creer

En todas las profesiones hay muy buenos y competitivos profesionales, también los hay malos y no digo regulares, porque estos están en Ceuta. A veces cuando leemos algunas noticias me viene a la memoria que hay informadores, periodistas que se afanan en su compromiso en hacer artículos con palabras sencillas para que la persona de la calle cuando lo lee, lo vea fácil de entender en cualesquiera de sus apartados periodísticos y no buscar palabras rimbombantes, a veces queriendo presumir  del vocabulario, dejando a estas personas a oscuras en el trabajo periodístico dejando constancia al leyente-no todos hemos sido instruidos en el manejo de la buena palabra.

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

¿No es más natural que se diga que en España hay más de cuatro millones de parados que decir: la tasa de paro se situó en el 21’50 %? ¿La prima de riesgo, que demonios le interesa a mi vecino que le pasa a la prima o el déficit del estado se reduce un dos por ciento en su tasa anual? El personal de la calle quiere las cosas sencillas como tenga que pensar lo que le quieren decir, ¿apaga y vámonos?

El otro día leía en un periódico nacional, no especialista en un gremio que, la crisis deudora occidental -chúpate esta- y la quita griega aumentan a pasos agigantados. Con todo este tipo de expresiones y palabrejas hacen de nosotros los mortales aún más paletos, o mejor dicho ignorantes.

¿Doctor que me pasa?  Tengo un apetito sexual enorme, sexualmente estoy muy rabiosa. Esto lo dijo en la India una señora ante un médico, viendo que su apetito libidinoso y lubrico se le veía, incluso en la cara. Esto no tendría su verdad cuando le seguía unos párrafos que comentaba lo siguiente: Al término de dos meses por su incomparable apetito carnal aquella señora falleció. Todo fue por la mordedura de un perro. Parece ser que un síntoma de la rabia estaba relacionado con la mordedura de un perro estando también relacionado con el apetito sexual.  Aquí tenemos una absurda razón y aviso a navegantes, sería interesante conocer, si el mordisco del perro es igual a la de la perra-esto no se sabe- lo digo por si acaso.

Para creer las noticias con pocas palabras basta. El mundo está hasta las trancas de noticias raras, pero como se puede ver, existen, aunque parezcan difíciles de entender, las tenemos a nuestro alrededor. Las historias para no dormir pasaron a tiempos antiguos. Las historias de hoy en día con esto de la globalización estas noticias son verdades, aunque parezcan raras y algunas son como puños, lo que cambian son las personas cuyo entendimiento de estas reseñas a los más incrédulos les puede parecer de mentirilla, pero a otros, como me pasa a mí, a un servidor me las creo. Hoy en día hay noticias para todos los gustos, ya ven, yo no me creía que existía la torres de pisa, hasta que la tuve enfrente mía y en directo. Es tan arriesgado creerlo todo como no creer nada.