NOTA DE PRENSA DE UNIÓN ACTIVA VALENCIA

Al shock de la primera ola en marzo de 2020 con la muerte de miles de ancianos residentes sin atención médica y el caos desencadenado en los hospitales públicos, siguieron unas medidas sanitarias basadas en designios políticos y unos protocolos nocivos -confinamientos, toques de queda, cierres perimetrales, cierre de plantas hospitalarias, paralización de la Atención Primaria- que se han saldado con muertes y enfermedades evitables y un profundo perjuicio social.

Esta misma semana el Tribunal Supremo declaró ilegales las restricciones de Ximo Puig decretadas en enero de 2021.

Durante el confinamiento, la atención hospitalaria se interrumpió casi por completo a excepción de los casos Covid. Un ritmo que solo se ha retomado poco a poco, dejando aparcados durante un largo período el tratamiento de los enfermos crónicos y la detección temprana de patologías. A esto se ha sumado el abandono de la Atención Primaria, volcada en el Covid, en pruebas diagnósticas y burocracia derivada de los rastreos y tramitación de bajas, etc.

El sinsentido de una Sanidad Pública prácticamente detenida durante una pandemia mundial, la aplicación de protocolos sanitarios cambiantes y el haber fiado la crisis sanitaria a una única carta, la inoculación masiva e indiscriminada de un producto génico experimental, ha relegado al colectivo sanitario a un papel insólito.

El miedo ha sido el factor determinante en la actuación de muchos: miedo al virus, miedo a incumplir protocolos dictados por políticos, miedo a aplicar tratamientos clínicos fuera del discurso impuesto por las farmacéuticas, miedo a criticar la inoculación masiva y miedo a alzar la voz ante los cada vez más evidentes casos de efectos adversos graves de las inyecciones que no inmunizan.

Ante esta realidad, las organizaciones convocantes de la protesta llaman al colectivo sanitario a unirse a la denuncia pública de medidas sanitarias que no son más que fruto de la corrupción sistémica (farmacéuticas y medios de comunicación comparten dueños y desde los años ochenta del siglo XX el poder del Big Pharma tiene consecuencias indeseadas para los pacientes en la Sanidad Pública).

Asimismo, desde distintos centros médicos, personas valientes han denunciado la existencia de protocolos discriminatorios entre “vacunados” y “no vacunados” así como normas administrativas que entorpecen una adecuada atención médica.

Por no hablar de los protocolos de Sanidad y Educación que padecen los alumnos valencianos, condenados a confinamientos que obstruyen el derecho a una educación de calidad. Protocolos que, además de discriminar a los menores no vacunados que deben guardar cuarentena por contacto estrecho pese a no ser positivos, afectan al correcto desarrollo y a la salud mental de los niños y jóvenes. Recordemos que en 2020 y 2021 ha habido cinco veces más menores de 30 años muertos por suicidio que por Covid.

Unión Activa Valencia manifiesta que es necesario acabar ya con el estado de excepcionalidad que se está viviendo por una enfermedad con una letalidad inferior a la de la gripe.

Es imprescindible recuperar la cordura y acabar con la irracionalidad, el acientifismo y el autoritarismo con que los gobiernos vienen decidiendo desde hace dos años. Como ejemplo el decreto que obliga a llevar mascarillas en exteriores para “no olvidar que estamos en pandemia” en palabras de Ximo Puig.

En definitiva, uno de los aspectos que hay que recuperar sin demora es una Sanidad Pública eficiente y fuerte, siempre basada en la profesionalidad de sus trabajadores.  

 

 

9 Comentarios

  1. La gente está asustada y corre en manada a que le inoculen la inyección letal hacen caso a eses charlatanes y rufianes de los medios de comunicación terroristas, no son capaces de discernir por miedo a morir se van a suicidar introduciendo en su cuerpo una pócima ponzoñosa y asquerosa que los va a llevar a habitar una fosa en el camposanto, estas mal llamadas vacunas jamás fueron para inmunizar sino para modificar el ADN además de para enfermar y matar quieren convertir a los humanos en robots,pero no hagan caso,sigan viviendo la televisión que estad son,teorías de la conspiración.

  2. El covid19 no existe,es un chiste, un cuento chino para asustar,ni salió de China, salió de DARPA en inyecciones para inocular a la humanidad el ARN sintético para modificar el ADN y claro para que la gente aceptara la inoculacion tenían que ajustarla y por eso en China asesinaron a tres científicos, no lo hicieron autopsias porque ya sabían de lo que murieron y luego empezó el circo mundial retransmitido en directo por los medios de comunicación terroristas de todo el mundo, todos con las mismas mentiras y así va a hacer dos años,algunos piensan que esto se va a acabar pero no van a parar.

  3. Hay que levantar una sociedad nueva con distintas reglas a las del actual sistema. Hay que echar de la vida política y social a los Sánchez, Casado, Puig, Feijoo, Urkullu, Aragonés, Bonilla, Armengol, etc etc. Son un auténtico cáncer de nuestra supervivencia.

  4. ‘Como ejemplo el decreto que obliga a llevar mascarillas en exteriores para “no olvidar que estamos en pandemia” en palabras de Ximo Puig.’

    Hdlgperra, malditos

    Podrían encerrar en la cárcel a los politicastros como ximo y a todos para siempre, aunque sean inocentes, para que no olviden que son unos corruptos, dañinos y traidores para la gente de lo peor.

  5. Lo que hay que empezar es a pedir DNIS a jueces y policias en las manifestaciones a ver si los espabilamos y hacemos listas de delincuentes.

  6. Que sigan haciendo PCR en los hospitales,es lamentable!,lo desaprueba la OMS,en EEUU ya no se hacen (ni con Biden),el inventor dejó claro que no sirve para diagnosticar ninguna enfermedad,además de miles de pruebas,documentos,testimonios…pero que cojones han estudiado esos sanitarios?.

    Mientras que hay un gran problema, casi todos los enfermos actualmente lo son por las vacunas,los médicos deben de saberlo aunque disimulen,y ahí es donde entra el conflicto…para no destapar la caja de Pandora de las vacunas experimentales,quieren convencer de que la gente enferma por COVID y por eso siguen con los PCR,pero es por las vacunas.

    Curiosamente en este hospital,se lleva a cabo un estudio subvencionado sobre el impacto de las vacunas…sobre lo buenas que son!,es el colmo de la hipocresía.

    Detrás está el Opus Dei…proyecto hombre (evangelisticos remar)y sindicatos como la UGT.Las sectas dirigen la sanidad valenciana.

  7. Las triadas son organizaciones de estudiantes judíos dentro de las universidades que utilizan letras griegas.En algunas Universidades norteamericanas las están prohibiendo,por relacionarse con el sionismo,en otras los miembros producen pornografía para recaudar fondos,para estas triadas ‘secretas’.

    En este hospital valenciano las camas están marcadas con la tríada OEZ omega épsilon zeta,por qué tienen una especia de colaboración con una universidad norteamericana.

Comments are closed.