Los testimonios sobre las barbaridades que se están cometiendo en los hospitales siguen llegando y ya empiezan a ser por decenas. Y todos son similares. Todos son testimonios terribles en los que se maltrata a las personas en los hospitales. Unas veces, por suerte, sobreviven y otras, como en este caso, fallecen, como ha sucedido, por desgracia en este caso.

Rafa Navarro (Cop225) ha vuelto a recibir un testimonio en el que el resultado ha sido el fallecimiento de la persona ingresada en el hospital. En este caso, el fallecido ha sido José Vicente. Xely y Laura, su esposa y su hija han denunciado lo que ha pasado con su ser querido.

Esto ya está pasando de castaño a oscuro. Esto es terrible y parece que en los hospitales se están cometiendo auténticas atrocidades con las personas. Los cómplices necesarios de esta aberración que se están cometiendo son esos sanitarios que, en una gran parte, están mirando hacia otro lado cuando se están cometiendo auténticos crímenes en sus centros de trabajo. Delante de sus puñeteras narices.

No nos vamos a olvidar de ellos. No habrá perdón para ellos y vamos a hacer todo lo posible porque paguen por lo que están haciendo. Esto ya es absolutamente inaguantable.

2 Comentarios

  1. Sinceramente, es penoso y patético en que se ha convertido la sanidad en España. Del resto de piases, es de suponer que igual, pero me importa menos, aunque todos suman.
    Hablamos de las mentiras y manipulaciones constantes de la prensa en general, que cumplen un papel determinante en la difusión de un miedo constante que se ha alojado en las mentes más dispares.
    Ahora se está conociendo casos sangrantes, de actos presuntamente delictivos por parte del personal de los hospitales, auspiciados por las direcciones de los mismos. Pero no por que ahora salgan a la luz, con cuenta gotas, es algo reciente pues, de los protocolos aplicados desde el primer día que empezó este genocidio, a escasas conclusiones se ha llegado para aclarar lo que sucedió.
    Este sector de sanitarios en general y los que tenían responsabilidades en aquel entonces, sobre las UCIS,subespecialidades sobre el sistema respiratorio, urgencias, jefes de planta, neumólogos, virólogos, etc, eran conscientes de que como todos los años, de que lo que trataban, comprobaban y diagnosticaban era Gripe A y B. e insisto, como todos los años por esas fechas.
    Al cambio de nombre de esas gripes por Covid, todos asintieron, dando por hecho que era lo que, tanto el Ministerio, como las direcciones de los hospitales, creyeron oportuno al declarar que la propagación del virus, así lo aconsejaba.
    Sin ningún tipo de prueba de diagnóstico. Sin ver ningún tipo de síntoma diferente al que venían viendo con la gripe y sin autópsias, osaron emitir certificados de defunción con o por covid. Y aquí esta la madre del cordero, pues tal actuación les hizo incurrir en un presunto delito penal, que entre todos se han tapado, escondido y blindado.
    El que haya de vez en cuando una o un sanitario que prestara sus servicios en aquel entonces y hable sobre ello y lo denuncie públicamente y no en un juzgado , como es menester, no nos vale para nada. Si en España hay 325.018 enfermeras/os, colegiados y 276.191 médicos colegiados y lo denuncian 10, ¿de que clase de profesionales estamos hablando? Carrera + MIR, más oposición ¿para qué?. Quizás en la mafia siciliana, como sicarios, podrían tener su lugar y haberles ahorrado un dineral a sus padres y muchos de los fallecidos, aún lo estarían contando.

Comments are closed.