Se llamaba Ambar Maite Catán, de 3 años de edad, y este es el testimonio de su madre, tras la muerte de su hija una vez fue inoculada contra el COVID-19.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

No tenemos más información que el vídeo que compartimos en este artículo un vídeo que demuestra la conmoción de una madre tras la mierte de su hija de tan solo 3 años de edad.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

9 Comentarios

  1. Es desgarrador…. Y siguen poniendolas cuando lo que se tendría que hacer es parar de una vez la vacunación; lo que demuestra las oscuras intenciones detrás de todo esto.
    No doy crédito… Fuerzas para esta madre y que vaya a por todas para que paguen esos malditos asesinos

  2. Si después de esta tragedia todavía eres el bozal es la proba irrefutable de que eres simplemente y llanamente imbécil, analfabeta y estúpido.. Es lo que hay.. La estupidez y la ignorancia mata señoras y señores..

  3. Si después de esta tragedia todavía llevas el bozal puesto es que eres simplemente, llanamente imbécil, analfabeta, paleto y estúpido todo junto.. Es lo que hay, o sea otra prueba más de que la estupidez junta con la ignorancia mata de verdad

  4. Políticos y sanitarios que ponen el veneno genético mortal, asesinos, asesinos, mataros vosotros cabrones y dejar a los niños y a los que no queremos recibir esa mierda en paZ.

Comments are closed.