Esto no tiene ni pies ni cabeza. Llevas diciéndotelo desde marzo de 2020. Contradicciones. Informaciones absurdas. Informes científicos que nadie ve. Medidas restrictivas que no funcionan y se vuelven a imponer a sabiendas de que no funcionan. Prohibición de autopsias, de investigaciones independientes, de tratamientos que se demuestran eficaces. Autoritarismo. Abuso. Histeria social. Censura. Sacrificamos nuestros empleos, costumbres, libertades fundamentales, a cambio de nada, excepto miseria y estupefacción. División en las familias. Tristeza. Indignidad. Propaganda. Coacción. Palabrejos ridículos impuestos en un vocabulario cotidiano cada vez más pobre y reducido: “primera ola”, “segunda ola”, “distancia social”, “asintomático”, “test de antígenos”, “negacionistas”, “pauta completa”, “ómicron”… Un insulto a la inteligencia del ciudadano tratado como niño tonto, por parte de políticos, médicos, periodistas. Un órdago a la Verdad y a la Vida; y nadie parece entender nada.

Quizá algunos prefieran la cómoda ignorancia a tener que encarar la verdad; no creo que quien lea este texto sea de aquellos. La verdad resumida es que estamos siendo engañados hasta los límites de nuestra propia vida. ¿Toda la población? Pues sí, casi toda, al igual modo que casi toda la población mundial fue engañada en 1914 con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, o en 1939 lo fue con la invasión de Polonia. De forma casi constante en la Historia, se presenta una dialéctica falaz a la humanidad para que se mate entre ella periódicamente sin rechistar, se inmole obediente y mansa por motivos religiosos, ideológicos, raciales… o, como hoy en día, motivos higiénicos. Digo bien, “motivos higiénicos”, pues si en la anterior contienda mundial fue la higiene racial, en esta ocasión se trata de una higiene de coartada sanitaria. Por eso la medicina no pasa de ser el sofisma de este fraude, así como la eugenesia lo fue de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Por eso seguimos sin entender qué está ocurriendo: seguimos pensando en virología, médicos, contagios, vacunas y autoridades sanitarias, cuando se trata de biotecnología, ingenieros, armas electromagnéticas, neuro-ciencia e inteligencia militar. Pues toda revolución tecnológica que sirve de transición civilizatoria pertenece, en su origen y desarrollo, al ámbito militar. ¿Al lector todo esto le suena a ciencia-ficción? Pues ciencia-ficción también era la bomba atómica en 1942, y en esa misma situación estamos en 2022, con una salvedad: esta revolución supone ser muchísimo más impactante y traumática que la atómica. ¿Y qué revolución es esa? El tránsito tecnológico del silicio al carbono; o en otras palabras, la revolución que transforma a la informática en biocompatible; o en otras palabras, la que permite integrar aplicaciones tecnológicas a la biología humana; o en otras palabras, la fusión entre computador y cerebro, entre internet y sistema nervioso, entre máquina y humano. En otra palabra definitiva, el transhumanismo. ¿Qué es eso? El proceso de aniquilación de la humanidad tal y como la concebimos, en unos pocos años. Unos dicen 2045. Otros, en 2030 tras su agenda homónima. Yo creo que será antes. 

Algunos reclamarán: “¡Pero eso resultan solo especulaciones abstractas!”, “Eso no pasa de ser una teoría”, “¿Dónde están las evidencias?”. Pues posiblemente tengas la evidencia concreta y práctica dentro de tu organismo. A finales del pasado mes de diciembre, el investigador español Ricardo Delgado observó y fotografió en la muestra de un vial de vacuna covid de Pfizer al microscopio, lo que días después el investigador Mick Andersen identificó como “patrones de autoensamblaje” para la construcción de objetos y dispositivos micro/nano electrónicos en una nano-red intracorporal de comunicaciones, en su blog   corona2inspect.blogspot.com . Tanto Delgado como Andersen investigan dentro del contexto de los descubrimientos arrojados por los informes analíticos del Dr. Pablo Campra Madrid, en los que se concluye que en la amplia mayoría de las vacunas covid existen materiales nano y microtecnológicos ajenos a cualquier tipo de vacuna. Las observaciones de Ricardo Delgado y las interpretaciones de Mick Andersen a la luz de la literatura científica en la materia, hacen pensar en la mal llamada vacuna covid como vía de introducción de la infraestructura biotecnológica necesaria para un nuevo paradigma de sometimiento de la humanidad, tanto en su cualidad (neurocontrol) como en su cantidad (control demografico). Lo que se ve al microscopio no es biología molecular sino ingeniería de telecomunicaciones, no son proteínas de virus sino un proceso de autoensamblaje microinformático basado en crecimiento epitaxial, no es una vacuna sino un arma de tecnología casi secreta. Casi tan secreta como lo fue el Proyecto Manhattan en 1942, hasta que en 1945 se inauguró la bomba atómica que sellara aquel orden mundial, hoy caduco. 

¿Sigues diciendo que esto no tiene pies ni cabeza? Cabezas tiene, como la Hidra. Y cuanto más intentemos desentrañar este galimatías pretendiendo cortar alguna cabeza de este policéfalo, menos entenderemos qué está ocurriendo. Quemar el cuello de la Hidra de Lerna, en este caso, supone asumir que nada de esto tiene que ver con un virus ni con su presunta vacuna, tampoco con sus variantes o la eficacia inmunológica. Para decapitar al monstruo con la espada del conocimiento es necesario reconocer primero haber sido engañado hasta un extremo al que el orgullo de un docto en lo que sea, va a impedir alcanzar. Cuantos más títulos universitarios, más doloroso va a ser abrir los ojos; cuanto más creamos saber, más vamos a hacer el ridículo. Es necesario una humildad y una fortaleza hercúlea para admitir que somos gilipollas hasta el punto al que se ha llegado. No se trata de medicina sino de bioinformática; no se trata de inmunología sino de hardware intracorporal. No es una pandemia; es la revolución transhumanista implementada a traición, a tus espaldas, sin tu consentimiento. ¿Jode aceptarlo? Pues en breve comprobarás hasta qué punto; digerir esta información hará sacudirte y revolcarte sobre tus propias heces. Algunos reaccionarán con violencia si tienen alguna dosis nanotecnológica dentro del cuerpo. Otros lo harán burlándose; otros, con cinismo, insistirán en la negación; otros lo justificarán con su propia supervivencia; otros se mantendrán callados… Cada uno hará lo que pueda para soportar esto que está ocurriendo… pero es insoportable.

Hace catorce años, en 2008, en el capítulo XIV de La Danza Final de Kali, en Gestación del nuevo hombre: la tecnología transhumanista, escribo lo siguiente:  La fusión cerebro-hardware supondrá el éxito de la cibernética desde una doble perspectiva: hombres con componentes informáticos en su estructura biológica, y computadoras con “consciencia” y “personalidad” al modo humano que define la psicología moderna. Así, la neurociencia, la biotecnología, la biónica darían pie -en efecto- a una nueva forma de vida, que plantearía problemas inéditos hasta ese momento. (…) Esta desfachatez permite que estas cuestiones no trasciendan públicamente, y de hacerse públicas, es por medio de una abyecta divulgación científica apoyada en un massmedia propagandístico que se vanagloria de los “adelantos de la ciencia” y de las “maravillas tecnológicas”. Mientras el hombre moderno se queda con la boca abierta leyendo revistas de divulgación científica, viendo documentales de TV por cable, comentando videos científicos en Youtube, nadie se atreve a decirle lo que están haciendo con él sin su consentimiento. Nosotros tenemos valor para decírselo: están haciendo una cosa nueva que finaliza la función del ser humano. ¿Cuál es la materia prima para fabricar esa cosa? Tú.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

12 Comentarios

  1. Lo único que hemos aprendido es que el mundo funciona a través de sobornos,y que las grandes fortunas usan el dinero para sobornar a quien sea,y quien no es lo suficientemente débil como para renunciar a un millón de euros por ejemplo,a cambio de una firma,de ocultar algo,o guardar silencio?.
    Se trata de una red de amaños y corrupciones,por qué Epstein o Gates o Soros no están en la cárcel?,debemos de creer que han ejecutado a los Bush?,da lo mismo, otros les reemplazan,por qué el dinero es el mismo,solo cambia de manos,eso sí cantidades industriales de dinero.Y los que no reciben sobornos…se dedican a exprimir las vacas de los Estados,véanse los periodistas o miles de funcionarios…como dirían los catalanes ‘tot per la pela’.

  2. Lo único que hemos aprendido es que el mundo funciona a través de sobornos,y que las grandes fortunas usan el dinero para sobornar a quien sea,y quien no es lo suficientemente débil como para renunciar a un millón de euros por ejemplo,a cambio de una firma,de ocultar algo,o guardar silencio?.
    Se trata de una red de amaños y corrupciones,por qué Epstein o Gates o Soros no están en la cárcel?,debemos de creer que han ejecutado a los Bush?,da lo mismo, otros les reemplazan,por qué el dinero es el mismo,solo cambia de manos,eso sí cantidades industriales de dinero.Y los que no reciben sobornos…se dedican a exprimir las vacas de los Estados,véanse los periodistas o miles de funcionarios…como dirían los catalanes ‘tot per la pela’.

    Hoy los nuevos imperialistas son los jazaros sionistas:Rockefeller,Rostchchilds,la familia Real británica incluso parte del Vaticano,en total 13 familias,mañana…serán otros y el mundo nunca deja de girar.

  3. Lo mismo digo, excelente artículo, más claro que una ducha de agua fría.

    La verdad es que hacer un comentario que aporte algo resulta difícil, el artículo es un perfecto resumen de una realidad que se aventura llena de posibilidades peligrosas para el ser humano.

    Lo que está sucediendo desde hace tiempo puede ser cualquier cosa menos una epidemia, y menos aún una pandemia, a no ser que la pandemia sea de histeria colectiva, hipocondría, Cagonitis Nadaliana, Gusanitis Marujenda o Uvatitis Picarona.

    Llevo más de treinta años redactando patentes para conocidos gratuitamente, lo que comenzó como un favor de juventud a un amigo con buenas ideas se convirtió en una cadena interminable de favores hasta hace unos días que redacté la última.

    Solo necesito que el inventor, sea la que sea su especialidad o el grado de complejidad de la nueva patente me explique una sola vez superficialmente para poderle formular todas las preguntas necesarias para redactar la novedad a patentar con el vocabulario preciso.

    Todas eso que puede sonar tan novedoso lleva años experimentado y patentado, por lo que me resultó bastante fácil atar cabos desde la primera imagen de Wuhan. Todas las patentes relacionadas conducían al mismo lugar, la tela de araña tramada con ayuda de fundaciones, universidades, ONG’s, Organismos Internacionales, etc, se llamaba 20-30. Una tela de araña perfectamente tramada donde la mosca eres tú.

    Yo lo llamo el Totalitarismo Autista, ya que a pesar de estar diseñado por personas con gran capacidad su mecanismo cognitivo es bastante fácil de desentrañar al funcionar solo en una dirección.

    Toda la ciencia humana es un subproducto ínfimo comparado con la capacidad humana. Intentar mejorar al hombre con un subproducto humano como la ciencia solo se le puede ocurrir a un perfecto imbécil por mucho que se llame Bill Gates, Rafael Yuste o Elon Musk, en resumidas cuentas estos tres idiotas lo que pretenden es que vayamos pegados con el transistor a la oreja como el loco del pueblo escuchando Carrusel un domingo por la tarde, A eso es a lo que han llegado. No le deis más vueltas. Aunque no quita para que consigan un bien número de esquizofrénicos, paranoicos y loquitos variados de toda índole a los que haya que hartar de maría gratis para que su cerebros se mantengan relajados hasta la combustión espontánea.

    Aquí no cabe un tonto mas y solo a u gilipollas de esta índole novedosa de científicos se le ocurriría meterse una lavadora en el cerebro. Hay que ser gilipollas.

    Como yo soy una persona creativa y me puedo permitir el lujo de imaginar todo tipo de artilugios, posibilidades e intenciones de estos verdaderos hijos de puta a los que hay que parar los pies o dejarlos caer por el barranco de la soberbia, supongo que lo que pretenden es que el fin último sea alimentar con gusanos a los hombres y utilizar su cerebro como un sistema de miles de millones de ordenadores conectados a un gran ordenador cuántico que enviará a cada uno de vosotros una tarea a procesar, a mi no, que no me voy a dejar, mi cerebro es autónomo y no tiene wifi ni bluetooth, tiene telepatía y además es capaz de bilocarse. Anda que le quedan miles de años por delante a la ciencia para poder estar en tres sitios a la vez y no ser santo.

    Hay que reconocer que estos hijos de puta lo que tienen es pasta, pero sentido del humor, la máxima expresión cuántica del universo, no tienen ninguna.

    Alguien dijo una vez que la Biblia carecía de sentido del humor, yo creo que estaba equivocado, lo que nos vamos a reír cuando venga el Apocalipsis, que ya está aquí.

    Valientes hijos de la gran puta, la que han liado.

  4. La primera bomba atómica que lanzaron para poder implementar la cuarta revolución industrial de los margaritos tecnológicos fueron la leyes de género, romper el átomo masculino-femenino era una condición indispensable para poder convertir a los humanos en entes unicelulares conectados a la nube. Si antes de esto no hubieran roto la unidad masculino-femenino nada de esto hubiera sido posible, menos aún inyectar un experimento – el que sea – génico, híbrido, transhumano, batería andante alimentada por gusanos o procesador híbrido de control remoto a ningún niño.

  5. Grafeno da igual que no te dejes ,esta basura te perseguira donde vallas y si no te enviaran al ejercito o guardia civil a tu casa,al final o paramos esto ya o no se escapara nadie

  6. Yo lo tengo claro y eso me hace libre, el que me vacune muere. Cuando uno lo tiene tan claro como yo todas lo demás son tonterías para niños miedosos.

    Las teorías conspirativas también son peligrosas si las mentes no están preparadas para discernir realidad de ficción. Una cosa es la imaginación y otra las paranoias.

    De momento la única realidad es la siguiente:

    Se han inventando una pandemia.

    Con esa excusa están quebrando negocios, expoliado riqueza e imponiendo restricciones totalitarias.

    El pueblo recibe amenazas, agresiones y chantaje de sus gobiernos.

    La gente acepta la amenaza y el chantaje al no ser humanos y haber perdido la dignidad, pueden hacer de Lleida lo que quieran, ya son esclavos.

    Yo, antes muerto que vacunado. El que vacune muere y después, si eso, muero yo. Se admiten apuestas.

  7. “Desde principio de 2020 Facebook, me ha censurado por días en sucesivas oportunidades no obstante publicar, el suscripto, consideraciones sobre reales situaciones”
    a) {Esto no tiene ni pies ni cabeza. Llevas diciéndotelo desde marzo de 2020. Contradicciones. Informaciones absurdas. Informes científicos que nadie ve. Medidas restrictivas que no funcionan y se vuelven a imponer a sabiendas de que no funcionan. Prohibición de autopsias, de investigaciones independientes, de tratamientos que se demuestran eficaces. Autoritarismo. Abuso. Histeria social. Censura. Sacrificamos nuestros empleos, costumbres, libertades fundamentales, a cambio de nada, excepto miseria y estupefacción. División en las familias. Tristeza. Indignidad. Propaganda. Coacción. Palabrejos ridículos impuestos en un vocabulario cotidiano cada vez más pobre y reducido: “primera ola”, “segunda ola”, “distancia social”, “asintomático”, “test de antígenos”, “negacionistas”, “pauta completa”, “ómicron”… Un insulto a la inteligencia del ciudadano tratado como niño tonto, por parte de políticos, médicos, periodistas. Un órdago a la Verdad y a la Vida; y nadie parece entender nada.} Ibn Asad
    Pues, a partir de marzo de 2020, el paranoico y psicótico Nuevo Orden Mundial impuso, independientemente de su finalidad, un condicionamiento y manipulación que no conoce antecedente en la milenaria civilización al tener control y poder totalmente mundial. Mediante la indiscutible posición científica basada en la cultura y educación desarrollada a partir del Siglo XX, el narcisismo paranoico y psicótico del Nuevo Orden Mundial —– no sublimado del simio evolucionado —– les permite determinar en este campo de concentración planetario, el determinismo y carácter de un cerrado orden que conocemos en una institución psiquiátrica con sus pacientes. obuscaya
    b) {Quizá algunos prefieran la cómoda ignorancia a tener que encarar la verdad; no creo que quien lea este texto sea de aquellos. La verdad resumida es que estamos siendo engañados hasta los límites de nuestra propia vida. ¿Toda la población? Pues sí, casi toda, al igual modo que casi toda la población mundial fue engañada en 1914 con el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, o en 1939 lo fue con la invasión de Polonia. De forma casi constante en la Historia, se presenta una dialéctica falaz a la humanidad para que se mate entre ella periódicamente sin rechistar, se inmole obediente y mansa por motivos religiosos, ideológicos, raciales… o, como hoy en día, motivos higiénicos. Digo bien, “motivos higiénicos”, pues si en la anterior contienda mundial fue la higiene racial, en esta ocasión se trata de una higiene de coartada sanitaria. Por eso la medicina no pasa de ser el sofisma de este fraude, así como la eugenesia lo fue de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Por eso seguimos sin entender qué está ocurriendo: seguimos pensando en virología, médicos, contagios, vacunas y autoridades sanitarias, cuando se trata de biotecnología, ingenieros, armas electromagnéticas, neuro-ciencia e inteligencia militar. Pues toda revolución tecnológica que sirve de transición civilizatoria pertenece, en su origen y desarrollo, al ámbito militar. ¿Al lector todo esto le suena a ciencia-ficción? Pues ciencia-ficción también era la bomba atómica en 1942, y en esa misma situación estamos en 2022, con una salvedad: esta revolución supone ser muchísimo más impactante y traumática que la atómica. ¿Y qué revolución es esa? El tránsito tecnológico del silicio al carbono; o en otras palabras, la revolución que transforma a la informática en biocompatible; o en otras palabras, la que permite integrar aplicaciones tecnológicas a la biología humana; o en otras palabras, la fusión entre computador y cerebro, entre internet y sistema nervioso, entre máquina y humano. En otra palabra definitiva, el transhumanismo. ¿Qué es eso? El proceso de aniquilación de la humanidad tal y como la concebimos, en unos pocos años. Unos dicen 2045. Otros, en 2030 tras su agenda homónima. Yo creo que será antes.} Ibn Asad
    Pues, lo “exitoso” del genocidio del Siglo XXI está, en el progresivo condicionamiento mediático sobre la totalidad de la población, en el campo de exterminio planetario; El condicionamiento posee similar periodo de 1940/1942 en que nadie ya, ignoraba ser meros objetos experimentales y posteriormente exterminados por la corporación médica a cargo de la SS. Hoy, periodo 2020/2022. Está programado, diagramado y secuenciado:
    a) 2020 confinamiento, destrucción total económica, cultural, educación, familiar, terror, miedo a la muerte.
    b) 2021 en sus primeros meses el Dios de la industria de la Salud “ofrece” inyectables experimentales en sus diversas variantes farmacológicas, “surgiendo” las cepas previamente diseñadas y hoy, la obligación es irreversible en ser mero objeto del experimento globalizado.
    c) 2022 se activa con la corporación medica el operativo sobre las personas en el campo de concentración planetario, en una fase idéntica a 1940 a 1942 con el mando de la SS.
    Periodo 1) Siglo XX 1940/1942.
    Periodo 2) Siglo XXI 2020/2022.
    CLARÍSIMO.
    En este orden mundial de institución psiquiátrica con sus “creados pacientes”, los elementos informáticos en todo orden y categoría nos exponen como participantes a la población mundial total, en estos días de enero de 2022, con toda la troupe de la corporación médica asesorando sobre los auto test de manera ininterrumpida agobiando con la operatoria de los hisopos, tubitos, etc., en el real rol de trabajadores y “pacientes” de hospitales psiquiátricos invisibilizados, pues el mundo planetario es hoy un espacio cerrado con cuarentena obligatoria, cortadas la mayoría de las actividades, las visitas, la comunicación con familiares, etc. obuscaya
    c) {Algunos reclamarán: “¡Pero eso resultan solo especulaciones abstractas!”, “Eso no pasa de ser una teoría”, “¿Dónde están las evidencias?”. Pues posiblemente tengas la evidencia concreta y práctica dentro de tu organismo. A finales del pasado mes de diciembre, el investigador español Ricardo Delgado observó y fotografió en la muestra de un vial de vacuna covid de Pfizer al microscopio, lo que días después el investigador Mick Andersen identificó como “patrones de autoensamblaje” para la construcción de objetos y dispositivos micro/nano electrónicos en una nano-red intracorporal de comunicaciones, en su blog corona2inspect.blogspot.com . Tanto Delgado como Andersen investigan dentro del contexto de los descubrimientos arrojados por los informes analíticos del Dr. Pablo Campra Madrid, en los que se concluye que en la amplia mayoría de las vacunas covid existen materiales nano y microtecnológicos ajenos a cualquier tipo de vacuna. Las observaciones de Ricardo Delgado y las interpretaciones de Mick Andersen a la luz de la literatura científica en la materia, hacen pensar en la mal llamada vacuna covid como vía de introducción de la infraestructura biotecnológica necesaria para un nuevo paradigma de sometimiento de la humanidad, tanto en su cualidad (neurocontrol) como en su cantidad (control demografico). Lo que se ve al microscopio no es biología molecular sino ingeniería de telecomunicaciones, no son proteínas de virus sino un proceso de autoensamblaje microinformático basado en crecimiento epitaxial, no es una vacuna sino un arma de tecnología casi secreta. Casi tan secreta como lo fue el Proyecto Manhattan en 1942, hasta que en 1945 se inauguró la bomba atómica que sellara aquel orden mundial, hoy caduco.} Ibn Asad
    Pues, a partir de marzo 2020 el Estado paranoico y psicótico del Nuevo Orden Mundial es ahora una universalidad formal sólida como ley ya dada; Ante nuestro examen lo impuesto por el Estado del Nuevo Orden Mundial es un contenido arbitrario, es, por tanto, la temeridad tiránica que convierte la arbitrariedad en ley y la eticidad a ésta, en la imposición legal de ser inyectados experimentalmente, como el “deber ser así impuesto”; Una obediencia al servicio de un Señor cuyas órdenes son una arbitrariedad y en la que no nos reconocemos, pero debemos creer en ello; No se trata de que creamos en ello, pues si la fe puede intuir la “esencia”, es una esencia extraña para el razonamiento. obuscaya
    d) {¿Sigues diciendo que esto no tiene pies ni cabeza? Cabezas tiene, como la Hidra. Y cuanto más intentemos desentrañar este galimatías pretendiendo cortar alguna cabeza de este policéfalo, menos entenderemos qué está ocurriendo. Quemar el cuello de la Hidra de Lerna, en este caso, supone asumir que nada de esto tiene que ver con un virus ni con su presunta vacuna, tampoco con sus variantes o la eficacia inmunológica. Para decapitar al monstruo con la espada del conocimiento es necesario reconocer primero haber sido engañado hasta un extremo al que el orgullo de un docto en lo que sea, va a impedir alcanzar. Cuantos más títulos universitarios, más doloroso va a ser abrir los ojos; cuanto más creamos saber, más vamos a hacer el ridículo. Es necesario una humildad y una fortaleza hercúlea para admitir que somos gilipollas hasta el punto al que se ha llegado. No se trata de medicina sino de bioinformática; no se trata de inmunología sino de hardware intracorporal. No es una pandemia; es la revolución transhumanista implementada a traición, a tus espaldas, sin tu consentimiento. ¿Jode aceptarlo? Pues en breve comprobarás hasta qué punto; digerir esta información hará sacudirte y revolcarte sobre tus propias heces. Algunos reaccionarán con violencia si tienen alguna dosis nanotecnológica dentro del cuerpo. Otros lo harán burlándose; otros, con cinismo, insistirán en la negación; otros lo justificarán con su propia supervivencia; otros se mantendrán callados… Cada uno hará lo que pueda para soportar esto que está ocurriendo… pero es insoportable.} Ibn Asad
    Pues, el condicionamiento de la paranoica y psicótica industria de la Salud a través de la materia farmacología, anuló el obrar en la carrera de medicina, incitando a desparecer lo conceptual como realidad anulando la honradez científica; Un obrar en la corporación médica, totalmente inesencial en lo que debió ser su función.
    Sintetizando:
    Lo conceptual como contenido necesario forman la conciencia como momentos para desaparecer y cada uno de ellos deja sitio al otro; Deben, por tanto, hallarse presentes en la determinabilidad, como momentos superados; Pero así son lados de la conciencia misma; Pero al mismo tiempo, se refleja y los mueve alternativamente, pues tiene que hacer tanto el uno como del otro algo esencial para sí y para los demás; Pero la corporación médica carece absolutamente de la impronta conceptual, siendo unos meros repetidores del libreto impuesto por la industria de la Salud, convertidos en peligrosos monos con navajas. obuscaya
    e) {Hace catorce años, en 2008, en el capítulo XIV de La Danza Final de Kali, en Gestación del nuevo hombre: la tecnología transhumanista, escribo lo siguiente: La fusión cerebro-hardware supondrá el éxito de la cibernética desde una doble perspectiva: hombres con componentes informáticos en su estructura biológica, y computadoras con “consciencia” y “personalidad” al modo humano que define la psicología moderna. Así, la neurociencia, la biotecnología, la biónica darían pie -en efecto- a una nueva forma de vida, que plantearía problemas inéditos hasta ese momento. (…) Esta desfachatez permite que estas cuestiones no trasciendan públicamente, y de hacerse públicas, es por medio de una abyecta divulgación científica apoyada en un massmedia propagandístico que se vanagloria de los “adelantos de la ciencia” y de las “maravillas tecnológicas”. Mientras el hombre moderno se queda con la boca abierta leyendo revistas de divulgación científica, viendo documentales de TV por cable, comentando videos científicos en Youtube, nadie se atreve a decirle lo que están haciendo con él sin su consentimiento. Nosotros tenemos valor para decírselo: están haciendo una cosa nueva que finaliza la función del ser humano. ¿Cuál es la materia prima para fabricar esa cosa? Tú.} Ibn Asad
    Pues, precisamente esta identidad psiquiátrica de paranoia y psicosis entre el Nuevo Orden Mundial, y la misma población global total, “juegan” dentro de un gran riesgo, con menos espacios para aislarse casos de contagio, manifestando una alteración psicológica aguda de ansiedad, pánico, depresión, trastornos de adaptación, implicando riesgo de daño personal o interpersonal agresión, suicidio, homicidio; Una población mundial que evidencia un comportamiento profundamente desorganizado psicótico y delirante como el Nuevo Orden Mundial; El planeta en su totalidad es una enorme institución psiquiátrica “Omicronada”, donde el propio paranoico y psicótico Nuevo Orden Mundial, está incluido como componente en la clasificación de los primates que subsume a los humanos.; Es decir el carácter paranoico y psicótico del Nuevo Orden Mundial está absolutamente interrelacionado con sus propios “creados pacientes” en una acción mutua, pues habitan el mismo “ecosistema” en la totalidad del planeta que nos deja ante el hecho que, tanto, el Nuevo Orden Mundial y la población total global como sus “creados pacientes” se ajustan atrapados y abrazados mutuamente en un destino común, al idéntico carácter paranoico y psicótico de su propia destrucción. obuscaya

    Quienes se adjudican representar el psicoanálisis en el orden mundial y local, debieron evaluar, precisamente, el proceso iniciado al comienzo del año 2020 en el programa del poder global sobre la masa planetaria en el Siglo XXI.
    Hoy, ya es tarde.
    Aspectos esenciales e inéditos del Siglo XXI *La mundial analogía virósica, **Ciencia especial cuya realización esta desplazada en el futuro
    Osvaldo V. Buscaya (OBya)
    Psicoanalítico (Freud)
    6 de enero de 2022
    Buenos Aires
    Argentina

  8. ¿Y qué podemos hacer? todo esto es terrible.

    ¿Alguien sabe si este descubrimiento se está denunciando? Yo me imagino que esta microtecnología no puede ser que solo la encontremos en España.

    Una vez descubierta esta tecnología tendría que haber decenas de personas en todo el mundo que confirmen las evidencias.

    Si solo tenemos un par de personas que han hecho este descubrimiento, no creo que llegue muy lejos. Seguro que mucha gente se convencería si esto transciende con nuevas evidencias de otras personas.

  9. I believe there have been scientists from at least 4 or 5 other countries that have confirmed this.

  10. Bom dia a todos

    Aos editores,

    Peço que revisem o texto pois há frases que se repetem 3 a 4 vezes…!!
    Isso pega mal pra um artigo desse nível, e o que era pra ser esclarecedor acaba sendo irritante e dá vontade de de ler outra coisa….
    Corrijam, por favor, pois o assunto é de suma importância…
    Tendo corrigido, podem deletar esse meu texto tranquilamente….
    Sou brasileiro
    Força
    Tchau

  11. Buenos días a todos

    A los Editores,

    Les pido que revisen el texto porque hay frases que se repiten de 3 a 4 veces…!!
    Esto es malo para un artículo de este nivel, y lo que se suponía esclarecedor resulta irritante y me dan ganas de leer otra cosa….
    Por favor, corrija, ya que este es un tema muy importante…
    Después de que lo corrijas, puedes borrar este texto que escribí, tranquilamente….
    Soy brasileño
    Fuerza
    Adiós

Comments are closed.