enterradores

Hace unas semanas, estaba yo disfrutando de un soleado día otoñal, sentado en la terraza de un bar, cuando pasó por mi lado un conocido, al que no había visto en mucho tiempo:

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

-¿Qué tal estás? ¿Cómo te va el trabajo?- Me dijo sonriendo (No usaba máscara).

-Lo dejé- Le respondí -Pensé que el colmo de un trabajador debe ser que el fin del mundo le pille trabajando- Bromeé -¿Y a ti qué tal te va?-.

-¡Demasiado bien!- Fueron sus palabras -Mi jefe está ampliando el negocio. Nos hemos mudado a una nave enorme, en el polígono industrial, y la estamos llenando de neveras-

-¿Cómo puede alguien decir que le va “Demasiado bien”, con la que está cayendo?- Iba a espetarle, cuando caí, de repente, en el hecho de que su oficio es enterrador. ¡Me quedé mudo!

¿Qué sentido tiene que una funeraria de ámbito local, que suele tener el mismo número de “clientes” cada año (Muerto arriba, muerto abajo), acometa una inversión de tal magnitud? ¿A santo de qué? ¿No aplican los funerarios, igual que los aseguradores, la Ley de los Grandes Números? La única explicación posible (y no plausible) es que el jefe de mi amigo previera un aumento inusual de los óbitos. ¿Cómo podía prever eso? ¿Poder paranormal o información privilegiada? Obviamente, si el gobierno esperaba un incremento importante de fallecimientos, a causa de las inoculaciones, de alguna manera tenía que advertir a los enterradores, como así parece que ha hecho. ¿Para qué poner más neveras sino para poder escalonar los entierros?

Si los jueces quisieran averiguar la verdad de lo que está ocurriendo, no tendrían más que llamar a declarar a cualquiera que se dedique al negocio de las pompas fúnebres y preguntarle: ¿Por qué ha ampliado tanto sus instalaciones? ¿Cómo sabía usted que iba a aumentar su “clientela”? ¿Se lo dijeron en la Asociación de Funerarios? ¿Y a ellos quién se lo dijo? (De paso, podrían preguntar también ¿Cómo es que no se ha muerto usted, tras dos años manipulando cadáveres contagiados? ¡Y no me diga que los muertos no contagian porque, por algo se habrán prohibido las autopsias, digo yo!).

Si el poder judicial tuviera algún interés en averiguar lo que hay detrás del “pandemónium”, tardaría muy poco en averiguar que el poder ejecutivo y el legislativo nos vendieron, a todos, como cobayas para experimentos científicos. (Ejecutivo y legislativo son el mismo poder, como demuestra el inconstitucional y vergonzante mandato imperativo que consienten los parlamentarios). Pero claro, los jueces cobran del gobierno y sus sueldos también dependen de lo que van aflojando los que nos compraron (Las famosas “ayudas” que trae de Europa a cambio de implementar más y más “medidas”). Y es que, cuando se pone dinero de por medio, no hay separación de poderes que valga. ¿Acaso tú tienes más interés en saber la verdad que en cobrar tu nómina?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. La ola original también se preparó sugestionando y predisponiendo a la gente al terror. La mayoría de hecho arrastran la lesión, convertidos así en activistas y colaboracionistas cronificados y zombificados. Si se los sometiese a hipnosis regresiva se podrían reconstruir los prolegómenos del crimen.

    Del famoso vídeo del dueño de la empresa fúnebre británica, y de otros testimonios de sanitarios lúcidos, se desprende que muchos de ellos recibieron misteriosas visitas de misteriosos personajes sombríos preparándoles “para lo que venía”. No me digan que no es de maestros del terror psicológico.

    En fin, que personas lúcidas con buena memoria, facilidad de asociación de ideas y voluntad de de recopilar material podrían reconstruir la escena del crimen con casi todos sus elementos.

    Por otro lado, la “inversión” en cámaras no tiene por qué tener una finalidad sanitaria ni de despedida digna a los difuntos. Se lo leí a alguien, una de las razones por las que se produjeron imágenes como la de los ataúdes del Palacio de Hielo (exclusiva, cómo no, de el inMundo) fue que al obligar a incinerar cadáveres clasificados como radiactivos (más elementos de terror), cada entierro -multiplicados a base de ancianos asesinados- suponía muchas horas más que una inhumación normal. Los hornos dan lo que dan, y se produjo un atasco inevitable. De nuevo, una estrategia que benefició doblemente al Agresor: sin autopsias y con estampa fúnebre.

    Así que las neveritas puede que tengan la finalidad de regular con una de sus “curvas” viciosas la salida de difuntos para volver a formar un cuello de botella con cualquier excusa y volver a poner a los terroristas mediáticos a hablar de desbordamientos de fiambres, con el sars-cov-3 o el puto nombre que le pongan a su próximo ataque “biológico”.

  2. Todo lo anterior al margen de que sin duda la mortalidad va a crecer de forma progresiva e imparable.

    Pero piénsenlo: unos seres que han demostrado un desprecio insuperable por nuestras vidas y nuestra dignidad, no favorecen una logística funeraria ni por motivos sanitarios ni éticos (si mezclaron con desidia a los 62 del Yak-42, no me quiero ni imaginar lo que han hecho con las cenizas de los de abril de 2020).
    Si de ellos depende, y llegará el día, cargarán camiones de basura con los despojos de “comedores inútiles” y nos llevarán a plantas de biomasa.

  3. Al principio querían “fabricar” más muertos, para aterrorizar al personal. Ahora quieren que pasen desapercibidos los muertos de las vacunas (Y no sería bueno, a tal fin, que las funerarias colapsen). Así lo veo yo.

    • Sólo los “conspiranoicos” y “negacionistas” andan mirando curvas con sustancia, y no la basura propagandística amañada de los gobiernos, los activistas y los medios. Sólo los primeros que he nombrado son conscientes de la cantidad de gente que está muriendo anormalmente en los últimos meses. Por la multitud de factores que “egoístas, insolidarios y anticiencia” como esta humilde oca predijimos desde que amagaron con hacernos un bloqueo a lo Wuhan.

      Con los muertos hacen lo que quieren: los ocultan, los exhiben carroñeramente (y sin profundizar en las verdaderas causas) como el inMundo, los reetiquetan, los liberan poco a poco en registros civiles y MoMo, o de sopetón para aterrorizar…. hacen lo que quieren. Lo que les da la gana, tienen el control casi absoluto. Al final llegamos a la conclusión de siempre: el problema número uno es la Mentira y los encargados de rociarla sobre el ingenuo rebaño. Y la solución a esto es realmente sencilla. Zafia, pero sencilla.

  4. Buenos días Oca. Sólo apuntar , ese contrato con empresas de inteligencia artificial, para gestionar todo lo que has expuesto. Que haya visto, por ahora, tanto el gobierno de G.B. como el de aquí, han licitado lo mismo. Si cómo nos olemos desde hace tiempo y a las pruebas nos podemos remitir, aquí va a colapsar el sistema, por ese aumento que, presumiblemente o no tanto, se va a ir fraguando con motivo de las kakunas y la probable negativa a realizar autopsias, por no dar a basto y para mantener el encubrimiento de los motivos, el histerismo y la manipulación creará un pánico apocalíptico que sólo pocos lo podrán asumir. Si a ésto, añadimos lo que en varias ocasiones he comentado y que pudiera ser, la información de que todos los kakunados, corren peligro de muerte por fallos inesperados en la composición de los viales, esto puede estallar y hacer ¡¡¡Pum!! y no haría falta ni el cambio climático (dificil de sostener por intereses varios) ni el meteorito ni extraterrestres ni ná de ná, La autodestrucción estaría servida.

    • Hola.
      Sí, cuento justo con ese escenario. De hecho creo que es el plan inicial, sobre el que van aplicando pequeñas correcciones.
      El problema sigue siendo el mismo, los medios de manipulación, que siguen engañando a la gente a la carta, y llamarán virus y variantes a todos los estropicios, o lo que sea que les pidan sus amos. Por eso el plan sigue en marcha sin apenas obstáculos.

      Si queda algún ingenuo que crea que tocarán fondo y se arrepentirán, le recuerdo que hablamos de gente que hizo titulares covifílicos con un niño pequeño ahogado, o que ahora está “normalizando” infartos en jóvenes, mientras sigue forzando la “vacunación” obligatoria del 100% (de la plebe). Son asesinos, literalmente.
      A esos sólo se los para de una forma.

Comments are closed.