Unión

Llevamos unos años en los que nos hemos acostumbrado a que las cosas nos vengan hechas desde la Unión Europea, listas para recalentar en el microondas de los parlamentos nacionales y servir a los ciudadanos con un poco de pan –si puede ser ecológico, mejor-. La política agraria común inundo de subvenciones el campo español y los fondos de cohesión aminoraron miles de dramas familiares en el proceso de desindustrialización de nuestro continente. Pensaba Pedro Sánchez que en esta jugada de la luz sus socios europeos le iban a ayudar, cosa que no ha sido así, pero al menos le han dado una escusa -o un culpable- para tapar su responsabilidad.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

No nos engañemos, las instituciones europeas cuando conceden dinero suele ser para potenciar sus propios intereses, para poder llevar a cabo políticas que, de otra manera, no saldrían adelante. Las subvenciones a la agricultura sirvieron para potenciar aquellos sectores o aéreas geográficas prioritarias para las instituciones comunes, indemnizando a los perdedores con unas “migajas” que, con el tiempo, resultan insuficientes. Aunque parezca contradictorio, el declive del campo español es fruto de las maniobras que se realizaron en nuestra incorporación a la Comunidad Económica Europea y las importaciones masivas de productos de países terceros que el propio sistema fomenta. Las grandes multinacionales alimenticias presentes en Bruselas son las que maniobran en contra de los pequeños productores, abocados a desaparecer o vivir de unas subvenciones cada vez más raquíticas.

En el caso de las ayudas a la reconversión del sector industrial, para lo único que han servido es para “amortiguar” la salida de miles de factorías de nuestro territorio hacia China, convirtiendo los polígonos industriales de nuestras ciudades en auténticos eriales. De nuevo, son las grandes compañías las verdaderamente beneficiadas por estos movimientos mientras los ciudadanos, acabadas las subvenciones, vemos con se ha maniobrado en contra de nuestras posibilidades de empleabilidad a medio y largo plazo. Con esta cuestión de la luz pasa lo mismo, los representantes de las grandes eléctricas revolotean alrededor de las instituciones europeas imponiendo sus intereses corporativos por encima de las utilidades de los ciudadanos.

De eso va la Unión Europea, de permitir a las elites mundiales tomar decisiones que beneficien sus negocios e imponerlas de manera más directa y sin controles democráticos a todos los individuos.

¿Alguien esperaba que los políticos fueran a bajar el recibo de la luz en contra del lobby eléctrico que presiona a diario a comisarios y parlamentarios europeos en sus despachos de Bruselas?

*Un artículo de David Pasarin-Gegunde, que  acaba de publicar el libro “Abajo la Modernidad” (Ultima libris 2021)

4 Comentarios

  1. Hoy con todo lo que estamos viendo y viviendo se entiende mejor por que razon lo de los ingleses y su brexit y tambien se entiende mejor todo aquello que decia un tal Nigel farage sobre que la UE se estaba convirtiendo en una dictadura. Aunque con esto de la religion de los covimongers a los hijos de la gran bretaña tambien les esta afectando.

  2. España quiere ser europea. Hagamos bien las cosas.
    Ciérrame ese astillero, liquida esa fundición, elimina esas minas, acaba con ese fabricante de camiones, con ese de motos, derrama leche, arranca viñedos, no pongas tanto cereal, quítame esas naranjas, reduce esto, limita lo otro, no toques lo de más allá. Y empieza a pagar IVA y pon el euro. Un euro = 166 pesetas, y recuerda redondear siempre a la unidad superior.

    Qué pobretón te estás quedando, cuánto paro, menuda caída libre en el informe PISA. Malditos PIGS, son una lacra. Menos mal que me tienes a mí. Te voy a mandar alguna limosna (la sacaré del IVA de tus habitantes, y de la maquinita de imprimir) pero alguna contraprestación me tendrás que dar. Regálame tus aguas, y tus vientos generadores de electricidad. Que por supuesto tendrás que pagar, al precio que yo te diga, más IVA. Te enviaré dinero, pero a través de vuestras instituciones, evitemos que pueda llegar directamente a las personas, que lo gastarán en estupideces como buena alimentación o clases para sus hijos, y no en autovías a ningún sitio, aeropuertos fantasma o cursos fantasma, a los que será tan fácil pegar mordidas de tiburón.

    Ah, deja tus fronteras abiertas. Que no vea yo tus franquistas guardias civiles vuelven a defenderse de los africanos que huyen del hambre y la guerra lanzando cristales y cuchillos o embistiendo con coches, porque te montaré un pollo en nuestras distinguidas y exquisitas instituciones y te sancionaré, por salvaje y xenófobo.

    Tráeme tus causas judiciales, tengo que revisarlas, que ya sabemos que los PIGS son unos bárbaros cavernícolas que no saben ni juzgar. ¡¡Pero por favor!! ¿Qué hacen todos esos etarras, violadores y asesinos en las cárceles? ¡Libérenlos de inmediato!! ¡Y dénles una indemnización! Envíenos a los políticos regionales que se orinaron en la Constitución, para que sean libres en un país libre. Nosotros cuidaremos de ellos, como ya cuidamos de los incomprendidos etarras cuando tenían que huir tras asesinar a sus opresores.

    Qué poco producen ustedes, cada día más vagos. Vamos a firmar acuerdos con Mercosur para el suministro de carne argentina (nos hemos cansado de la de Ávila y la gallega, además pronto tendrán ustedes que comer langostas -insecto, no marisco- y lombrices, y carne de impresora, que ya lo hemos aprobado; con unas pequeñas granjas ecológicas para nosotros los jefes será suficiente y sostenible), y vamos a traer la producción agrícola marroquí y sudafricana. No importa que ellos utilicen los productos que a ustedes les prohibimos usar. Es por salud e inclusividad, ya sabe.

    Menos mal que su juventud ya ha comprendido que sin Europa estarían pasando hambre y vestidos con harapos. ¡Adoro su gratitud cuando les veo comentar esto por las redes y en persona, cada día con peor ortografía y mayor niebla mental producida por las drogas y los botellones!

    ¡Felices Fiestas! (abandonen de una vez sus ofensivas alusiones a la navidad)

    ……….

    Europa es BASURA.

    • Tremendo comentario, pero discrepo en que Europa no es Basura, nos ha tratado como tal, es una estafa o timo, una evolución del timo de la estampita (Euro) a nivel de estado, se juntan varios compinches, buscan a un “espabilado”, le muestran como hay un “tontito” con un fajo de billetes y que actuando todos, poniendo el espabilado sus recursos, como supuestamente hacen los compinches, se quedan con el fajo a repartir, y el fajo solo tiene la cara visible con valor, en el interior está la estafa, el reparto de lo sacado al “espabilado”, entre los compinches, básico pero funciona en cualquier escala.

Comments are closed.