Cuando me jubilé, no elegí el camino de “ir a ver obras de construcción” o jugar al dominó al bar de la esquina. Seguí adelante con mi búsqueda. Y aunque iba descubriendo permanentemente más luz, tomé conciencia de que siempre aparecían nuevos interrogantes, y eso me proporcionó cierta humildad para no creer que lo sé todo.

Mi vida es un aprendizaje, y durará lo que toque. La humildad adquirida me permite reconocer que toda esta “gran jugada” de las élites mi pilló con las defensas bajas; salí a aplaudir al balcón a las 8 y hasta me emocionaba pensar en la difícil labor de los sanitarios. Me duró poco más de una semana, pues instantáneamente ya estaba buscando información. Y el que busca, encuentra.

Y así es como llegué a ser minoría dentro de una minoría. O sea, un jubilado no inoculado (bonito para una rima, ¿no?). En mi barrio era fácil identificar a “ese señor mayor de la gorra que nunca usó mascarilla”.

Desde hace casi un año no discuto ni debato con nadie sobre la “crisis sanitaria”. Ante la pregunta “¿te vacunaste?” yo contesto: “¿tu te masturbas mucho?”…evidenciando que no se contestan cuestiones personales.

He adquirido ciertos hábitos. Por la mañana camino en un parque cercano, subo una escalera de cien  escalones y finalmente paro en un pequeño bar (con dueña respiracionista) normalmente dejando que el sol me abrace en la terraza mientras tomo un café y un chupito de orujo antes de comer.

Hace pocos días me vio una persona conocida con una FPP2 muy mona. Percibí que tenía ganas de hablar; lo invité a sentarse avisándole que si se sentía amenazado, podía ponerme una mascarilla el tiempo que dure la conversación (una de tela de sabana que me hizo una modista para entrar en el super); me dijo que no hacía falta porque estábamos sentados en una terraza (?????). Pronto me buscó la lengua. No recuerdo exactamente la primera pregunta, pero si que recuerdo que le dije que si quería hablar de ese tema “yo no hablaría de religión, sino de ciencia”.

– ¿Que pasa…ahora eres científico? – me espetó.
– No…pero me gusta estar bien informado.
– ¿Nunca te vi con mascarilla….eres negacionista?
– No, yo creo que si que hubo judíos muertos en el holocausto… – contesté.

– De lo del virus…coño!…es que nunca te vi con mascarilla…
– Es que no existen virus volando, y la única posibilidad de “infectarse” de algo es recibiendo estornudos o tos de una persona enferma a menos de un metro. Por cierto… tu estás sano, ¿no?

– ¿Si coño!…y además estoy inmunizado – me dijo con orgullo. ¿Pero de donde sacas tu eso? – preguntó con sonrisa socarrona.
– De la web del Ministerio de Sanidad – contesté suavemente.
– ¿O sea… tu eres de los que piensan que todos los que vamos con mascarilla somos gilipollas, no?

– Para nada. Pienso solamente que no se informaron suficiente. Los tejidos de las mascarillas son cien veces más grandes que el tamaño de cualquier virus.
– O sea lo que me estás diciendo es que los informativos mienten?
– Siento decirte que si.

– ¿Pero te vacunaste, no?

– ¿Tu te masturbas mucho?
………………………….

Creo que cuando se marchó él llegó a la conclusión (no verificada) de que no me había vacunado. Yo llegué a la conclusión de que este individuo (llamémosle Paco) se la casca más que los monos del zoo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

12 Comentarios

  1. Me grafeno a diario, me siento del mundo feliz y el soma.
    La masturbación es propia cuando se ve una foto del Begoño en los satánicos.

  2. Señor, sólo decirle que me maravillo ante su humildad, cuando dice que todo esto le sorprendió.
    Yo no aplaudí en el balcón, no, desperté cuando cancelaron el World Mobile de BCN. Ahí lo vi clarísimo todo.
    Lo mío es mas grave, pues soy Biólogo celular y trabajé algunos años en diversos proyectos y laboratorios. Lo dejé cuando me obligaron a irme al extranjero para continuar mi carrera. La ciencia, hoy día, es una casa de sombreros. Se trabaja de forma tan secreta que la mano derecha no sabe lo que hace la izquierda ¿Me entiende?.
    Cuando revisé todos los papers chinos sobre el SARS-CoV2, vi que todo es una monumental mentira regada con millones y millones de dólares. Todo está corrompido. No haga vd caso alguno ya, -y es triste-, a nauture, cience o the lancet… no, las vacas no prodrucen más metano que los lagos y la tierra, y además el CH4 y el CO2 son una ridiculez frente al efecto invernadero del H2O. TODO ES MENTIRA.

    • Hola Aggelos
      Soy más o menos de la quinta del que va a tomar un café y un chopito de orujo antes de comer en la terraza de un pequeño bar y, es más que posible, no tenga su humildad.
      Yo no aplaudí en el balcón en el primer arresto domiciliario masivo de la sociedad, pero sí salía para ver quién lo hacía. Para bien o para mal, esto no me pilló tan de sorpresa, tan solo sin saber exactamente de qué bicho se trataba –pensaba en un agente químico tipo “aceite de colza”-. Cuando murió Franco sentí que algo bueno nos dejaba, fui observando como gran parte de la sociedad se amoldaba a nueva normalidad al igual que yo –un católico de a pie- y presenciaba el lento derrumbe de España y la manifiesta contaminación en la Iglesia (jamás soporté a Tarancón y menos a la hiena terrorista de Setién). Vi en directo el escape en los Wartburg de los alemanes del este vía Austria, poco antes de la caída del muro de Berlin. El 11S fue un punto de inflexión para mí, agravado con el 11M y ya sucesivamente con el 7J que se añadía al montaje de la supuesta guerra contra el terrorismo. Lo mismo que aquí –en El Diestro- participaba en comentarios de las recién nacidas webs de diversa índole en la que soltábamos toda la metralla informativa en nuestro poder contra el montaje del 11S, 11M, fumigaciones, etc.
      Ahora estamos –en la fase final- en medio de una imposición de un pinchazo asesino del que aparentemente poca gente se da cuenta de la gravedad pues es pírrica su reacción. Me llama la atención que poco se relacione -por los más despiertos- los clanes Rothschild, Rockefeller, Gates,… con su adoración a Satanás. Y por ende el tema de DIOS. Realmente estamos asistiendo a una guerra de seres sobrenaturales por el DOMINIO y EXTERMINIO del género humano (utilizando como ejecutores a los sanguijuelas listillos históricos –los que vendieron su alma-) y muy pocas personas se dan cuenta. Hay algún que otro ser humano de los de verdad por su buen corazón como el Dr. JOSÉ LUIS SEVILLANO que afortunadamente ayudan y mucho en todas estas tinieblas a entender un poco por dónde van los tiros.
      Es cierto, el que busca encuentra. Pero para ello hay que empezar por uno mismo y tratar de ser honesto uno consigo mismo.
      Que la sociedad empiece a entender que, aparte de un cuerpo mortal, tenemos un alma que no se extingue, que es eterna. Se nos ha prometido por ÁQUEL, que fue crucificado por los deicidas, que nos resucitará. Esto es una prueba. Quién no entienda esto, no entiende nada de lo que está aconteciendo, ni conoce o mal interpreta la historia de la humanidad.
      Toda esta “nueva normalidad” lo llevan anunciando hace tiempo los deicidas y, por otra parte, DIOS dejó por escrito todo.
      Saludos

    • Apócrifo de Tomas
      62. “Ieoshúa ha dicho: Yo comunico mis misterios a quienes son dignos de mis misterios.
      No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace tu derecha.”
      ……………………………………………………………………………
      Solo un necio habla sin saber de que habla.
      Solo un sabio habla sabiendo lo que dice.

  3. ¡Un diez! Hacía tiempo que no me reía tanto. La mejor forma de llegar al destino es yendo por el camino más recto, incluso cuando se utiliza la palabra.

  4. Yo es que me quedé huérfano con nueve años y tuve que hacerme cargo de seis hermanos, a partir de ahí comencé a trampear a los adultos para que no metieran mano en mi familia. Si después de trabajar desde los doce años alguien viene a contarme una mentira, yo prefiero que se abstenga, da igual quien sea, de verdad, es tiempo perdido.

    Yo a veces pienso que la edad experimental del español medio no pasa de los cinco o seis años, la mental de tres, es como si no hubieran vivido nada. Hasta los fabricantes oficiales de trolas son idiotas.
    No es por ir de listo, pero me quedó asombrado que casi nadie se cuestione nada cuando la mentira y el peligro se adivinan desde lejos.

    • A lo largo de mi vida he podido comprobar que los españoles tardan entre tres y cuatro años como mínimo en darse cuenta de la realidad en la que viven, siempre lo hacen cuando es demasiado tarde para rectificar y lamentarse, y vuelven a caer en sopor de la nueva realidad.

      Aquellas imágenes de Wuhan eran como un cartel de campaña de Pedro Sánchez, contaban la mentira con total transparencia.

  5. Desgraciadamente, la lucidez que muestra este artículo es difícilísima de encontrar ya en nuestros días.

  6. Leo a este compañero menospreciando a sus compatriotas españoles. Y mírenme aquí, un mexicano que no puede dejar de leer esta página española. Debo decir de paso que la mayoría de los blogs e incluso los comentarios me parecen poeticos. Aunque por otro lado es una pena que tengamos que leer y opinar de un tema tan deprimente, tan preocupante. No os sintáis tan mal compañeros qué acá en Latinoamérica la ignorancia es mucho mayor, y la edad mental y experimental de la gente mucho menor. No por ello digo que acá la guerra sea peor, (pues Europa está siendo atacada salvajemente por todos los flancos) solo digo que a nivel cultural se sufre mucho mas. Muchas gracias compañero biólogo molecular por compartir su experiencia un saludo. La lucha sigue

  7. Agradezco un artículo tan directo y audad aunque algunas ” mentes superiores y más humildes” no sepan apreciarlo.
    Espero seguir viviendo para poder disfrutar de tus nuevos artículos compañero desconocido. Y te aplaudo desde mi rincón

Comments are closed.