Si hay un sector profesional totalmente covidiota en una gran parte de sus miembros, ese es el de los profesores. Su simpleza, su forma de tratar a los niños en todo este asunto del virus y su absoluta falta de racionalidad, están resultando más que llamativas. Da la sensación que estaban esperando algo como lo que está sucediendo, para ejercer de auténticos dictadores en las aulas y demostrar a los niños quién manda ahí. Están quedando de auténtica pena.

Y hoy nos ha llegado un nuevo ejemplo. Se trata de un correo electrónico enviado por el Instituto de Educación Secundaria Liceo Caracense de Guadalajara a los padres de alumnos. Lean con atención porque la empanada mental que demuestra esta gente es enorme. Lean, porque parece que están deseando que esta pesadilla no se acabe nunca.

“Estimadas familias:

Como muchos de Uds. ya sabrán, se ha publicado recientemente el Real Decreto 115/2022 del 8 de febrero en el que se suprime la obligatoriedad de llevar mascarilla en los espacios abiertos a partir de mañana jueves día 10. El decreto especifica, no obstante, varias excepciones como son los andenes de transportes públicos u otras y, entre ellas señala que:

“Esta obligatoriedad del uso de la mascarilla se mantiene en eventos multitudinarios que tienen lugar en espacios al aire libre cuando los asistentes estén de pie o, si están sentados, cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros entre personas”

Entendemos que ese párrafo se ajusta suficientemente bien a lo que ocurre durante los recreos en el centro educativo, cuando la mayoría de los alumnos se juntan en corrillos cerrados o se sientan en el suelo pegados los unos a los otros, motivo por el cual no se llevará a cabo modificación alguna en nuestro Plan de Contingencia.

Por experiencia sabemos que los alumnos responden bien a medidas estrictas como poder usar la mascarilla o no poder usarla en unos lugares u otros. Pero pedirles que se autorregulen de manera que puedan estar en el patio sin mascarilla salvo cuando estén a menos de metro y medio es batalla perdida.

En consecuencia, y habiendo sido escuchada la opinión del responsable COVID-19 del centro, se ha decidido no realizar cambio alguno de momento en nuestro Plan de Contingencia y mantener la obligatoriedad de llevar mascarilla en todo el recinto escolar y durante todo el periodo lectivo. Las únicas excepciones que contemplamos son las mismas que ya se tenían en cuenta hasta ahora: actividades de Educación Física a criterio de los profesores de esta materia.

Confiemos que la tendencia de mejora de la pandemia pueda permitirnos, más adelante, reducir las restricciones de forma más segura.

Reciban un saludo cordial”.

 

15 Comentarios

  1. Los profesores fueron a la universidad, por lo tanto están adoctrinados en el marxismo cultural y el loas escuelas hay mucho animal irracional y rastrero que se arrastra por el suelo para lamer el culo de los dictadores comunistas, a estos desgraciados los han hecho especialistas en someter y torturar niños , a causa de la gran estafa que es el covid19 los colegios se han convertido en auténticos campos de concentración en donde los maestros hijos de perra no tienen compasión porque le han quitado el alma y el corazón.

  2. Desde luego la escuela ya no sirve para enseñar solo hay que ver los supuestos profesores que no saben que los productos que exhalamos con la respiración no se deben volver a respirar.

  3. Es lamentable ver que muchos profesores no quieren a los niños. Si muchos médicos actuales son en realidad simples técnicos sanitarios, muchos maestros son sólo divulgadores de doctrinas y tendencias oficiales ; así inculcan a los niños lo que dicen es “la realidad” ( sus padres están fuera de la realidad).
    La realidad de la anticiencia, del aislamiento mediante la distancia-antisocial, la negación de la individualidad, la indigna norma de ir por la vida tapándose el rostro, la realidad de que no se es ni niño ni niña, sino lo que quiera el interesado, etc..

  4. Es doloroso observar el nivel del profesorado español, aunque viendo el nivel de los sanitarios uno puede imaginarse lo peor.

    ¿Que educación puede recibir un niño de estos besugos hipocondríacos cobardes con alma de dictador?

    A lo largo de mi vida he desempeñado diversas profesiones y oficios, algunas de ellos relacionadas con la enseñanza de oficios que requerían del uso de mascarilla por estar en contacto con productos tóxicos, jamás me he puesto una mascarilla permanente, siempre he preferido una buena ventilación al uso de mascarilla al comprobar que era más sano a largo plazo.

    La mascarilla te hace respirar el anhídrido carbónico que tú cuerpo desecha por lo que estás volviendo a inhalar todas las toxinas que tú cuerpo ha desechado.

    La mascarillas produce falta de oxigenación en la sangre disminuyendo el nivel cognitivo, atención, memorización y concentración.

    Como dice Colín Rivas, que el terror hipocondríacos de los profesores no enferme a los niños.

    A los profesores de educación física deberían haberles retirado el título desde el minuto uno de esta gilipollez.. Menudos burros.

    La nariz es la mejor mascarilla salvo casos extremos y puntuales como humo, gases tóxicos, productos químicos.
    Lo primero que hace uno es quitarse la mascarilla en cuanto ha pasado el peligro real, el cuerpo lo está pidiendo, defenderse de un virus con una mascarilla es una gilipollez.
    Poco tiene que ver la utilidad del gorro, mascarillas o guantes del cirujano con la utilidad de la mascarilla entre nosotros.

    Ni un test, mascarilla o terapia génica en dos años y aquí estoy, ni yo ni ningún conocido en mi entorno, todos sin vacunar, sin test ni mascarilla ha estado contagiado o enfermo por el virus en estos dos años.

    ¿Que coños pasa aquí?
    ¿Donde coños y cómo se contagia la gente?

  5. Basta ver como los niños van y vienen solos de la escuela con las mascarilla puestas por calles a veces vacias, para comprender el adoctrinamiento militar que les han metido en la cabeza.

  6. Los profesores, como cualquier otro sector, sanitarios, médicos, policias etc, son unos vendidos, No covidiotas, que también, si no unos incompetentes a nivel profesional ( por decir algo) y sobre todo a nivel humano. Por supuesto no vamos a olvidar de actitud y pagarán por tanta obediencia paranóica y sinrazón.

  7. Viendo la “gilipollez” de los profesores hay que comprobar la capacidad de los padres para decir basta, porque si consienten, serán tan “gilipollas” como los profesores y la fuerza y poder está en ellos, eso tienen que saberlo.

  8. Yo me pregunto ¿Quién es esta “reponsable covid” del colegio para decidir si los niños pueden jugar o no con la cara descubierta? ¿Quién se cree que es? Estoy a la espera de recibir un email parecido del colegio de mis hijos y machacar a quien se atreva a erigirse en custodio de las bocas de mis hijos.
    Hasta los mismísimos de tener que ver programas de TV donde se comen a besos concursantes y jueces mientras el público va con el pañal facial. A los niños hay que educarles en el respeto a sus derechos como individuos y no como a ganado lanar. Ahí os dejo un muy buen artículo al respecto:
    https://freenoticias.com/index.php/2021/05/14/por-donde-deberiamos-meterle-a-pedro-sanchez-todas-las-mascarillas-las-mascarillas-se-estan-cargando-a-la-infancia/

  9. A mis hijos les digo que por la calle sin mascarilla y con la cabeza muy alta, mirando a los ojos a todos y lo hacemos así todos en mi familia incluso con el decreto vigente.

  10. Los pusilánimes, que antes ya lo eran, han encontrado un filón con esta plandemia, para querer ser algo. Cuando como personas y más como profesores, no han sabido hacer llegar a sus alumnos, las más básicas enseñanzas, como es el respeto, ahora y revistiéndose de responsabilidad mal entendida, han perdido el rumbo, que muchos de ellos no han tenido nunca.
    Los que hemos tenido hijos hemos pasado , quién y más y quién menos, por circunstancias que, de no ser porque sabías que podrían perjudicar a la larga a tus hijos, más de uno/a se hubiera quedado sin dientes.
    Siempre han sido así, lo que decía el profesor iba a misa, aunque he de reconocer que si te implicas bien, les sacas no sólo los colores , también una disculpa.
    Pero este no es el tema, porque lo que realmente ha ocurrido es que ha brotado esa estupidez y prepotencia subyacente y sus míseros cerebros no han sido capaces de discernir que al colegio se acude a aprender, no para hacer a los niños esclavos, de sus instintos antinaturales.

  11. Los profesores no son mas que eso, profesores, adoptrinados que pretenden adoptrinar, gracias a que yo no hice caso a ninguno de los mios hoy disfruto del sentido comun viendo como a mi alrededor nadie parece tener este sentido

  12. Se les pone a los niños mascarillas grandes de adultos, que se caen solas. Y ya esta. Todos felices

  13. Es fundamental abordar el problema de la epidemia de enfermedad mental provocada por la mafia política – mediática – matasanos.

  14. Los profesores son un reflejo de la mentalidad del español medio. No son peores a panaderos, camareros, politicos, médicos, abogados….

    Lo que hay que “intentar hacer” es ser coherentes con vosotros mismos e ir sin mascarilla. Con la cabeza bien alta. Y si los echan del colegio, se van a casa y listo.

  15. Así es. Mi hija de 17 años no quiere seguir estudiando ahora mismo y desde luego la entiendo, son campos de concentración

Comments are closed.