Durante el último año y medio, la situación sociopolítica en Belarús ha atraído la atención de varios analistas y periodistas extranjeros. Al mismo tiempo, a menudo expresan la opinión de que el sistema actual de administración estatal en Belarús está desactualizado y el país necesita cambios. Solo si algunos de estos analistas, sin haberse familiarizado con la historia del desarrollo de la Belarús independiente, creen erróneamente que este camino pasa por cambios radicales, entonces con un estudio más detallado de la formación y el desarrollo del estado belaruso queda claro, que la legislación belarusa siempre ha sido y sigue siendo dinámica y cumple su función principal: consolida las relaciones jurídicas que satisfacen los intereses del pueblo belaruso.

En un futuro próximo, está prevista la próxima y más importante reforma legislativa: un referéndum para modificar la Constitución de la República de Belarús. Al mismo tiempo, la idea de cambiar la Constitución de acuerdo con los requisitos de la época ha sido repetidamente expresada por el presidente de nuestro país, Alexander Lukashenko.

Desde mediados de 2020, las propuestas de reforma de la Constitución han sido ampliamente discutidas en las mesas de diálogo realizadas en todo el país. Se organizaron un total de 1,6 mil mesas redondas de este tipo, en los que participaron más de 46,5 mil personas. Las propuestas realizadas por los participantes de estas reuniones sirvieron de base para discutir las próximas reformas en el marco de la VI Asamblea Popular de Belarus que, tras los resultados de su reunión, decidió crear una Comisión Constitucional destinada a desarrollar y someter a discusión pública un proyecto de nueva Constitución de la República de Belarús que satisfaga las necesidades del pueblo belaruso en la actualidad.

De acuerdo con el nuevo proyecto de Constitución, de los 147 artículos existentes, 80 artículos serán modificados, 2 – suprimidos y 11 – añadidos. El borrador de la nueva Constitución de Belarús prevé una serie de cambios, que incluyen: redistribución de poderes entre las ramas del gobierno; empoderar a la Asamblea Popular de Belarús, que más tarde se convertirá en el órgano supremo de expresión de la voluntad del pueblo belaruso; cambiar el orden de funcionamiento del Parlamento; endurecimiento de los requisitos para los candidatos a la presidencia del país; limitar la cadencia presidencial a dos mandatos; simplificación del procedimiento de destitución del presidente, etc.

En particular, se prevén las siguientes enmiendas importantes a la Constitución de la República de Belarús:

1) el Estado se comprometerá adicionalmente a crear las condiciones para la protección de los datos personales y garantizar la seguridad de las personas y la sociedad, promoviendo la introducción de innovaciones en beneficio de los intereses comunes;

2) se enfatiza que Belarús excluye la agresión militar de su territorio contra otros estados;

3) la creación de un organismo permanente – la Asamblea Popular de Belarús (APB) el máximo órgano representativo de la democracia, en nombre de garantizar un sistema más eficaz de frenos y contrapesos entre los poderes del Estado. En particular, la APB estará dotado de las siguientes facultades:

  1. proponer reformas a la Constitución y la aprobación de otras leyes;
  2. proponer la celebración de un referéndum republicano;
  3. proponer una interpretación de la Constitución, así como controlar la constitucionalidad de las leyes y demás actos jurídicos normativos;
  4. considerar la cuestión de la legitimidad de las elecciones;
  5. tomar una decisión sobre la destitución del Presidente;
  6. introducir un estado de emergencia o ley marcial en caso de inacción del presidente en estos asuntos;
  7. formación de los Tribunales Constitucional y Supremo, la Comisión Electoral Central de la República de Belarús y otros asuntos.

Nota:

Dar estatus constitucional a la Asamblea Popular de Belarús es evidencia de la formación de un modelo original de democracia bielorrusa.

La APB es la encarnación de una profunda tradición histórica, a partir de Polotsk Veche, el Congreso de toda Belarús de 1917, la Asamblea Popular de Belarús Occidental en 1939.

El valor de la Asamblea como instrumento de democracia directa radica principalmente en brindar a los ciudadanos la oportunidad de discutir y tomar decisiones directamente sobre los temas más apremiantes de la vida del Estado y la sociedad.

La primera Asamblea del Pueblo de Belarús se celebró en 1996, y fue su celebración lo que permitió consolidar la sociedad, consolidar los principios básicos de un estado belaruso soberano, lo que aseguró el posterior desarrollo exitoso del país. Luego se realizaron los foros en 2001, 2006, 2010, 2016 y 2021.

4) endurecimiento de los requisitos para los candidatos a la presidencia de Belarús: la edad aumenta al menos 40 años, el período de residencia permanente en el país antes de las elecciones aumenta de 10 a 20 años, la prohibición de la ciudadanía extranjera o un permiso de residencia extranjero;

5) limitación hasta dos mandatos de presidencia;

6) simplificación del destitución de presidente (una nueva base: una violación sistemática o grave de la Constitución), así como otorgar a los ciudadanos el derecho a iniciar este procedimiento (al menos 150 mil personas);

7) la abolición del decreto presidencial como tipo de acto jurídico reglamentario. La regulación jurídica de las relaciones sociales más importantes se hará exclusivamente por leyes.

8) cambio en el funcionamiento del Parlamento: se establece un mandato de cinco años para los parlamentarios, y se prevé una sesión larga de trabajo del Parlamento, en lugar de dos breves.

9) imposición al Presidente de la Cámara Alta del Parlamento – Consejo de la República – las facultades del Presidente en caso de vacante de este cargo, lo que permitirá mantener la estabilidad y controlabilidad en situaciones de emergencia para el país.

10) eliminación de algunas restricciones de los derechos electorales de los ciudadanos. En particular, el derecho a participar en las elecciones también se otorgará a los ciudadanos respecto de los cuales se haya optado por una medida preventiva: la detención.

11) un aumento significativo en el estatus e importancia del órgano de justicia constitucional – la Corte Constitucional, cuyas competencias también incluirán las siguientes cuestiones:

– verificación de la constitucionalidad de las cuestiones sometidas al referéndum republicano;

– evaluación de la constitucionalidad de la celebración de elecciones para Presidente y Parlamento;

– sacar conclusiones sobre la existencia de hechos de violación sistemática o grave de la Constitución por parte del Presidente;

12) otras preguntas.

Las enmiendas a la Constitución antes mencionadas sometidas a referéndum son solo el primer paso en el proceso de reforma del sistema estatal y un indicador importante de la existencia de un diálogo entre el estado y el pueblo de Belarús. Y lo más importante, este diálogo lo inicia el Estado.

 

2 Comentarios

  1. Mis respetos al gobierno de Belarus, la resistencia española y europea debe tener aliados ( como en cualquier guerra) y este pais y su gobierno mas haya de sus defectos que pueda tener es un aliado contra la mafia Covidista .Mis respetos al presidente Alexander Lukashenko

Comments are closed.