Primer Ministro

Jacinda Ardern, la Primer Ministro progresista de Nueva Zelanda, ha hablado muy claro, al decir que el programa de vacunación no va a terminar, debido a la necesidad constante de refuerzos, así lo informa el digital ‘The Last Refuge’.

[Nuevas ofertas de empleo publicadas por Angulas Aguinaga]

En la noticia, que puedes leer en este enlace, se explica que la Primer Ministro de Nueva Zelanda aparece ante la cámara para decir que nunca habrá un punto final para los objetivos en torno al SARS-CoV-2, incluida la necesidad de una serie interminable de golpes de refuerzo que requerirán la aplicación del gobierno. Así lo explica en el vídeo que se incluye en el citado artículo.

Y es que el progresismo mundial, los de la Agenda 2030, han logrado la panacea, controlar a la población con una excusa, la del miedo a un virus, la del miedo a contraer una enfermedad, y así, con esa excusa, tenernos a su merced, con confinamientos, controles de la población y vacunaciones constantes.

Muchos pueden pensar que este planteamiento es una locura, pero como hemos dicho esta situación es la deseada por cualquier gobernante progresista, tener controlada a la población y si es con la excusa de un virus, pues bendita sea.

10 Comentarios

  1. El plan del NOM está condenado a fracasar, como cualquier utopía. Las utopías no pueden darse en la naturaleza, y menos metiendo las pezuñas en el ADN. Eso sí, en el intento habrán provocado una destrucción y muerte sin precedentes (ahora las ratas mayores han ido a bunkerizarse a la Antártida, no quiero ni pensar qué traman).

    Algunos de los que van a favorecer el fracaso son esta tía, que está disfrutando demasiado con el tema y va a escamar incluso a los más burros antes de tiempo, o la pachorra negligente y la vagancia de Sánchez y el funcionariado español, que también está trastocando los tiempos.

  2. Si existe algún tipo de karma, némesis, divina providencia o similar en este mundo, llegará el día en que la eterna y sádica sonrisa de caballo de esta auténtica psicópata se trueque en una mueca compungida. De nada le valdrá entonces alegar “yo no sabía nada”, ni podrá acogerse al consabido “yo solo cumplía órdenes”, puesto que, en este caso, las órdenes públicas las da ella. Por el bien de la humanidad, espero que ese día llegue pronto.

  3. Que es un genocidio planificado se sabe desde hace tiempo. Que no les va a bastar y tratarán de arrebatarle a todo el mundo su dinero y propiedades (dicho por Mike Yeadon, vinculado a Pfizer) es lo que está por venir y ahí ya saltará todo el mundo a por sus cráneos. Estos hijos de perra es exactamente lo que buscan, un enfrentamiento directo, pero llevan las de perder, numéricamente no tienen nada que hacer y solo bastaría con paralizar los países, negarse a obedecer y salir en masa a la calle para que estos mierdas se cagasen en los dodotis y nos dejasen en paz de una vez.

  4. Algunos piensan, y afirman, que los borregos van a acabar despertando, de una hostia eso si, pero no de una hostia literal de esa que se da con la mano abierta, sino de la hostia que les va a dar la realidad cuando empiecen a ver ya en su entorno caer a padres, madres, hijos, esposas, esposos, amigos…gente que conocen y no gente de la que leen. Pero eso es porque no conocen al subnormal de mi cuñado, ese no va a despertar aunque mañana le dijeran que le queda una semana de vida por culpa de esa tercera dosis que se metio el pasado 3 de diciembre. Pero no va a despertar ese subnormal ni ningun otro porque para que eso ocurra solo haria falta una cosa, que los terroristas de la informacion, esos medios asesinos desaparezcan y sus presentadores y periodistas acaben todos colgando de un arbol.
    Hasta que lo medios no sean destruidos, y los propagadores de esta mentira no acaben colgando de una soga o en prision de por vida, los borregos encontraran siempre una justificacion a su muerte planificada.

    • Si mañana en la tele dicen que el 80% de los vacunados han muerto pero que nadie se preocupe, que la culpa es del cambio climático y lo que hay que hacer es vacunarse más, los borregos que queden irán a vacunarse más. Esto es impepinable. Y si pasado mañana cambian las tornas y en la tele dicen que todo era una farsa, los tragacionistas de hoy saldrán diciendo cosas como “no, si yo ya lo sabía” y “yo nunca estuve a favor de esto”. Hay que hacerse a la idea de que así es la realidad que nos ha tocado vivir.

    • 100% de acuerdo.
      La Mentira hechizante de los medios es la clave de todo, y se basa en ese porcentaje natural de personas masa programados para creer y obedecer.

  5. Dña. Jacinda. No hay más que ver esa cara de puta psicópata que tiene. Por lo demás me parecen cojonudos sus programas de envenenamiento y estabulación de los seres humanos, yo estoy esperando que vengan a por mí, no le tengo miedo a la muerte, pero el que venga a por mí más le vale que tampoco tenga miedo a morir. Esta guerra acaba de empezar y todos estos genocidas no creo que tengan nada claro el final.

  6. Que estamos siendo ¿GOBERNADOS? por psicopatas, sinverguenzas traidores, ladrones,.. es algo que ya, a nadie se le escapa (alguien con al menos dos dedos de frente).

    Pero como miñones satánicos y, haciendole los honores a su señor, toda esta basura encarnada en seres humanos, juega con lo andrógino y asexual.

    Obama, Gates & Melinda, el Fraudillo y su parient@,…

    Si quieren reirse un rato busquen bajo el nombre de este “TIPO” y añadenle “TRANNY

    Como por ejemplo:
    https://www.youtube.com/watch?v=4644RVI9Fd8
    Valla paquete que gasta “EL MOZ@”

  7. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, afirma que el programa de vacunación no va a terminar nunca.

    El monarca Luis XVI seguro que afirmaba, en su momento, que moriría reinando sobre el trono, como buen rey absolutista amante de su pueblo.

    Sin embargo, su reinado terminó abruptamente al rodar su cabeza dentro de una cesta una vez separada del cuerpo. Qué cosas.

    Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes, Jacinda.

Comments are closed.