país

Decía Frederic Bastiat “El Estado es la gran ficción, en donde todo el mundo, trata de vivir a expensa del restola situación actual, nos está demostrando, que solo el ser muy corto de miras da lugar a que lo Público, haya llegado a alcanzar un volumen, ya casi imposible de mantener y que sigue creciendo.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

España es el país de mayor número de funcionarios y políticos en número de habitantes de toda la OCDE. La mayoría de estos funcionarios, están deseando que llegue el viernes o que llegue el verano para coger las vacaciones. En la sociedad actual, eso de que “una vez que somos funcionarios tenemos la vida resuelta” es un tópico más que aceptado. Es por ello, que para los que se levantan cada mañana a hacer un trabajo que no les gusta, la plandemia que estamos sufriendo, les ha venido como anillo al dedo. Seguro, que Aldous Haxley, nunca pudo imaginar, lo certera que ha llegado a ser, aquella frase suya, de mediados del pasado siglo ” la medicina ha progresado tanto, que ya hoy todos estamos enfermos”

Al parecer, al menos públicamente, nadie se da cuenta, nadie hace el más mínimo paralelismo, sobre que el nivel de vida del que gozamos, el nivel de desarrollo social que tenemos, el nivel de progreso que hemos conseguido, ha sido todo gracias a la economía, y que esta, se fundamenta en el trabajo. Quizas, sea por ello, la gente no quiere trabajar. Sólo la psicopatía generalizada, fundamento del adoctrinamiento que se lleva haciendo en nuestros colegios,  en nuestra universidad, y sobre todo en la televisión, hace que la gran mayoría de la sociedad española no alcancé a ver mucho más lejos de su ombligo.  Decía Frederic Bastiat “El Estado es la gran ficción, en donde todo el mundo, trata de vivir a expensa del resto” la situación actual, nos está demostrando, que solo el ser muy corto de miras, da lugar a que lo Público, haya llegado a alcanzar un volumen, ya casi imposible de mantener y lo peor, que sigue creciendo.

Tengo una amiga, ya era un poco hipocondriaca, pero con lo de la plandemia, ya lo es en grado sumo. Me mandó pasados días atrás unaudio de whatsapp, diciéndome que le había dado positivo el test para él Omicrón, en un tono, como si le hubiera tocado la bonoloto. Que tenía que quedarse en casa, es funcionaria, durante diez días. Me lo dijo conocedor ella, de lo que yo pienso sobre todo esto. De la misma manera le contesté en tono de broma, aunque por la reacción parece que no lo captó “yo también tengo un resfriado de los de siempre, pero no por eso voy a dejar de trabajar, ni voy a dejar de relacionarme con la gente. Ya habitualmente guardo distancia de seguridad, y por supuesto no me voy a confinar en mi casa” Inmediatamente me volvió a contestar con un enlace, a una noticia, sobre un matrimonio de más de 70 años, que habían fallecido en un hospital por covid y que eran, no vacunados. Mi contestación fue; Que ella y la gente como ella, aborregados en general, están encantados en tragarse noticias como esa, sin cuestionarlas y profundizar lo mas mínimo, además de decirle, que algo no cuadra, cuando a toda la gente que se muere en esa circunstancia y por ese “virus”, está prohibido hacerles autopsia.

Ella, asidua a la red social más conocida, la que hoy está ejerciendo, una extraordinaria censura para los que nos oponemos a la línea oficialista, no tardó en hacer un pequeño escrito, criticando en modo extremo,  todo lo que yo le expresé a tras mi contestación anterior, aunque sin nombrarme, acusandome de insolidario y de irrespetuoso con los demas. Escrito además, que todos los que lo compartieron, fue gente de la misma capacidad, y con las mismas necesidades de ser dirigidas y por supuesto, carentes del más mínimo sentido de responsabilidad, para poder ejercer la libertad.

Lo peor o quizas, lo mejor de todo esto, es que el adoctrinamiento ya existente, entre esta gente, incapaz de gestionar su propia libertad, es afortunadamente inversamente proporcional a la oposición que ejercen los no adoctrinados, que además no dejan de armarse de valor, para hacerse notar cada vez mas. Tras todo esto, me sentí obligado a cortar toda relación con esa persona.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anteriorEl Führer está loco de remate
Artículo siguienteTavistock hoy
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

6 Comentarios

  1. yA,pero al romper toda relación os convertís ambos en dos víctimas más del sistema que precisamente tiene por objetivo DIVIDIR,aislar,crear falsos enemigos.
    Recupera la relación y deja que las cosas fluyan y no importa la corriente.

  2. Brillante artículo, que comparto totalmente, de la a a la z.
    Se puede decir más alto, pero no más claro.

  3. La Política Agrícola Común (PAC) hace funcionarios a la mayoría de agricultores, ganaderos, pescadores, etc. Hoy, agricultores, ganaderos y pescadores que viven del sudor de su frente (y no del sudor de la frente de los demás) son especie en vías de extinción total.
    La minería existe como concesión pública hiper subvencionada desde siempre, luego empresarios de minas y mineros, son funcionarios en el más puro estricto sentido de la palabra.
    La industria (en especial la del automóvil, de la que penden miles de industrias auxiliares) está extremadamente subvencionada, lo que hace de los accionistas de esas industrias y sus empleados, funcionarios y burócratas semipúblicos. Entre las industrias de capital extranjero, y las multi subvencionadas, hoy vivimos en un infierno semisoviético industrial. Y ello sin tener en cuenta la industria armamentística, astilleros, construcción aeronáutica, ferrocarriles, etc.
    El sector de la construcción sencillamente es inviable sin multimillonarias subvenciones públicas y privilegios con las recalificaciones de terrenos (lacra de siglos, que no décadas, de corrupción satánica). Pocos sectores más corruptos y más inflados con la corrupción y los contratos públicos por 100 en subasta pública, acabando el pago en 500 con cargo al contribuyente (pobre por lo general) por cada obra concedida con mucha arbitrariedad política.
    El sector de la energía, combustibles y electricidad (generación, distribución, transporte y comercialización), están tan subvencionados que sin subvenciones públicas e infraestructuras públicas (construidas con los recursos de los pobres, pero beneficiando solo a los propietarios de esas industrias) volveríamos a las velas y los carros tirados por caballos en buena parte de España.
    El sector de las telecomunicaciones está también fuertemente privilegiado con subvenciones y contratos públicos. De hecho, sus infraestructuras son públicas en su mayor parte, para beneficio exclusivo de sus accionistas, que son muy bien retribuidos por lo público en sus dividendos.
    El sector financiero es el más privilegiado por el dinero público (recuérdese el escándalo financiero de la pasada crisis y la ciénaga corrupta en que convirtieron los políticos las cajas de ahorros) y por la monetización de la extremada irresponsabilidad política y burocrática despilfarradora sin límite alguno. Si no fuera por el dinero creado por el BCE, la mayoría de bancos privados ya habrían quebrado hace décadas. Sencillamente, el sector financiero es público plenamente, aunque sus beneficios sean privados.
    El sector servicios, mayoritariamente público y descomunalmente ineficiente, es funcionarial en un porcentaje aterrador, incluso en empresas privadas que no pueden subsistir sin subvenciones astronómicas, ERTES (eso que inicialmente deberían durar 3 meses solo), contratos públicos otorgados con una corrupción y sectarismo vomitivos, privilegios legales y fiscales, etc.
    Y la mayoría de autónomos, a los que no se les subvenciona nada, se ven forzados a cobrar precios de robo a sus indefensos clientes por obras, representación jurídica, consultas, etc. Hoy crece a ritmo escalofriante los casos de mecánicos, albañiles, electricistas, fontaneros, abogados, médicos privados, taxistas, peluqueros, psicólogos, psiquiatras, odontólogos, comerciantes, etc. que cobran sobreprecios y abusan de sus clientes para poder sobrevivir robando o para hacerse ricos con ello. Los escrúpulos morales están en vías de extinción total, como el “Ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Hoy vivimos el SOCIALISMO COMUNISTA incluso empresarial y accionarial. Hoy, esperemos que transitoriamente, manda satanás y su maldita estirpe.

  4. Y que todo sea ya uno?.

    Que todas las experiencias sean las mismas?.

    Que todos seamos iguales por fin, es un logro, no?.

    Lo que no consiguió la política, lo consiguió el político.

    Madre mía, da terror solo de pensarlo.

    Os.: Por cierto que, que consideremos al funcionariado una lacra más, no es culpa más que de ellos. Son en número vergonzoso y están para siempre, siempre ausentes, hasta que se les necesita, entonces ni son ni están y en su lugar un silencio atronador al otro lado del contestador se ríe de ti sin piedad.

    Corre la rata para abandonar el barco la primera, mientras tú te quedas achicando el agua.

    Luego vuelve la rata cuando el peligro ha pasado, funcionaria o interina, ambas cosa fina.
    Vuelven a sus puestos regalados, por otras desinfectados.
    Y vuelven igual que se fueron, como si nada hubiera pasado.

    Presente futuro y pasado, nada le afecta al funcionariado.

    Atajo mimados!!!!.

  5. En Asturias, por ejemplo, se da la paradoja de que, en relación a los empleados públicos, sus hijos trabajan yendo al colegio mientras sus padres se quedan en casa (¿teletrabajo?)…
    Cada vez son más y hacen menos.

Comments are closed.