Audiencia Provincial de Alicante

Dice el refrán que cuando el diablo no tiene nada que hacer mata moscas con el rabo. Si recuerdan, ahora el gobierno y la extrema izquierda que lo mantiene han decidido investigar los casos de abusos a menores cometidos dentro de la Iglesia. Nosotros siempre hemos dicho que una aberración como esa tiene que ser investigada siempre, comete quien cometa el delito. Pero ya saben que si el gobierno hiciera eso, muy probablemente tendrían mucho que callar con los famosos centros de acogida a menores.

Pues bien, tal y como informa el diario ‘Información‘, “la Fiscalía tiene registrados 930 casos de abusos a menores en la provincia de Alicante, ninguna en la Iglesia”. Añade, además, que “el Ministerio Público solo tiene constancia de una denuncia a un profesor de Religión en un instituto de Torrevieja y otro caso en Jávea que no llegó al juzgado”.

Esta es la principal conclusión del informe remitido este martes por el fiscal jefe de Alicante Jorge Rabasa tras una semana recopilando todos los casos abiertos desde el año 2018.

El recuento se está haciendo en las fiscalías de todas las provincias para la macroinvestigación que prepara el Ministerio Público por los casos de pederastia en el clero español.

Ya verán que poco tardan en hablar de otra cosa e intentar que nos olvidemos de esto. Mientras se ponen estupendos pretendiendo investigar esto, no permiten que se investiguen los cometidos por los colegas de partido. No tienen principios ni con este tipo de cosas. Son auténtica basura.

 

1 Comentario

  1. Los pedofilos andan a la caza de otros pedofilos, que limpien primero su casa que huele que apesta, las más traidores y delincuentes, andan a la caza de los demás, hay que joderse.

Comments are closed.