servicios

Ya es una normalidad, acudir a un centro público sanitario y verlo casi vacío y por el contrario, acudir a otro centro sanitario pero privado y verlo con mucha mayor asistencia de público. Escribía recientemente un artículo titulado “La sanidad pública andaluza como excusa para el enfrentamiento entre partidos políticos”. En el mismo, me quejaba de de la puesta en escenas a la que nos tienen sometidos los distintos políticos, al frente de sus partidos. Prisioneros que somos de ellos y en todos los sentidos, para que nos tomen el pelo. Entonces hice referencia a la política, en un tablero más alto, muy por encima de la local.

[Todas las vacantes de Hanesbrands en Hispanoamérica, EEUU e Italia]

Debido a la persistencia de políticos cercanos, voy a retomar el asunto, e insistir en ello; una vez más los profesionales de la política, también los más cercanos, se empeñan en que nosotros distingamos entre buenos, malos y regulares. Ya tendrían que haberse dado cuenta que esa, no es la batalla del pueblo, esa es la que ellos, se han organizado y solo ellos, en su propio beneficio.

La sanidad pública desde que se inició el estado de las autonomías, en Andalucía ha estado en manos, como decimos aquí, de la PSOE. El resultado del servicio de la misma ha sido una multiplicación escandaloso del coste de mantenimiento de la misma, una multiplicación del personal, en muchos casos, innecesario y con un régimen laboral que ya quisieran los ciudadanos suizos. Un ejército de cargos directivos ricamente remunerados en todo lo sentido también, y una inviabilidad absoluta, de no ser porque no sabemos, quién (…), se preocupa de financiar el déficit año tras año.

A pesar de todo, aquí en Andalucía, todo el mundo contento. Eso sí, mientras gobernaba la PSOE, y con el Partido Popular encantado de estar en “modo oposición”. Modo, que en política, es cualquier cosa, menos lo que define la propia palabra “oposición”. En política en España, en general, la definición de esa palabra es “estar altamente remunerado mirando hacia otro lado”. Tras el cambio en el gobierno de la Junta, se han cambiado los papeles.

Ninguna persona con un poco de humanidad puede ser contraria a que la Sanidad, la Educación y la Justicia estén mínimamente cubiertas y al alcance, de todos los ciudadanos. De la misma manera que los productos de obligado consumo y de primera necesidad, sean asequibles para todos.

Los profesionales de la política no dejan de buscar la manera de echar a pelear al pueblo probablemente por aquello de “divide y vencerás”. Desgraciadamente, para nosotros, nuestros gestores políticos, desde que se iniciará el actual régimen político, su máxima prioridad ha sido tutelar y dirigir estos servicios fundamentales para la sociedad, pero, en su propio beneficio electoral, y con ello, empobrecer y restar eficiencia a los mismos. Solo les preocupa derivar mucho dinero de nuestros impuestos para alimentar esos servicios, con la única finalidad de agrandar al Estado gestionado por ellos.

La estrategia, ha consistido siempre, en monopolizar estos servicios, bien para controlarlos directamente desde las administraciones públicas, o bien para dárselo a amigos del poder y dentro de lo privado.

Las consecuencias ya las estamos sufriendo hoy; una sanidad, una justicia y una educación, gestionado por lo Público, funcionando en modo deficiente, mientras, los servicios de consumo obligado como son las energías, las comunicaciones, la banca, e incluso la vivienda social, son gestionadas de igual manera, desde lo privado. Dándonos aún peor servicio y cobrándonos un precio desorbitado y muy por encima de la media europea.

También te puede interesar...


Artículo anteriorY este es el que quiere hacer la guerra en Ucrania: 38 congresistas piden que Biden se someta a pruebas cognitivas urgentemente
Artículo siguiente¿Qué es la integridad?
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

2 Comentarios

  1. Los españoles han perdido la memoria reciente, porque la otra, mal llamada histórica y democrática, ya se encarga la izquierda de mantener. En tiempos de Franco, en los sesenta y setenta, España realizó un milagro de desarrollo que asombró al mundo. No tuvimos un plan Marshall, tan sólo prestamos del FMI que fueron devueltos religiosamente. No fue un éxito de Franco personalmente, ya era un hombre mayor y cansado de la política, sino de una generación de hombres y mujeres que él si se había preocupado de preparar (ese mérito si se lo atribuyo). El Estado Autonómico nacido al calor del cambio de régimen ha sido un inmenso error que ya estamos tardando en corregir.

  2. Que no corregiremos Botón, porque no es que España esté llena de chiringuitos, es que España entera es…….un chiringuito.

    Con la iglesia hemos topado con el tema autonómico. Cuanto más lo defiende el PP, más aversión me provoca. Yo soy así: no me indica lo bueno para mí, lo de que tenga cada cosa, sino lo de bueno que tenga para los demás. Si tiene de bueno para quien considero fiable, me lo estudio, si lo tiene para quienes desconfío, entonces saco la conclusión de que hay gato encerrado y lo busco.
    Ya hace mucho que llegué a la conclusión, de que hay que fijarse más en el vendedor que en el producto. Observando detenidamente su lenguaje corporal, juegas con ventaja. No hay que distraerse con la “guapura” del vendedor, porque luego te ves con un trasto en casa que no solo es que molesta, sino que puede ser peligroso cuando se pone en marcha.

    Así tenemos autonomías que se han convertido en un auténtico peligro para sus habitantes, todos (sean o no a favor y se den cuenta o no) y para el resto, sobretodo sus vecinos directos (caso de Navarra, Baleares o C.Valenciana); lo mismo que tenemos un guaperas inepto y pernicioso de presidente. Muchos se quedan en el “encanto” del vendedor y su producto pasa a ser secundario, y por eso tenemos lastres dentro, fuera y alrededor como el PP, que mientras te vende sus soluciones de buhonero a la cara, por la espalda va con la ganancia a su amo el PSOE, y juntos van tirando a costa de los pardillos a los que engatusan.

    Castilla y León hoy se rebaja y está de saldo, mañana será Andalucía, y pasado mañana toda España. Esto no va del bien común sino del bien de unos cuantos en este cortijo que nunca dejó de ser, llamado España.
    Los santos Inocentes siguen haciendo de perros para el amo. No son taifas esto nuestro, como comúnmente se las llama. Son cortijos de señoritos peleándose por lindes mal trazadas y un quitame allá esas pajas. Pajas mentales lo facilitan y si la gente quiere que le mientan, no podemos hacer nada.

    El progrerio ha ido ganando lindes entre los convencidos, los confundidos, los vacíos de ideas propias, los presumidos por los logros de otros (como ser de Extremadura y del farsa club), los acomplejados, los exquisitos, los snob y otros especímenes incalificables (luchadores por la libertad con mascarilla y clamando por más encierros), los disociados, descompuestos y desestructurados de toda índole; y finalmente “los más listos de la clase”. Es que es “guay” ser igual que el resto. El acabose, ya no se lleva ni es guay ser diferente, “dar la nota” ya no mola, ahora lo elegante es el uniforme y tunearlo o personalizarlo con creación propia un crimen de mal gusto; los parches, pins y adornos están también “normalizados”.
    Cuando veo a los adolescentes tan “formales” y modositos dentro de sus dogmas de obediencia ciega, me da pavor. Que toca el día “sostenible” allá que en fila acuden con su parafernalia normativa, su mascarilla bien pues y más que resignados contentos y todo (unos/as hasta se han puesto mascarilla en unos monigotes tipo 28 de diciembre que los representan y en los que han escrito sus gustos y aficiones), que toca el 8chocho el delirio hasta final de curso. Mirar si es tal mi espantó, que hasta empiezo a sentir simpatía por los pocos “gamberros” que quedan, aunque me toquen las narices y me den faena extra; y ruego que no desaparezcan pues auguro que de ellos únicamente puede venir un cambio.
    En fin, es la mentalidad lo que está centrifugada y con los colores emborronados y cuando una prenda se ha jodido por mezclar colores ya es irrecuperable salvo que, la metas en lejía y la dejes en blanco para teñir de nuevo. Creo que el símil se explica solo: desprogramación, no hay otra, o cada españolito seguirá lesionándose a si mismo haciendo caso a quien lo último que quiere es procurarle su bien.

    Castilla y León vuelve a confiar en quienes llevan 30 años sin hacer nada por ellos?……….por favor que venga alguno y me explique, qué suerte de pensamiento mágico les hace creer que esta vez será diferente?. Así para todos, todas y todes en este “todo” que es nada porque cada uno tira por su lado y entre medias pesca Sánchez.

Comments are closed.