Asociación Estadounidense del Corazón

La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) es la última víctima de las políticas de censura de Twitter, en esta oportunidad por una de sus publicaciones que analiza los efectos nocivos para el corazón de las vacunas COVID-19, según informa el digital ‘Vision Times’ en un artículo que puedes leer en este enlace.

[Ofertas de empleo publicadas por Gadisa]

Con sede en Dallas, Texas, AHA educa a las personas sobre problemas cardíacos y fue clasificada como la 22.° organización benéfica más grande en 2018 por la revista Forbes. Dada una posición tan prestigiosa, censurar el tweet de AHA ha tomado a muchos por sorpresa.

El 8 de noviembre, la AHA publicó un informe de investigación en su plataforma que investigaba los efectos de las vacunas de ARNm COVID-19 en el cuerpo. El estudio encontró que la vacuna aumenta «drásticamente» el riesgo de síndrome coronario agudo (SCA). El equipo de investigación había aplicado pruebas cardíacas para medir el riesgo de los pacientes de desarrollar un nuevo síndrome coronario agudo en cinco años. Como resultado encontraron un aumento de 14 puntos en dichos riesgos entre los pacientes.

“Llegamos a la conclusión de que las vacunas de ARNm aumentan drásticamente la inflamación en el endotelio y la infiltración de células T del músculo cardíaco y pueden explicar las observaciones de aumento de trombosis, miocardiopatía y otros eventos vasculares después de la vacunación”, afirma un resumen del estudio. Posteriormente, la AHA adjuntó una «expresión de preocupación» al estudio en el que la asociación advirtió que el informe potencialmente contiene errores.

AHA publicó un enlace al informe en su cuenta de Twitter. La compañía de medios sociales rápidamente tomó medidas enérgicas contra la publicación, mostrando un mensaje de advertencia a los usuarios que hacen clic en el enlace del estudio de que podría ser «inseguro» visitar el sitio web de la AHA. Estas designaciones generalmente se adjuntan solo a sitios web sospechosos que albergan malware y virus. Twitter había ampliado recientemente el ámbito de la designación a «contenido engañoso».

La última ofensiva contra la censura de Twitter se produce cuando su director ejecutivo, Jack Dorsey, dimitió de su cargo, lo que permitió al director de tecnología, Parag Agrawal, ascender como nuevo director ejecutivo.

Algunos temen que Agarwal pueda ser más pro-censura, dificultando las cosas a los usuarios de Twitter. En una entrevista con MIT Technology Review en noviembre del año pasado, Agrawal afirmó que una de las áreas donde se enfatiza el papel de Twitter es “quién puede ser escuchado” y cómo la plataforma recomienda contenido.

“Nuestro rol no es estar sujeto a la Primera Enmienda, pero nuestro rol es servir a una conversación pública saludable y nuestros movimientos reflejan cosas que creemos que conducen a una conversación pública más saludable. El tipo de cosas que hacemos al respecto es centrarnos menos en pensar en la libertad de expresión, sino en pensar en cómo han cambiado los tiempos”, dijo Agrawal.

4 Comentarios

  1. No entiendo que significa ese “adjunto de preocupación” indicando que el informe contenía errores. El informe, es bueno o no?

  2. “centrarnos menos en pensar en la libertad de expresión, sino en pensar en cómo han cambiado los tiempos”. No lo podía haber dicho más claro. La libertad de expresión es cosa del pasado. Una de esas zarandajas y tecnicismos de leguleyos que tanto les gusta a los fachas, ¿verdad? Cosas como “libertad”, “derechos”, “consentimiento informado”, “autonomía del paciente”, bah, ¿a quién le interesan todas esas antiguallas? Ahora lo que se lleva es la resiliencia inclusiva sostenible y cancelar los peligrosos mensajes de odio que osan decir algo distinto a la versión oficial verificada por verificadores independientes.

  3. No censuran nada eso es lo que hacen creer porque detrás de esta asociación esta la OMS y o casualidad detrás de la OMS los mismos de siempre como detrás de twitter etc.

Comments are closed.