vergüenza

El próximo año por estas fechas se estará celebrando el Mundial de Fútbol de Qatar, una dictadura en la que los derechos fundamentales distan mucho de ser reconocidos a toda la población pero en la que se celebrará el Mundial de Fútbol porque el dinero manda y de eso andan sobrados los árabes cataríes. Una cita deportiva que se podría definir con una palabra: Vergüenza.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Vergüenza porque, como hemos dicho, en Qatar no se respetan los derechos humanos, un país en el que las mujeres son ciudadanas de segunda y donde, entre otras cosas, la homosexualidad está prohibida.

Y en relación a la homosexualidad es sobre lo que se ha manifestado el presidente del Comité Organizador del Mundial de Fútbol, diciendo lo siguiente: “La homosexualidad no está autorizada en el país. Así como respetamos las diferentes culturas, esperamos que respeten las nuestras”, añadiendo que les van a permitir asistir al Mundial pero que se eviten las “muestras de afecto en público”. Simplemente de vergüenza.

No entendemos como se va a celebrar el Mundial en este país, bueno sí lo entendemos, por el dinero, pero no se merecen que lo veamos, no se merecen que le dediquemos un minuto a este Mundial, un Mundial de vergüenza.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Hace mucho que la mafia en el fútbol es clara, Y el lobby LGTBI, ni que decir tiene, Así que, particularmente, me da exactamente igual unos y otros.

Comments are closed.