Djokovic

Han pasado tan solo unas semanas desde que finalizara el Abierto de Australia y el ejemplo de dignidad y principios que dio Novak Djokovic en aquellas fechas, parece que sigue molestando a los medios grandes de comunicación que, lógicamente, no pueden entender que exista todavía gente así, dado su servilismo y rendición al poder y a la injusticia.

En una entrevista concedida a BBC, el serbio ha vuelto a dejar muy claro que no se vende si para ello tiene que renunciar a sus principios y a su dignidad. Se le preguntó si renunciaría a Wimbledon y a Roland Garros si se le exigiera inocularse: “Sí, ese el precio que estoy dispuesto a pagar. Porque los principios de la toma de decisiones sobre mi cuerpo son más importantes que cualquier título o cualquier otra cosa. Estoy tratando de estar en sintonía con mi cuerpo tanto como sea posible”.

Preguntado sobre es un antivacunas, Djokovic respondió que nunca estuve en contra de la vacunación, pero siempre he apoyado la libertad de elegir lo que pones en tu cuerpo”.

Nos preguntamos si Rafa Nadal y el resto de vendidos que no apoyaron a su compañero en Australia conocerán algo de lo que defiende Djokovic, suponemos que no. Podrán ganar muchos torneos, mucho dinero y ser los números uno durante décadas, pero nosotros y la mayor parte de la gente aprecia más a gente con principios y dignidad, que a tipos que sean, simplemente, grandes jugadores de tenis.

 

8 Comentarios

  1. Lo que está claro es que es un hombre de palabra y principios, que no es poco.

    Intentarán, como es lógico dentro del sistema corruptor hacerle quedar mal tergiversando sus palabra o actos, pero al que tiene principios firmes esas cosas no le afectan, vienen curtidos de fabrica, cualidad que le es ajena y desconoce la “payasería” mediática.

    Para tener principios es esencial respetar al prójimo como ti mismo, y está claro que en esta democracia de “Sálvame” donde Sánchez, Egea “el Aceituno”, Pedro Chota, o incluso Pfizerico podrían ser sustituidos por Jorge Javier o Belén Esteban sin que se notara en absoluto el cambio, eso de respetar al prójimo como a ti mismo es negacionista. Al prójimo hay que exterminarlos como a las ratas. Faltaría.

  2. !Vaya camiseta chula me he comprado! Pone: “TEAM DJOKOVIIC”. (Siento tener que hacerle publicidad a Amazon, pero ahí me la he comprado, por si os animáis).

  3. El que se mete grafeno no va a durar decadas. Los idiotas lo terminarán pagando.

    No se puede ser libre e ignorante.

  4. En el cristianismo ortodoxo todavía se vive una espiritualidad tradicional en muchas personas, en la corriente del Peregrino Ruso, la oración continua del corazón de Jesús, que es su buque insignia. Los católicos, desde el Vaticano II…hasta Bergoglio…

Comments are closed.