gaviota

El 1 de abril de 2020 la CCAA de Madrid, gobernada por el Partido Popular liderado por Isabel Díaz Ayuso, adquirió 250.000 mascarillas FFP2 y FFP3 a la empresa Priviet Sportive SL por importe de 1.512.000 euros (cinco euros precio unitario más IVA), de la que es comercial Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta y que al parecer le ha supuesto una comisión de 280.000 euros, dentro de un contrato global de 4.289.950,72 euros a cinco diferentes empresas, la citada e Iberhospitex, Productos Favesan, Vin Doke 24K y Firma Ambu, de cuya compra se dejó constancia en el portal de transparencia oficial correspondiente y, según la citada Díaz Ayuso, de acuerdo a la legalidad vigente.

[La Surrealista Entrevista De Trabajo Contada Por Una Usuaria De Una Red Social]

De este tema únicamente sé lo leído en la prensa y lo oído en radios y televisiones, que postulan de acuerdo con el sitio de dónde proceden las subvenciones con las que van malviviendo económicamente como empresas.

Lo que sí sé es que las casualidades no existen y menos en política, en dónde todos los pasos están medidos y los tiempos muy estudiados. Y que el fracaso del PSOE y Podemos en las elecciones autonómicas de Castilla y León, así como el problema que para el Partido Popular supone que se tenga que apoyar en VOX para gobernar en dicha comunidad, lo que es índice de irresponsabilidad política y miedo a la presión mediática que pudiera ejercer la izquierda y ultraizquierda de este país, así como el intercambio de acusaciones, cuál, quién y dónde se inició la investigación, presuntamente ilegal porque ya hay alguna dimisión personal de alguien cercano al asunto, hacen que, al menos yo, no tenga claro desde dónde ni para dónde sopla el viento.

Voy a remitir al lector, perdón por remar a favor de corriente, a mi libro UN CUENTO DEL GOBIERNO, publicado el día 7 de este mes de febrero en amazon, y al capítulo “El coronavirus en España”, pág. 41 y siguientes, en el que recojo, con fechas, datos y fuentes de publicación, algunas de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno de la Nación, que resumo de la forma más constreñida posible por falta de espacio en este artículo.

… En España hay seis grandes “capos” para hacer negocios con China, que se reparten los sectores y que cobran un treinta por ciento de comisión por su intermediación, que tienen que repartir con el intermediario chino en origen y con el partido único; no se pierde ni un solo euro, pues la pena de muerte “por corrupción” es real, aunque sea un ministro el que haya “distraído” ese euro. Y los chinos funcionan así es en todos los países del mundo.

… los intermediarios “menores” vivimos de lo que ellos nos dejan, pero vivimos bien porque hay mercado para todos. Y también tenemos que pagar comisiones, si no, si alguien llega sin conocer el procedimiento a seguir, lo atienden con mucha educación, le dicen que sí, de acuerdo, pero cuando salen por la puerta, echan su pedido a la papelera. Eso es lo que le ha pasado a España, que ni los políticos, ni sus asesores tienen conocimiento del comercio internacional y mucho menos con China. Han contratado a amiguetes, paisanos y parientes que, para nada, conocen ese mundillo, y los han engañado, solamente creo que hay una comunidad autónoma que ha recurrido a uno de esos grandes “capos” de los que antes te he hablado, que incluso tienen aviones de carga propios.

Y encima han hecho el ridículo tratando de justificar lo injustificable, desde respiradores inservibles a mascarillas que no protegen. E insisten en su ignorancia; según dice El País de fecha 21-04-2020, “el Gobierno vuelve a errar en la compra de test, fundamental para contener la pandemia del coronavirus. El Ejecutivo, que sigue sin desvelar cuál es la empresa que ha intermediado en la compra de test defectuosos, hizo una nueva compra para sustituir a los defectuosos que tampoco funciona”.

El Confidencial del 22-04-2020: El Gobierno pagó por adelantado 23,8 millones de euros a un intermediario chino por las mascarillas ‘fake’ que han tenido que ser retiradas de los hospitales por no cumplir con los estándares mínimos de seguridad. Decenas de sanitarios de toda España se encuentran aislados por exponerse al coronavirus usando estas protecciones. Según revela el contrato de adquisición, que fue publicado este martes, la Dirección General de Cartera Común y Farmacia del Ministerio de Sanidad compró 2,1 millones de mascarillas defectuosas.

El Confidencial 22-04-2020: Los test defectuosos chinos comprados por 17,1 millones de euros y los dos millones de mascarillas ‘fake’ no son los únicos problemas que ha tenido el Gobierno con sus proveedores sanitarios durante la crisis del coronavirus. Sanidad también tuvo que resolver un contrato de compra de 144 respiradores con la empresa española Hyperin Grupo Empresarial de 3,31 millones de euros porque la compañía no fue capaz de suministrar los dispositivos. El reintegro del dinero, que se pagó por adelantado, ya ha sido solicitado por el Ministerio de Sanidad, pero la empresa aún no lo ha hecho efectivo.

La elección de una empresa como Hyperin para un contrato de esta relevancia sorprende porque la mercantil tiene como objeto social “la fabricación de elementos de yeso para la construcción” y fue creada hace solo un año, según el registro mercantil. Nunca ha presentado cuentas. Su representante legal, Javier de Juan Roncero, asegura a El Confidencial que no han devuelto los fondos porque está pendiente de recibir el dinero de la empresa americana Avante Health Solutions, que fue con la que acordaron a su vez el suministro de los aparatos.

El País 22-04-2020: Sanidad adjudica a una firma sin empleados un contrato de 4,2 millones. El proveedor de material para combatir el coronavirus es una asesoría laboral de Málaga con pérdidas. Los orígenes de esta empresa se remontan a 2013, cuando la firma se denominaba Administración concursal Marsan SLP y su objeto social era la gestión de concursos de acreedores. La propietaria de la empresa, la abogada Eva Paola Martínez, admite que Value&Bro S. L. “no tiene fábrica en China”. “Tenemos acuerdos [con factorías de material sanitario] en el país, subcontratamos”.

VozPopuli 22-04-2020: El Ministerio de Transporte ordenó a Puertos del Estado la compra de ocho millones de mascarillas para repartir entre el resto de compañías estatales, Aena o Correos, los taxistas, las VTC y los transportistas. Lo sorprendente es que la compra de este cargamento se ha adjudicado a Soluciones de Gestión y Apoyo de Empresas, S.L, una sociedad sin experiencia directa en la adquisición de material sanitario y dedicada a la ejecución de proyectos en África. La compañía, con sede en Zaragoza, ofrece sus servicios de desarrollo y asesoramiento técnico en actividades internacionales de salud, energía, agua e infraestructuras agrícolas, operando principalmente en países de ámbito africano como Mauritania o Túnez.

… ABC del 23-04-2020: El Gobierno pagó los test fallidos al 350 por cien de su precio de mercado. El producto cuesta menos de tres euros en la fábrica de China y varios distribuidores lo venden en España a unos siete euros: Sanidad abonó 26 euros.

El Ministerio de Sanidad firmó un contrato con la empresa Interpharma para el suministro de 659.000 unidades de test diagnósticos para Covid-19 a cambio de 17.143.885 euros. Es decir, cada unidad costó 26 euros. Se trata de un precio «desorbitado», según varias fuentes del sector consultadas por ABC.

Cuando se supo que los test eran inservibles, este diario preguntó al Gobierno cuánto habían pagado –sin obtener respuesta– y, en paralelo, se solicitó precios a varios distribuidores. El coste del producto en fábrica, lo que pagan los distribuidores en China, no supera los tres euros por unidad. A eso hay que sumarle el transporte, los impuestos y el beneficio del intermediario.

… El cénit de la incompetencia lo refleja El Mundo en su edición de fecha 30-04-2020: “Empresas españolas exportan test PCR porque no se los compran en España. Estas empresas tienen capacidad para fabricar 750.000 test semanalmente”. Inexplicable.

… Según Vozpópuli, existen “sospechas fundamentadas en todo el proceso”, tanto por el material defectuoso como por la controvertida elección de empresas e intermediarios. Los ‘populares’ ya manifestaron sus “dudas” por el hecho de que estos contratos se adjudicaran a “una pequeña empresa” que, relatan, “ha pasado de facturar 100.000 euros en un año a 40 millones por haber recibido tres contratos millonarios del Gobierno”. En el caso de los contratos de Transportes, ambas adjudicaciones se aprobaron en sendas órdenes ministeriales del departamento de Ábalos los pasados 20 y 26 de marzo …. la compra de material sanitario se encargó a la empresa Soluciones de Gestión y Apoyo de Empresas, una sociedad con sede en Zaragoza que presta servicios de desarrollo y asesoramiento técnico en actividades internacionales de salud, energía, agua e infraestructuras agrícolas, principalmente en países de África. Esta empresa apenas cuenta con cinco trabajadores, según los datos del Registro Mercantil.

… El PP iba a reclamar una auditoría sobre las adquisiciones ante “la más que dudosa fiabilidad de los intermediarios y las empresas a las que ha recurrido, sin experiencia ni relación alguna en muchos casos con el sector sanitario, con domicilios fiscales falsos o desconocidos, sin empleados”. Algunos de los proveedores aparecen en ‘los Papeles de Panamá’.

Yo no soy quién para juzgar a nadie, me limito a exponer los hechos. No sé quién es culpable ni quién es inocente y si el tema quedará en agua de borrajas como los anteriormente citados protagonizados por los socialistas. Supongo que, si el asunto llega a los tribunales de justicia, para cuando se sustancie, habrá muchos “no recuerdo” igual que los hay ahora en otro importante asunto financiero nacional con presuntos espionajes de por medio.

Lo que sí reclamo es, una vez más, un metro de cien centímetros para todo el mundo, aquello del jurisconsulto romano Domicio Ulpiano de “la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde”.

Y animar a los publicitarios a inventar un nuevo logo porque me da la impresión que la gaviota está herida de muerte.

También te puede interesar...


Artículo anteriorDefectos de Amnistía Internacional (I)
Artículo siguienteEl toro en la plaza
Antonio Campos
Antonio Campos nació en Ciudad Real, en la España del queso amarillo y la leche en polvo de los americanos. Licenciado en Económicas, Diplomado en Humanidades, PDG por el IESE. Ha trabajado durante muchos años en un importante grupo multinacional del sector financiero, al que reconoce estar agradecido por haberle dado la oportunidad de desarrollarse profesional, académica, personal y humanamente. Conseguida cierta estabilidad profesional y dineraria, volvió a su verdadera pasión de juventud, escribir; desde entonces, han sido cuatro libros y unos dos mil artículos de opinión, económica y política, publicados en diferentes medios de comunicación, pretendiendo conjugar la libertad individual o personal (el progresismo) con la libertad económica (el conservadurismo), elogiando las ideas y no las ideologías. Y lo hace, dice, pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.

2 Comentarios

  1. La verdad es que han abierto.la caja de Pandora al publicitar ese contrato.

    Ayuso solo con este artículo ya tiene artillería para hundir al tándem PPSOE a nivel nacional y comunidades autónomas.

    ¿Debería Isabel denunciar ante la fiscalía (copiando denuncia de PSOE) todos los contratos sanitarios que se han hecho durante la “Trincademia”, o solo comparar ante los medios la transparencia de Comunidad de Madrid con la opacidad del resto?

    Si Isabel sabe jugar la baza atada al mástil y con cera en los oídos puede cargarse a Sánchez, Casado y resto de personal corrupto de una sola andanada.

    Primero que los dejé vociferar, cuando estén todos juntitos escupiendo pipos de aceituna y Sánchez escupa el pipo gordo, la andanada.

    Que partida más chula, sin querer Ayuso va ser a su pesar e ignorancia la que vuele por los aires la corrupción sistémica y la 20-30.

    Esta mujer cada vez me cae mejor, tiene baraka.

  2. Solo una pregunta a el que escribe este artículo. ¡¿si no existe y no existió el maldito virus que asquea repetir, porque siguen hablando del ,eso es alimentar a la bestia o no? Si esto acaba será porque desde dentro de esa bestia en cada país sus aliados están contradiciéndose solo por eso y también por la lucha de muchos países España no creo este en la cabeza de esa lucha, entre la ignorancia o la falta de interés por saber la verdad y sus egos y protagonismos, se auto elimina sola.

Comments are closed.