abrazo

En pleno día de elecciones en Castilla y León, conviene recordar algunas cosas y reflexionar sobre lo que está en juego este domingo, algo más que un simple triunfo autonómico de este régimen que no levanta cabeza. Una gran región, la más extensa de España desde la fusión de las cinco provincias de la antigua León con las cuatro que quedaron de Castilla la Vieja, tras cortarle su salida al mar para “fundar” Cantabria y la aberrante decisión de hacer “autonomía” a la provincia de Logroño, con una denominación que ni siquiera era exclusiva. Recordemos que tan Rioja puede ser una parte de Logroño como otra de Álava o de Navarra, que por las tres provincias se extendía la Comarca de La Rioja que estudiábamos en la Geografía de España del Plan 1957. Y a ver si algún paisano de esa extensa autonomía reflexiona también en lo que se juega este domingo España, seguir con una democracia descafeinada o dar un paso más al socialcomunismo que a la venezolana. Del sanchismo al chavismo, cada vez hay menos distancia. Y, como recordó Isabel Díaz Ayuso en su campaña en Madrid, también al Norte y Oeste de la Capital del Reino, sus ciudadanos tienen que decidir entre “Socialismo y Libertad”. Claro que, desgraciadamente, Alfonso Fernández Mañueco no es ni de lejos la Presidente madrileña, pero es lo que hay y “con esos bueyes hay que arar”, como dice Gabriel Ginebra en su libro “Gestión de incompetentes”. Puede que algún día, a la Política con mayúscula, vuelvan los mejores, como sucedía en otra época, aunque no fuera perfecto.

[Todas las vacantes de Hanesbrands en Hispanoamérica, EEUU e Italia]

Y en esa recta final de la campaña que terminó el viernes, no podía faltar la participación del showman que hace dos años devolvió el frente popular a la escena política. Ya su Centro de Invenciones Sánchez, le echó una mano con su última “encuesta cocina” del lunes. Daba la victoria a su PSOE, con el 30’1% de estimación de voto, y dejaba al PP en el 29’7%. Cuatro décimas que, curiosamente, aprovechan de manera sorprendente a los socialistas en el reparto de escaños, 29/34 frente a los 24/30 para los populares. De esa forma, ni con el máximo de 30 procuradores, el PP no podría formar gobierno con el apoyo de VOX, al que el 11% que le otorga José Félix Tezanos, con una horquilla de 8/9 procuradores, no le bastarían para conseguir los 41 de la mayoría absoluta justa. Con esto, el presimiente Pinocho pretende dar la idea de un posible vuelco a las encuestas por parte del PSOE y el miércoles, en Soria, donde existe una opción que pone en riesgo sus posibilidades, animaba al más puro estilo Díaz Ayuso con su mensaje: “La elección está entre el abrazo del oso del PP y Vox o Luis Tudanca”, su candidato. Como siempre, sin inmutarse, se atreve a llamar “abrazo del oso” a la “posible” alianza de PP y VOX, después del consumado al día siguiente de las elecciones del 11N de 2019 él y PabLenin Iglesias, con el que “no podría dormir tranquilo, como al 95% de los españoles”. Y no se quedaba contento con eso, sino que ese abrazo constituiría “algo sin precedentes en Europa”. Por lo visto, sí los tiene, incorporar a comunistas en un gobierno, cuando sus socios europeosincluso eliminaron al partido comunista de su espectro político. Es decir, abrazarse –si se hace, que está por ver–, con una supuesta extrema derecha, que tampoco está claro que lo sea aunque algunos de sus dirigentes tonteen al respecto, es pecado capital, pero abrazarse a la extrema izquierda, que es un hecho demostrado, es “normal”. Y después de decir que “la cosa no va de felipismo ni de zapaterismo ni de sanchismo”, se atrevió a volver a hablar de que “lo que defiende el PSOE se llama socialismo y socialdemocracia”, cuando lo que ha instaurado en España ha sido el socialcomunismo, al más puro estilo chavista y castrista. Y todavía rizó más el rizo de su desfachatez, afirmando que “El PSOE ha trabajado día y noche para dignificar la vida de nuestros compatriotas”. O sea que, para él, arruinar a los españoles, incrementar el desempleo y la inestabilidad laboral, maquillados únicamente con más empleo público y sembrar el caos en la educación con su LOMLOE, entre otras cosas, es dignificar. ¿Tiene idea del significado de esa palabra? La respuesta es obvia.

Y, obviamente, para este personaje ególatra y prepotente, tampoco debe ser un “abrazo del oso” el que repite cada dos por tres con los dos extremos vascos. El de la derecha, el PNV, al que, presionado por el de la izquierda, versión Siglo XXI de los asesinos etarras, BILDU, le ha regalado la “gestión” de prisiones a cambio de su apoyo presupuestario. Un regalo que es la antesala de lo que veremos en poco tiempo, la excarcelación de los “doscientos presos que tenemos todavía”, que decía Arnaldo Otegui. Si no es el propio partido filoetarra el que lo completa, porque todo indica que se está cocinando un cambio político en Vascongadas, liderado por BILDU y apoyado por PSOE y Podemos.

Tampoco debe parecerle un abrazo peligroso, el homólogo con Cataluña, que hizo con los autores del golpe de Estado del 1 de Octubre de 2017, Junts por Cataluña y ERC. “No voy a dejar la gobernabilidad del Estado en manos de los que quieren romperlo”, nos decía sin pestañear en su última campaña electoral. Pero se abraza una y otra vez con este último, acreditado en esas lides golpistas desde otro Octubre, el de 1934.

Parece que no es para él un abrazo, en este caso “de la osa”, el que se ha dado “por su cuenta” su vice primera, Yoli “Maravillas”, con sus sindicatos amigos, U. G. T. y CC. OO., dirigidos por dos que, como ellos, no han trabajado de verdad en su vida. Gobierno y sindicatos, “bilateralmente” –las dos organizaciones sindicalistas son al efecto una sola–, deciden subir el Salario Mínimo Interprofesional a mil euros, sin contar con los que tienen que hacer frente al “abrazo”, empresarios y autónomos.

Y para que no falte de nada, hemos visto hace unos días, también, “el abrazo del ose, de su ministra de “Igual-da”, Irene Montero, con el padre de sus tres churumbeles, como testigos de un juicio contra un periodista por un presunto acoso a sus hijos. Debieron hacerlo, supongo, como “padre y madra”, que es lo que corresponde, en defensa de sus “niños, niñas y niñes”.

Ya veremos de qué tipo será el “abrazo” que nos de otra de las destacadas del gabinete, la ministra de Hacienda, mi “amiga” Marisú Montero, cuando suframos en detalle los efectos de su “reforma” fiscal.

En fin, y aunque no se pueden tirar las campanas al vuelo, porque ya sabemos el nivel de buena parte de nuestra sociedad, esperemos que los votantes castellanoleoneses tengan presentes esos “abrazos”, mentiras y hechos, a la hora de votar

Los que lo conocen bien son precisamente sus socios y su perseguido por los pasillos, Joe Biden, que lo vuelve a dejar fuera de otra reunión con sus aliados de la OTAN sobre la crisis de Ucrania. A ver si cunde el ejemplo y al final de la tarde noche de hoy, vemos que los votantes lo dejan fuera y se encuentra con el “negacionismo” que merece de los españoles de bien.

3 Comentarios

  1. Hay que abandonar la tibieza.
    El lenguaje de la política por critico que quiera parecer Sr. Villacorta, no deja de adornar la realidad.
    El PSOE, es una banda criminal que se instaló en nuestro país en la época de la transición. Lo hizo con dinero americano y vaselina anglo-alemana.
    Parece que se nos ha olvidado el “señor X” y el director de la guardia civil Sr. Roldan con sus famosos maletines de efectivo, y el colofón de los ERE de Andalucía. Una historia política bañada de corrupción e ineficiencia.
    Claro que el resto de los padres de la patria, que se reúnen en el Parador de Gredos a redactar la constitución, nos entregan una norma farragosa, que empieza por dividir España en diecisiete pedazos, estableciendo las bases de una administración burocratizada que a día de hoy resulta insostenible. En definitiva, en ese momento de la transición, empiezan a destruir España.
    Por otro lado, PP y PSOE, son lo mismo. PSOE, destruyendo a lo bestia y PP detrás a blanquear a su hermano.
    Después de la corrupción de la era felipista, Aznar que venía a levantar las alfombras, no hizo absolutamente nada. Para completar la faena en Sr. Rajoy dejo el país en bandeja al sanchismo, después de subirnos los impuestos de forma inmisericorde.
    Señores, nos gobiernan criminales, empleados de las multinacionales que han vendido nuestro país, vamos a dejar los adornos y a empezar a hablar claro.

  2. En cuanto al cocinero Tezanos, que decir que no se haya dicho. Es un hombre de la ejecutiva socialista que Pedro Sánchez ha colocado, con un muy buen sueldo, para que desde una institución haga propaganda socialista a lo largo de toda la legislatura. Se dice que nunca acierta; es verdad, pero para mi si acierta. Al ver sus encuestas no hay más que darles la vuelta y mirarla lal revés. Ya no se le hace ni caso y es motivo de mofa en periódicos, radio y tertulias varias.
    Referente a las elecciones de Castilla y León, es difícil opinar una vez sabiendo el resultado. Ahora bien, salvo un iluso, todos sabemos, yo lo llevo dicho muchas veces, que el PP nunca podrá gobernar en Autonomía o en la nación. sin el concurso de VOX o con su apoyo, una vez vista la desaparición de Ciudadanos. O el PP admite este hecho y le hecha lo que hay que echarle al asunto, o empezará a perder votantes elección tras elección. Vox ha venido para quedarse y más viendo los despropósitos del gobierno socialcomunismo y la tibieza persistente del PP. Si el PP pacta con la extrema derecha, que para mi no lo es, hay que decirle bien alto a la izquierda que ella pacta con la extremísima izquierda, con golpistas que no creen en la nación y con filoetarras sucesores de asesinos y que tampoco creen en ella.

Comments are closed.