Cuántas más noticias conocemos acerca de las consecuencias de las políticas que se están aplicando con la excusa del virus, más nos preocupa el futuro inmediato de todos nosotros y sobre todo de los niños.

En una entrevista concedida al canal ‘The Nation Speaks‘ por parte del Dr. Mark McDonald, psiquiatra clínico para niños y adolescentes, este afirmaba, basándose en un estudio de la Universidad de Browns, que los confinamientos y las políticas de llevar mascarilla de una forma continua provocarán que vayamos a ver “una generación de niños que exhiban un coeficiente intelectual más bajo y signos de daño cerebral social”.

Además, McDonald declaraba que en ese mismo estudio se había encontrado con que “los niños nacidos durante la pandemia tienen un rendimiento verbal, motor y cognitivo general significativamente reducido en comparación con los niños nacidos antes de la pandemia”. Afirmaba, también, que “la privación general, del contacto social, de no poder ver caras, estar encerrado en casa todo el día, en realidad ha causado daño cerebral a los jóvenes”.

Como verán nos encontramos en una situación distópica en la que se han aplicado unos remedios que son mucho peores que la enfermedad, y eso si el virus existiera realmente. La triste realidad es que se está causando un gran daño psicológico a toda la sociedad y los grandes damnificados se encuentran en la parte más débil de la misma, en los niños y en los ancianos.

 

7 Comentarios

  1. Miles de ancianos asesinados, miles de negocios arruinados, millones de ciudadanos envenenados con premeditacion y alevosia por unos politicos, medicos, personal de enfermeria ASESINOS, dos estados de alarma declarados ILEGALES pero los asesinos siguen amparados por el silencio de una justicia ausente y con la participacion activa de todos los cuerpos policiales, un ejercito completamente alienado al servicio de la tirania, decenas de absurdas e inutiles normas, restricciones, toques de queda, mascarillas, distanciamiento social, promocion de la soledad y del suicidio que no tienen ni rigor cientifico ni excusa sanitaria alguna,; por lo que no se puede pedir nada mas que la pena de muerte para todos los ejecutores y colaboradores necesarios de este golpe de estado mundial y de este genocidio. Pena de muerte para todos ellos, no nos conformaremos con menos.
    Y que no escape ni uno. ¡NI UNO!

  2. De este modo,cuando crezcan votarán al PSOE y estarán enganchados a la TV.

    Se trata de atacar a los más débiles:a los ancianos y a los niños,que además son los más vulnerables.

  3. Hay cientos de estudios al respecto anteriores al Covid que lo confirman. Sin retroceder mucho en el tiempo podemos observar algunos de los muchos realizados con motivo del supuesto “cambio climático” donde se advierte que la falta de oxigenación y el exceso de anhídrido carbónico, conocido en la modernidad y desde siempre por CO2, disminuía la actividad cerebral y la concentración de los alumnos.

    Algo que hasta el maestro mas ignorante debería conocer, pero en fin, estamos en el siglo XXI donde los imbéciles son novedad tecnológica.

    Vamos, resumiendo, que esto lo sabía el mas idiota de nuestros abuelos, y es quizás eso lo que se persigue, crear idiotas, fomentar las enfermedades y destruir las defensas naturales de cualquier chaval.

  4. Mas tontos que los padres que lo permiten, el grado de aborregamiento social ya está conseguido, lo que pretenden es que aumente la diferencia para facilitar que exista una “elite” no por su inteligencia innata, solo por tener una diferente educación, solo hay que ver que no es que tengamos precisamente una “elite” política que destaque por algo relacionado con la capacidad intelectual y la educación que dan a sus hijos, la meritocracia hace tiempo que pasó, solo hay que ver que se vive mejor de concejal que de investigador

Comments are closed.