Aunque parezca que llevan entre nosotros toda la vida, la realidad es que los brebajes experimentales se empezaron a inocular hace tan solo un año. Y en ese año escaso, lo único que se ha demostrado es que no son más que una estafa, pero no solo económica, peor aún, una estafa criminal debido a las miles de desgracias que está provocando en muchos de aquellos que caen en la trampa.

Pero como parece que la gente traga con todo lo que le cuenten ahora medios, como el vendido InMundo, ya nos empieza a anunciar que esto de las inoculaciones parece que no va a finalizar nunca. Y es que, según nos cuentan en un nuevo y falsario artículo: “La eficacia de la dosis de refuerzo de la vacuna disminuye a partir de las 10 semanas ante ómicron”.

Sí, han leído bien, la dosis de refuerzo tampoco sirve según un estudio sobre los riesgos de la nueva cepa elaborado por la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido. ¿Qué quiere decir esto? Pues que pretenden dejarnos los brazos como un colador y ya empiezan a advertirnos que una tercera tampoco será suficiente. ¿Y qué hacemos ahora? ¿Cuál será el límite? ¿Nos tendremos que inocular una vez al mes, a la semana, al día?

La tomadura de pelo está funcionando, es evidente. Todos hemos podido ver en estos días colas en las farmacias antes de Nochebuena para realizarse test de antígenos. La gente, en general, se ha apuntado a la histeria y la locura colectiva de una forma inimaginable hace tan solo unos meses. Tras ver estos comportamientos da toda la sensación que ese puede ser otro más de los muchos efectos secundarios que este potingue esté provocando entre la población.

Pero lo que todavía nos preocupa más es que no hay síntomas de que la cosa vaya a cambiar algún día. Los gobiernos y los medios, como este al que hacíamos mención, están haciendo un trabajo criminal que está consiguiendo un éxito que, muy probablemente, ni siquiera ellos contaran con él. Esto es tremendo.

 

6 Comentarios

  1. Y dar gracias a partidos como VOX que algunos todavia pretendeis votar que siguen con este cuento cuando la unica verdad es que todo es un fraude sanitario que es en lo que se basa todo esto pero nada seguir votandoles, seguir admirandoles, seguir pensando que solo queda VOX. Parece ser que no hay lideres en España capaces de tomar las riendas y lo peor la gente no es lider de si misma necesita a algún idiota que le diga lo que tiene que hacer.

  2. Pena de muerte para todos los ejecutores y colaboradores necesarios de este golpe de estado mundial y de este genocidio. Pena de muerte para todos ellos, no nos conformaremos con menos.

  3. Uno de Jansen

    Dos de Moderna

    Tres de Johnson

    Cuatro de Oxford,

    Cinco de Astra

    Seis de Sputnik

    Siete de Pfizer San Fermin.

    A la morgue hemos de ir
    Con mascarilla y un calcetín.

    • La realidad es tan difícil de creer que terminarán suplicando a los gobernantes que les sigan poniendo dosis para salvarles de este mal…y como no, la culpa siempre será nuestra.

  4. J.L. Sevillano tiene la hipótesis de que el aparato digestivo es posiblemente el que se encarga de fundir el grafeno, y que efectivamente no se acumula.

    Hay un médico por tuiter que está convencido de que el virus (para él es un virus) básicamente se replica en el intestino, e investiga mucho por esa línea. También se sabía que las personas con disbiosis intestinal eran las que peor pronóstico tenían en la enfermedad (la auténtica, no el saco sin fondo).

    Y me pregunto, desde la ignorancia, si no puede estar relacionado. Que lo que para el médico convencional es un virus haciendo el lío en el intestino sea el proceso de deshacerse del grafeno.

Comments are closed.