Para quienes no vieron la película, se trata de un film alemán de 2003 (género comedia) que trata la historia de una mujer muy comprometida con la administración comunista de la Alemania Oriental. Una semana antes de la caída del muro, la protagonista cae en un coma que duró ocho meses. Su hijo Alex trata de protegerla ante la irreversible desgracia de comprobar la llegada del capitalismo, y para ello crea una especie de isla en su piso donde solo verá montajes de telediarios, se filtrarán la comida que le llega de los antiguos productos, se tapará la ventana para evitar que vea el enorme cartel de Cocal Cola y muchos más gags graciosos por el estilo.  Para quien desee verla, “Yutuf” la pone como libre reproducción 

Que tiene que ver esta película con la situación actual?…posiblemente nada, pero con un poco de creatividad podemos imaginar a famosísimos covilovers como Fedeguico, Risto, o cuñados varios en la misma situación.

Viendo como cada vez más se va derrumbando el relato, puedo imaginar a cualquiera de ellos luego de un coma, despertando poco antes de las fiestas de fin de año de 2022; y su familia, para evitar la desazón de la vida normal, y mientras dure la recuperación en domicilio,  podrían por ejemplo:

  • Poner videos de Forreras de 2020.
  • Algún reportaje a Miguel Bosse para que se ría un poco.
  • Mantener grandes lotes de FFP2 en el mueble de la entrada y simular que la familia la usa al salir, junto a obscenas cantidades de hidrogel…
  • Llevarle una enfermera contratada (si es posible con EPI) cada tanto para ponerle vacunas (de suero fisiológico).
  • Crear gráficos en video para que se pueda valorar la vigésimo quinta ola de una nueva variante llamada llamada “Prometeo”.
  • Crear un desperfecto en la ventana que da a la calle que imposibilite ver transeúntes desembozalados.
  • Si algún vecino se mudó por razones de trabajo en el país unificado, se le dice que “el pobre murió de Covik”, pues se saltó el último pinchazo.
  • Hacerle PCRs con bastoncillos para los oídos, guardarlos en bolsitas de laboratorio para su “análisis”. La diferencia de tamaño se explicaría por el “avance de la ciencia”.
  • De vez en cuando se le dirá que una prueba dio positiva. De ese modo, estaría en cuarentena en su habitación quince días, y así de paso… no jode.
  • A la cena de fin de año (pues a la Navidad se la supone aún prohibida) no asistirían los familiares negacionistas alegando que por el bien común, han sido arrestados.

Agregue el lector cuántas situaciones se le pueda ocurrir, mientras sonríe con esta delirante ficción.

 

1 Comentario

  1. Como no siempre los putos sovieticos jodiendolo todo si es que no aprendemos nos meteran en un Gulag como no les plantemos cara a estos payasos.

Comments are closed.