Hace poco más de un mes, el gobierno de China decretó la prohibición de las criptomonedas en todas sus formas, tanto como herramienta para hacer negocios (firmas de exchange, fondos de inversión, etc), como para generar ingresos a través de estas, ya sea mediante la compra/venta o la minería.

Si bien esto significó un golpe importante para el mercado, lo cierto es que con el pasar de las semanas comenzamos a ver muchos más beneficiados que afectados. Esto se debe a que la prohibición llevó a que todo este capital migrara hacia distintas partes del mundo, comenzando a generar riquezas en un puñado de países.

Estados Unidos, la nueva capital del mercado

El principal beneficiado de esto fue Estados Unidos, que gracias a leyes mucho más enfocadas en la propiedad privada y la libertad empresarial, se habría convertido en el destino predilecto para las empresas que abandonaron China. El creciente número de empresas de criptomonedas que llegan al país norteamericano estarían haciendo que muchos lo denominen la nueva capital de las criptomonedas.

De acuerdo a distintos reportes, Texas sería la ciudad donde podríamos ver un incremento mayor en el número de proyectos relacionados a este mercado, ya que ha sido uno de los pocos estados en mantenerse actualizado en materia de leyes para la protección y el desarrollo de actividades derivadas de las criptomonedas.

Rusia y otros grandes beneficiados

Rusia, a pesar de que en algunas ocasiones se mostró reacia a las criptomonedas, se habría convertido en otro de los países beneficiados. Así lo afirma la empresa Moscú Bit Cluster, que luego de la prohibición recibió miles de máquinas diseñadas para la minería, incrementando el total a su disposición hasta los 200.000 computadores.

Países como Venezuela y Paraguay también decidieron invertir en la compra de maquinaría china, recibiendo 5.000 y 15.500 equipos respectivamente. Los bajos costos eléctricos, la inestabilidad económica y el uso de criptomonedas para escapar de sanciones financieras, han sido factores importantes para la adopción de estos activos en ambas naciones sudamericanas.

Beneficios para el mercado

La llegada de las criptomonedas a Estados Unidos, un país que se enfoca cada vez más en las iniciativas ambientalistas, puede servir para impulsar el desarrollo de tecnologías que limiten el impacto que tiene la minería de criptomonedas en el medio ambiente, logrando que cada vez más proyectos Blockchain adopten protocolos que mitiguen el gasto eléctrico.

El posicionamiento de estos activos en países con democracias dudosas, también puede ayudar a crear nuevas herramientas financieras que ayuden a las personas a escapar de los controles excesivos a los que puedan estar sujetos por parte de gobiernos autoritarios.

Por este motivo, muchas más personas estarían comenzando a invertir en criptomonedas, ya sea mediante exchanges, servicios de corretaje, e incluso bots de inversión. Estos últimos son populares debido a que solo se necesita un aporte inicial mínimo, con el bot llevando a cabo las inversiones de forma automatizada. En el caso del acceso a 1K daily profit, este pago inicial es inferior a los 300 euros.

Antes de invertir a través de plataformas virtuales, es recomendable leer reseñas en distintos sitios. Con hacer una búsqueda como “bitcoin era estafa” es posible saber si es un servicio que valga la pena. 

La prohibición de las criptomonedas en China ha sido positiva no solo para el desarrollo del mercado, sino también para la creación de nuevas iniciativas empresariales en todo el planeta. De cara a los próximos años podremos seguir viendo un mercado que se democratiza y posiciona de forma única en cada continente.