaba para esa tarea. Sus fines eran los de completar la obra destructiva de su antecesor socialista, llevarnos al frente popular al que nos ha abocado y mantenerse el mayor tiempo posible en el poder, a costa de lo que fuera.

No voy a repetir todo lo recordado cada año, sino a recuperar parte de lo que escribía al respecto el año pasado. En él dejaba el enlace de 2017, y hacía una breve reseña del de 2020, y nada cambió, como decía.  Pero como decía también, hay que dejar la llama encendida sobre un tema del que puede que algún día “estemos preparados” para conocer su trasfondo y que no tengo dudas de que se cerró en falso. Mi artículo de 2021, se publicó días después del primer aniversario del 8 de Marzo –antesala de otra desgracia, que no toca comentar ahora–, aquel 8-Morado, pistoletazo “oficial” del COVID 19, la denominada “pandemia”, después “sindemia” y hoy cada vez más claro que estaba más cerca de ser una  “plandemia”, pero eso tampoco toca ahora.

Continuando con el aniversario y como he repetido muchas veces: “Sigo pensando que todo parecía estar muy bien orquestado para la manipulación que PSOE y medios afines, junto al entonces juez Baltasar Garzón -que ‘pasaba por allí’ sin estar de guardia-“. Mantengo mi pregunta: “qui prodest?” -¿a quién benefició?-. Sin duda, los beneficiados directos, “sin que ello suponga acusación directa alguna”, fueron el PSOE y José Luis Rodríguez que, como decía antes, ganó las elecciones de 2004, tres días después del atentado, cuando nadie apostaba por ello –salvo (si es cierto, lo que se dijo entonces) José (“Pepiño”) Blanco, al que se le atribuyó haber dicho, al parecer la misma tarde del 11M, “Hemos ganado las elecciones”–. Después se benefició ETA, favorecida para “impulsar” su particular “proceso de paz” –que rompió en 2006 en la T 4–, retomado desde la rendición del gobierno al que hoy apoya y “los vecinos del Norte y del Sur –‘incómodos’ con los Gobiernos de Aznar”. Complementando lo anterior, repito que “Sigo sin encontrar respuesta a por qué, el principal afectado, el PP, no quiso llegar hasta el final de la investigación en su etapa de Gobierno, 2011-18, y por qué, una persona preparada y experta en política como Rajoy, no investigó todo. Sólo me queda pensar, ¿qué teme o qué debe -y a quién-?”

Termino con mi párrafo final que desgraciadamente no pierde vigencia: “me despido otra vez con mi desesperanzado y triste “hasta el año próximo. D. E. P. las víctimas inocentes y todo mi apoyo y respaldo a sus, no menos inocentes, familias”. Y, como siempre, reclamando MEMORIA, DIGNIDAD y JUSTICIA, por respeto a los 192 muertos, a los más de 1.500 heridos y mutilados -muchos con traumas psicológicos incurables-, a sus familias y a los millones de españoles que lo condenamos y seguimos queriendo saber TODA LA VERDAD, CAIGA QUIEN CAIGA. Como resumen, que a ver si el próximo gobierno recoge el guante –por optimismo que no quede–, “Los diferentes gobiernos, por acción o por omisión, pactada o cobarde, siguen en deuda con todos nosotros y, mientras tanto, seguiremos pidiendo reabrir el juicio”.

Y hablando de víctimas, aunque salgan de este contexto, reitero mis condolencias a las familias de esos miles de fallecidos POR o, mucho más probable, CON síntomas de COVID 19 –que en buena parte oculta el gobierno–. También hay muchas dudas de que una causa principal de ese desenlace no haya sido la pésima gestión de la crisis sanitaria por parte de un desgobierno que no supo actuar con diligencia ni tomar las medidas necesarias para minimizar, en lo posible, las consecuencias de algo desconocido, imprevisible y, también, con un origen nada claro. Descansen en Paz igualmente y esperemos que, cuanto antes, se puedan depurar responsabilidades y prevalezca el imperio de la Ley con mayúscula. Una tarea urgente para el próximo gobierno –si llega–, ya que después de haber “vencido al virus” y “doblegado la curva”, “salvado a 450.000 españoles”, “salimos más fuertes” y culpar al conflicto de Ucrania de la subida galopante del IPC y otras falacias, poco podemos esperar del  mayor mentiroso compulsivo que hayamos conocido al frente de un gobierno de España. Al menos durante esta “pseudodemocracia representativa”, que antepone los intereses de los partidos y, muchas veces, de sus representantes.

Termino, este año, invitando a pensar sobre el famoso Foro de Sao Paulo, su origen y sus objetivos. Ya puestos…

También te puede interesar...


Artículo anteriorExplicaciones
Artículo siguienteLa cuestión es embestir
Antonio de la Torre
Licenciado en Ciencias Geológicas. Miembro del Aula Política del Instituto de Estudios de la Democracia de la Universidad CEU San Pablo. Modesto tertuliano y articulista de opinión. Se puede decir todo desde el respeto a los demás.

8 Comentarios

  1. “no haya sido la pésima gestión de la crisis sanitaria por parte de un desgobierno que no supo actuar con diligencia ni tomar las medidas necesarias para minimizar, en lo posible, las consecuencias de algo desconocido, imprevisible y, también, con un origen nada claro”.

    No podía señor mío, demasiada tarea le pide Ud a un atajo de vagos. El satrapanchez (por sátrapa y por pancho que es el muy asqueroso) estaba a otra minimización, no se acuerda? Refresco: “mini…..minimizar el clima contrario a la gestión del gobierno (general Santiago…..y jodo España).
    Si es que…….otra cosa no, pero en lo que atañe a jodernos pero bien, el tipo es como el algodón del Tenn con bioalcohol: no engaña.

    En fin………

    “Los ojos no le sirven de nada a un cerebro ciego” (proverbio árabe).

    El postín nubla el cerebro de los españoles, eso para el que tiene alguno – aún perezoso -, la mayoría lo tiene como yo el microondas: para calentarme el café de la mañana y poco más.

  2. “qui prodest?” ¿a quién benefició el 11M?
    ¿A Zapatero? Estando todavía el PP en el poder con Ángel Acebes de Ministro de Interior ¿cómo mandó destruir los vagones afectados? Fue todo realizado bajo control PP.
    La OTAN estaba realizando ejercicios militares coincidentemente en esas fechas, igualmente que en los otros ejercicios militares del 11S y 7J.
    Esto estaba en la agenda NOM. El que piense que Aznar en sus actuaciones fue distinto a Zapatero a estas alturas tiene un agujero demasiado grande en su cerebro como para realizar el más mínimo razonamiento. Es carne de cañón para cualquier tipo de experimento satánico.
    Director 11M =11S = 7J = epidemia aviar + porcina, covid,… = guerras Libia, Siria,.. = todo tipo de especulación y usura + negación de la VERDAD + exaltación de la mentira y perversión + etc. de todo lo horrible, dolor y criminal.
    Mucho antes y 17 años después del 11M siguen los mismos satánicos haciendo de las suyas.

    • Asi es y todavia no han pagado sus delitos y tienen a inocentes secuestrados como Jamal Zougan condenado falsamente por el testimonio de dos rumanas pagadas.

  3. La verdad sale de una manera: un comando detiene a zapatero, a Dezcállar, a Sánchez Manzano y al esponsable de los Geo, se les interroga, y de ahí sale la verdad o sale el nombre del que sabe la verdad.
    O se hace esto o ya os podéis olvidar de que salga la verdad, porque sin obligar a que salga no va a salir.
    Quien puede hacerlo es un comando militar, si quien puede no lo hace, estamos perdidos.

  4. TODO TERRORISMO ES DE ESTADO, la cia, los climton, los bush, los obama, las cloacas del estado y un largo etc. a pesar de existir pruebas abrumadoras a traves de sus medios consiguen mantener su vercion oficial del Titanic, 11s, 11m, timocovid, ucrania, por nombrar unos cuantos, esto prueba que seguiran explotando estos timos y no piensan destaparlos

    • Y estos sinverguenzas cambian el nombre de la estacion de Atocha, con un par menudo respeto tienen estos asesinos. Por cierto la OTAN aún no ha pagado este atentado.

  5. El 11 de Marzo del 2004, España sufrió un descarado golpe de Estado de ideología satánica.
    Obedeciendo las instrucciones de los amos de la élite oscura anglosajona y sionista, fueron cuatro las organizaciones que participaron de este atentado contra la Humanidad. Sus nombres no los diré, aunque muchos ya los sabemos: un partido político español, un grupo terrorista vasco, un servicio de inteligencia de un país del norte de África y la financiación de un narco Estado bolivariano.
    Nada es causal. Todo tiene un porqué. La destrucción de España es la antesala de la destrucción de Europa, de la Cristiandad y de la Humanidad.

Comments are closed.